Asteroides y diamantes

Como ya sabréis, un meteorito ha caído sobre Rusia y me ha recordado una historia que leí hace un tiempo. 
Pero primero, hablemos de actualidad. 
Esta madrugada, un meteorito ha entrado en la atmósfera y ha provocado daños las poblaciones rusas  de Cheliabinsk, Sverdlovs y Tyumen

Fuente: BBC.
Casi un millar de personas han resultado heridas, pero no a causa de una lluvia de roca fundida al estilo Hollywood, sino porque el meteorito ha explotado en el aire y la onda expansiva generada ha reventado todos los cristales que ha encontrado en su camino, que luego han caído a la calle, concretamente sobre las cabezas de los que paseaban tranquilamente bajo las ventanas.



Cómo no, he visto que en las redes sociales la gente empezaba a sacar sus teorías (probablemente, ni siquiera eran propias).

Hay quién dice que el meteorito fue interceptado por el sistema de defensa anti-misiles ruso, cosa  que dudo, dado que esta mole de 10 toneladas se movía a 54.000 km/h. Un misil intercontinental tiene suerte si pasa de 2.500 km/h. 

No soy un experto, pero yo lo descartaría.

Otros argumentan que esto no era más que la carta de presentación de un asteroide más grande, 2012 DA14 (que, por cierto, fue descubierto por un equipo amateur español), que pasará muy cerca de la Tierra esta noche, y que ahora viene le gordo. Dos cosas:

– El asteroide viene en dirección opuesta a la que ha caído el meteorito ruso.
– La órbita del asteroide lleva tiempo siguiéndose y se conoce muy bien. Todo indica a que no va a impactar contra nosotros.
EN EL HIPOTÉTICO CASO, que no es el nuestro, de que impactara, es un cuerpo muy pequeño. Mide unos 50 metros de diámetro. Me suena que hace algunos años ya pasó algo parecido con uno más grande, y no hizo más que desintegrarse en la atmósfera. Cuando encuentre algo lo actualizaré, pero ahora tengo prisa porque me van a cerrar el supermercado.

Así que nadie se preocupe, podemos posponer el sacrificio de Bruce Willis unos años más.
Si queréis seguir en directo el paso del asteroide, la NASA lo ha montado para que podáis verlo aquí.

Y la noticia de la que hablaba al principio.

Hace 35 millones de años, un asteroide de verdad impactó al noreste de lo que ahora es Rusia (a saber en aquella época cómo estaban distribuidos los continentes) y el impacto generó un cráter de casi 100 kilómetros de diámetro al que, millones de años después, los rusos llamaron Popigai. Muy mal.

Normalmente, las historias de asteroides terminan así y volvemos a Facebook a ver si durante el minuto que llevamos leyendo ha pasado algo importante. Pero esta es diferente.

Al parecer, el meteorito se estrelló contra un yacimiento de grafito, por lo que el calor y la presión desatados durante el impacto convirtieron grandes cantidades de carbono en diamante. En otra entrada ya hablamos de las diferentes estructuras que puede adoptar el carbono

En fin, que esos diamantes no se han movido del sitio y han permanecido en el mismo lugar durante todos esos millones de años, hasta que un grupo de geólogos rusos lo descubrió en los años 70 y lo archivaron automáticamente como secreto de estado. Recientemente, estos archivos han salido a la luz y Rusia no hace más que chulear porque dicen que pueden abastecer ellos solitos el mercado de diamantes durante 3.000 años.

Teniendo en cuenta que un quilate (o 200 miligramos, hablamos del tema aquí) suele valer alrededor de 2.000$, y teniendo en cuenta que los cálculos apuntan a que en el cráter hay varios billones de quilates enterrados, podemos imaginar cómo crecerá el PIB de Rusia cuando empiece a explotarlo en serio.

Aunque deberían habérselo callado, porque encontrar unas reservas tan grandes no hará más que abaratar los diamantes, ¿no?

Lo siento, tampoco soy economista.

3 pensamientos en “Asteroides y diamantes”

  1. Un gran artículo, no conocía su web, hoy durante la mañana, haciendo un “recorrido” (se me antoja, a mí, más idóneo que zapping), por los canales de televisión, aburrido y sin un objetivo concreto en mi búsqueda; hizo el azar que en la 2 de Tve, estuvieran hablando de su blog en lo que parecía haber sido una entrevista, sobre ciencia. Se encendió mi curiosidad e inmediatamente me he puesto a buscar hasta hallar este blog.

    Tras leer un artículo y ahora éste, he de reconocer que merece usted la nota máxima, sin ningún genero de dudas. Créame si le digo que no son lisonjas, para atraer su atención, no; se trata de una apreciación sincera. Su blog pone el contrapunto a la enorme cantidad de basura que circula por internet. A cualquiera se le podría ocurrir decir que Ceres, no es un planeta enano, ni tampoco un asteroide enorme y, confunidr diciendo que es una nave espacial de extraterrestres y que los puntos brillantes son los “fuegos” de los que —según las antiguas escrituras—, de los carros en los Matusalen desapareció…

    En relación con los diamantes, está usted en lo cierto la noticia o rumor de la existencia de tales yacimientos rusos, haría bajar el precio del diamante, como el sistema de fracturación rocosa empleado en la extracción de petróleo al que también, nuestra falta de interés por el idioma ha denominado “franking” ha hecho bajar el precio del petroleo… Quizás no ocurra esto en los mercados financieros –de los que algo, muy poco, se—, con los diamantes rusos, debido a que su coste de extracción resultase tan elevado que no resulte una posibilidad industrial viable.

    Enhorabuena por su blog, y sin otra cuestión que comentar, deseo significarle el testimonio de mi consideración más alta y distinguida.

    Atentamente,

    E. Álvarez

Deja un comentario