Ornitorrincos

El ornitorrinco es un animal extraño, de eso no cabe duda. Su equivalente en comida sería una especie de tortilla de domingo a la que echas las sobras de la semana.
Crédito, aquí.
Lo más seguro es que hayáis escuchado ya cosas raras sobre este animal pero, probablemente, hay más chicha que sacar de este tema de la que pensáis .
En primer lugar, pese a cazar y pasar una parte considerable de su vida en el agua, los ornitorrincos tienen un pelaje muy denso. ¡Hasta ahí bien, no pasa nada! Otros mamíferos, como las nutrias y los castores, también tienen pelaje y se pasan el día en el agua. Eso sí, su pelaje entra conflicto con el hecho de que los ornitorrincos ponen huevos.

¡Un momento!¿Cómo que ponen huevos? ¿Los ornitorrincos no son mamíferos? 
Algo así. Los ornitorrincos tienen glándulas mamarias, aunque un poco diferentes al resto de los mamíferos: tienen una especie de aureolas sin pezón por las que lactan y dan de comer a sus crías. Ej.
¿Si dan de mamar a sus hijos pero ponen huevos, entonces qué son?
Tal y como suena, son mamíferos ponedores de huevos, cuya orden recibe el nombre científico de monotremas y está compuesta por sólo cuatro especies, tres de ellas son géneros de un animal llamado equidna (que come hormigas, pese a no estar más emparentado genéticamente con el oso hormiguero que con cualquier otro mamífero) que vive en Australia y Nueva Guinea, y el cuarto componente es el ornitorrinco.  
Los monotremas, el cubo de las sobras de la genética.  Crédito, aquí.
Los huevos que ponen los ornitorrincos no son rígidos y duros como los de las aves, si no que tienen un tacto como de cuero, parecido al de los huevos de reptil (bromas a parte). Pero la cosa aún se vuelve más rara: cuando los bebés ornitorrinco salen del huevo, aún no son fetos que no han terminado completamente su desarrollo.
Otra característica que desconcierta a los genetistas es que 
las crías son tan feos como las pájaro**.
Como ocurre con los canguros, que terminan de madurar en la bolsa de su madre, en su estado semi-fetal, los ornitorrincos terminan de desarrollarse completamente en la guarida subterránea que sus progenitores cavan con sus propias garras… Que a su vez tienen membranas entre los dedos para nadar. 
Además de tener garras unidas por membranas, como las aves acuáticas, los ornitorrincos guardan otra sorpresa en sus extremidades: los machos secretan veneno suficiente a través de unas espuelas en sus patas traseras (un cóctel de hasta 19 sustancias tóxicas diferentes) como para matar a un perro o dejar a un humano hecho un desastre unos cuantos días. Análisis genéticos han encontrado que esta capacidad proviene una variación de los genes de reptil única en el ornitorrinco.
Crédito, aquí.
Dejando en paz sus garras y volviendo a su cabeza, los ojos del ornitorrinco también son algo extraño. Mientras su distribución de conos y bastones (para saber de qué estamos hablando, échale un ojo a esta entrada) es similar a la de otros mamíferos, sus retinas tienen un rollo de “dobles conos” que no se encuentra en otros mamíferos o marsupiales. Para complicar más las cosas, sus ojos tienen un cartílago protector parecido al de los anfibios o los tiburones.
Y, ya que hablamos de animales marinos, los ornitorrincos tienen un sexto sentido, la electrorecepción, algo que usan, por ejemplo, las anguilas. Esta habilidad, que suena a superpoder, sólo significa que su piel tiene receptores que le permiten notar pequeñísimos cambios en el campo eléctrico del agua producidos por el movimiento de los peces, lo que le permite cazar de noche.
Creo que el ornitorrinco ya no puede sorprenderme más…
Crees mal, amigo. Supongo que sabes que el género de los humanos (o los mamíferos en general) viene determinado por cómo están emparejados sus cromosomas. En nuestro caso, el cromosoma X es el femenino y el Y es el masculino, por lo que si tienes cromosomas XX serás una mujer o, si eres XY, serás un hombre.
Las aves, en cambio, aunque siguen el mismo sistema, tienen cromosomas W y Z. Los machos son ZZ y las hembras ZW.
¿Y los ornitorrincos? Ay, los ornitorrincos… Ellos funcionan con cromosomas Z e Y. O sea, uno típico en pájaros y el otro en mamíferos.
¿Y de dónde han salido este bicho?

Mamíferos y reptiles provienen todos de un mismo género de animales que se separó de los anfibios, los amniotas, que más tarde se dividió en dos ramas. Los ornitorrincos, simplemente, tiraron por un camino distinto hace 166 millones de años mientras empezaba a formarse algo parecido a un mamífero, así que no son ni lo uno ni lo otro. 
**Queríamos añadir un gif del monstruo.

5 pensamientos en “Ornitorrincos”

  1. Hace años, en un artículo de Isaac Asimov hablando de éstoa maravillosos seres, decía que, la diferencia entre mamíferos y reptiles( a nivel de fósil) es si los huesos de la mandíbula por los que pasa el nervio trigémino estaban soldados (en los mamíferos) o no (en los reptiles).
    En los ornitorrincos, están soldados, pero solo en los ejemplares totalmente adultos, en las crías y ejemplares jóvenes, no lo están, por lo que él pensaba que, mas que los primeros mamíferos, eran los últimos reptiles

Deja un comentario