¿Qué es un agujero de gusano?

Desde las primeras películas y novelas de ciencia ficción se han imaginado portales capaces de transportar instantáneamente a los seres humanos desde nuestro mundo con alguna remota parte del universo o, incluso, con un universo completamente distinto. En teoría esto sería posible gracias los llamados agujeros de gusano.

Espera, espera, ¿hay una base científica para creer esto, o es sólo un invento que no se sostiene por ningún lado?

Los agujeros de gusano derivan de las ecuaciones de la relatividad general de Einstein, que básicamente dicen que el espacio-tiempo puede representarse como una malla elástica y cualquier objeto con masa que descanse sobre ella (planetas, estrellas, galaxias…) la perturbará formando una depresión. El tamaño y la profundidad de la depresión variará según la masa del objeto que descanse sobre la malla y todo lo que pase a través de la zona distorsionada será susceptible de caer hacia el interior, a menos que lleve suficiente velocidad como para quedar atrapado dando vueltas en círculos alrededor de ella. En la vida real, esto se manifiesta como la fuerza gravitatoria.

Seguramente hayas visto alguna vez un gráfico por el estilo. Representa el sol hundiendo el tejido espacio temporal y la Tierra atrapada en la depresión dando vueltas.

En realidad, más que una malla plana sería un entramado tridimensional, y la perturbación se daría en una cuarta dimensión, pero eso no hay manera de visualizarlo.

Total, que, en teoría, si el tejido del espacio y el tiempo se puede deformar, deberíamos poder idear una manera de manipularlo que no consista en acumular un montón de materia hasta que se hunda.

Ese es el principio de uno de los dos tipos de agujero de gusano teorizados, los puentes de Einstein-Rosen, que son portales capaces de unir dos puntos muy distantes del universo. Esta analogía puede ayudar a comprender el fenómeno.

 

Básicamente, este tipo de agujero de gusano es capaz de unir de manera instantánea dos puntos distantes: distorsionando el propio espacio entre el lugar de destino y el de llegada, acercándolos y creando un “atajo” por en medio.

Atajo entre la Tierra y la estrella Sirio, doblando los 90 billones de kilómetros  que nos separan (en la imagen son “trillones” americanos) para formar un atajo en medio a través del hiperespacio.

Pero hay otro tipo de portal de ciencia-ficción que nos puede llevar fuera de nuestro propio universo, los llamados “agujeros de gusano de Schwarzschild“, basados en la teoría de que existen infinitas realidades paralelas, algunas muy parecidas a la nuestra y otras radicalmente diferentes.

¡Exijo saber en qué está basado esto!

¡Por supuesto! La teoría de las infinitas realidades está basada en la mecánica cuántica aplicada al mundo real. No os asustéis, si no lo sabíais ya, ahora vais a entender de una vez por todas lo que es la mecánica cuántica.

La mecánica cuántica estudia cómo se comportan las cosas a nivel subatómico.

A esas escalas, nada tiene sentido: las partículas aparecen y desaparecen sin motivo alguno, el efecto puede preceder a la causa o las cosas pueden estar en dos sitios a la vez, así que la única manera de poder predecir, más o menos, cómo se va a comportar algo a estos niveles, es mediante el estudio estadístico.

Es decir, una partícula no estará en un sitio u otro, sino que tiene una probabilidad de estar en un punto y otra de estar en otro lugar. En el momento en el que intentemos observar la partícula (y, por observar, me refiero a enviarle un rayo de luz para que interaccione con ella y nos devuelva información), será cuando colapsemos esta función estadística y la observemos en un punto o en otro pero, mientras esta partícula no sea observada, el planteamiento que se hace con la mecánica cuántica es que deberá existir en todos los puntos posibles a la vez.

Esto, en la realidad cotidiana (es una comparación teórica, la mecánica cuántica no tiene validez fuera del nivel subatómico), se traduce de la siguiente manera.

Imagina que tienes un dado y lo lanzas. Hasta ahí no hay problema. El resultado es, por ejemplo, un 3. Tú observas tu número y parece que ahí ha quedado la cosa pero, aplicando la mecánica cuántica, lo que ha pasado en ese momento es un poco más raro.

Al tirar el dado, el universo se ha dividido en 6 realidades diferentes, una para cada posible resultado del dado y cada realidad se desarrollará paralelamente a las demás, en consecuencia del resultado obtenido.

Se me da muy mal alinear puntos.

Extrapolando este fenómeno de los dados al mundo subatómico, cada vez que una partícula tiene más de una opción de existir, el universo se dividiría en dos. Es decir, que desde el inicio del Big Bang, cada vez que una partícula ha tenido la oportunidad de adoptar varios estados diferentes, el universo se ha dividido en varias realidades, donde en cada una la partícula sigue una de las opciones disponibles. A su vez, en estos nuevos universos ocurre lo mismo, lo que da lugar a otra rama de universos.

Teniendo en cuanta el número desorbitado de interacciones entre partículas que ocurren cada segundo, la cantidad inimaginable de partículas que existen y los casi 14.000 millones de años que han pasado desde entonces, podría considerarse que el número de realidades paralelas existentes es infinito.

¿Y cómo se podría acceder de una realidad a otra? 

“Fácil”, haciendo un túnel que las una las dos, un agujero de gusano de Schwartzschild.

¿Y cómo fabricaríamos este túnel? 

No tenemos ni la más remota idea y necesitaremos muchísimos avances técnicos para llegar a dominar esta tecnología.

17 pensamientos en “¿Qué es un agujero de gusano?”

    1. Para entender esto de la realidad cuántica,hay que poseer una mente cuántica.
      San juan de la Cruz en sus poesías;en una de ellas dice:”Entreme donde no supe y quedeme no sabiendo toda ciencia trascendiendo.Yo no supe donde entraba pero cuando allí me vi,grandes cosas entendí que me quede no sabiendo toda ciencia trascendiendo.
      ..El que se deje llevar por un saber no sabiendo ira siempre trascendiendo.

  1. Yo creo que los agujeros de gusano de Schwarzschild, puedne ser tambien un Agujero negro, que en la otra realidad seria un agujero blanco, que Einstein formulo en una de sus teorias, por lo tanto, seria que un agujero negro y un agujero blanco es basciamente un agujero de gusano que conecta dos realidades, ya que la inmensa gravedad de un agujero negro rompe esa tela de espacio tiempo (horizonte de eventos/singularuda espaciotemporal) y talvez permitiendo llegar a otra tela de espacio tiempo a traves de un agujero blanco y un puente de Einstein – Rosen es cuando se conecta dos lugares de la misma tela de espacio tiempo… bueno eso pienso yo XD

    1. Quizás ni existe el blanco en otro universo ni los colores que conocemos, ni las mismas partículas ni el electrón ni el pronto, ni nada xDDDDDDDD! Un mundo con otra composición subatómica xDDDDDDD

    2. Yo tamb creo que los agjeros de gusano son agujeros negros expandidos y que los agujeros blancos son la salida de los negros.. pero que no te llevan a otra parte del universo .. sino a otro mundo paralelo…muy confuso..muy muy confuso no crees?

  2. si los átomos no se “posicionan” hasta que hay un observador…pero el resto de posibilidades siguen su curso (?)…quizá nuestra realidad es la que es sólo porque estamos aquí para observarla (tener conciencia de ella)…algo así como el sonido del árbol que cae en un bosque solitario…sin observador …emite ondas…pero no “sonido” como tal??? es algo así?
    Podríamos construir un túnel agujero de gusano con nuestra conciencia (cambiando al observador)??
    Supongo que son preguntas tontas pero ahí van…gracias por este sitio, me encanta!

  3. si una partícula no tiene conciencia de como puede transportarse de un lugar a otro, no seria mas factible, decir que, esa partícula es atraída por una fuerza mayor, que obliga a esa partícula cambiar de realidad o de dimensión. Si ese fuera el caso no seria mas fácil inventar un instrumento que obligue a esa partícula mantenerse en esta dimensión provocando que la fuerza mayor ( la que cambia la partícula de dimensión ) aumente su fuerza de atracción a esa partícula y que incluso pueda mostrarse con claridad el efecto de alteración que transporta esa partícula al otro universo

  4. ¿Con colores quizás? He pensado un ratito sobre lo de representar más dimensiones . Un color se compone de tres parámetros. Si a un punto del espacio tridimensional le definimos un color, podemos representar con dicho color cambios en un segundo espacio y obtendríamos visualmente la posición tridimensional de un punto así como su deformación por la gravedad. Habría limitación de valores por la gama de colores que podemos representar pero ajustando la escala se podría quizás hacer un modelo.

    Se me va la olla pero me parecía una idea curiosa. Un saludo y gracias por tu blog. ¡Buen trabajo!

  5. ¿Porque por el hecho de que una particula tenga N probabilidades de estar en una posición, y de que no podamos saberlo, saltamos a la conclusión de que eso implica que la particula esta de hecho en todas las posiciones a la vez -y que por ende hay realidades paralelas coexistiendo-? No entiendo como del primer argumento (que es logico) se salta al segundo.

Deja un comentario