Oro

El oro es un elemento muy bonito, no lo ponemos en duda, pero tiene otras propiedades que lo hacen muy interesante para otras aplicaciones que no cuelgan de nuestros cuellos y muñecas.
En primer lugar, el oro es un metal que apenas reacciona con el entorno, lo que significa que no se corroe fácilmente. Ni el agua, ni el aire van a oxidarlo, y sólo algunos compuestos como el mercurio, con el que reacciona para dar lugar a amalgamas, o el ácido nitro-hidroclórico pueden disolverlo. De hecho, los alquimistas llamaban a este último compuesto a aqua regia por ser el único líquido que conocían capaz de disolver un metal tan noble. 
Mientras que el cobre llega a nuestra época hecho un desastre,
el oro permanece prácticamente intacto.
Esta es una característica conocida desde tiempos inmemoriales. El oro no se corroía nunca, no envejecía, por lo que se relacionaba su figura con la inmortalidad de los dioses,  lo que le daba un gran valor espiritual. Los mayas, por ejemplo, lo veían como las “lágrimas del Sol” y, como su sistema social no estaba basado en el dinero, lo utilizaban con fines puramente estéticos y religiosos. 
Hasta tal punto era sagrado el oro, que el propio metal es una de las “medicinas” más antiguas de las que se tiene constancia. Antiguamente se seguía una lógica del estilo “algo tan bonito y perfecto tiene que ser saludable, voy a comérmelo” cuando, en realidad, como el oro tiende a no reaccionar químicamente con casi nada, pasa a través de nuestro organismo sin efecto alguno.

Como el oro suele presentarse en la naturaleza en forma de pequeñas partículas, a veces invisibles a simple vista, incrustadas en la roca en bajas concentraciones (la más alta que hemos encontrado en la extracción comercial de oro es de unos 27.4 gramos por tonelada de roca excavada), la única manera económica de extraerlo es usando los compuestos que hemos mencionado al principio para disolverlo y separarlo. Por desgracia, tanto el mercurio como el ácido nitro-hidroclórico extremadamente contaminante.

Este tipo de roca contiene 3.63 gramos de oro por tonelada, 
una concentración baja, pero sigue siendo casi 750 veces
más abundante que la media. 
Aunque otra manera de extraer oro, más manual, consiste en buscarlo directamente en la forma de gránulos que han sido arrancados de la roca original por efecto de la erosión y han terminado en el curso bajo de algún río. Pese a que estas pepitas de oro suelen ser minúsculas y pesan, como muchísimo, un par de gramos, siempre hay excepciones. 
La mayor pepita de oro jamás encontrada pesaba 71 kg y fue bautizada como “Bienvenido Forastero“. Como se encontró en 1896, no hay ninguna imagen decente de ella, así que publicamos aquí otra de una pepita que sigue siendo muy grande.

Pepita de oro de 4.9 kg encontrada en Mohave.

Pese que este pedazo macizo de  oro pueda parecer una burrada, la cantidad de oro extraído por el ser humano se estima en 174.100 toneladas, el 60% de las cuales han sido producidas a partir de 1950. 
¿Qué quieres decir con eso?
Debido a la gran densidad del oro (19.32 kg/litro), todo el oro minado a lo largo de la historia podría caber en un cubo de 20.81 metros de lado.
Precisamente esta alta densidad da lugar a un fenómeno curioso.
Todos sabemos que las cosas muy densas tienden a hundirse si se colocan en un líquido menos denso, ¿verdad? Es lo que pasa al tirar una roca al agua. Si, por ejemplo, tiramos una bola de acero sobre una piscina de mercurio, ésta flotará, debido a la gran densidad del mercurio (similar a la del oro).
Nunca nos cansaremos de colgar este vídeo.
Cuando la Tierra se empezó a formar, hace unos 4.000 millones de años, su superficie era de todo menos sólida. La gran cantidad de calor generada por los miles de asteroides que impactaban contra el planeta era tan enorme que mantenía la roca en estado líquido. Precisamente por estar en estado líquido, y teniendo en cuenta que la gravedad tira de las cosas en dirección al centro de la Tierra, los materiales más densos empezaron a hundirse hacia el núcleo, quedando los más ligeros en la superficie. 
Esta es la razón por la que el núcleo de la Tierra contiene una gran cantidad de hierro que genera nuestro campo magnético, pero no sólo podemos encontrar hierro a miles de kilómetros bajo nuestros pies: otros metales aún más densos como el uranio, el platino y el oro terminaron alojados en el interior de la Tierra.
             
Explicábamos el fenómeno en esta entrada sobre 
Tal cantidad de metales pesados se hundieron hasta el núcleo, que se estima que éste contiene suficiente oro como para cubrir la superficie terrestre en una capa de 45 centímetros de oro.
Y no sólo en interior de la Tierra está repleto de este valioso metal: los océanos también son una gran reserva de oro, como explicábamos en esta entrada cortísima.
Otra característica curiosa de este metal es su gran maleabilidad. Es decir, pueden hacerse láminas extremadamente finas sin que se rompa. Tanto es así que un gramo de oro puede aplastarse y extenderse hasta conseguir una lámina finísima de 1 metro cuadrado

Lámina de oro de medio metro cuadrado obtenida
a partir de una pepita de 5 mm de diámetro.  Museo 
Toi de Japón.
Esta propiedad es imprescindible en el mundo actual ya que, por suerte para nosotros, el oro es el tercer mejor conductor de la electricidad que se conoce, por lo que casi todos los componentes electrónicos pequeños contienen finísimas láminas de oro que transmiten la electricidad entre sus circuitos. Si no tuviéramos oro, los móviles y ordenadores no podrían ser tan pequeños, ya que otros materiales, como el cobre, no pueden convertirse en componentes tan pequeños.
¡Pero suelta ese destornillador! Pese a que nuestros móviles contienen oro, se trata de láminas finísimas con un grosor de un par de micrómetros, si no menos. No querríamos ser los responsables de una oleada de destrucción de iPhones (en realidad, sí).

4 pensamientos en “Oro”

  1. Un cubo de 20.81m de lado son 9011,9m cúbicos
    La densidad del oro es de 19300Kg el metro cubico
    en consecuencia, ese cubo pesaría 173929670Kg

    Si 1 onza son 28,3 gramos, el cubo pesa 6145924734,982332 onzas.

    Actualmente la onza está a 1276.6 dólares, lo que son: 7845887516678,445$

    y si aplicamos la conversión dólar euro actual(1$ = 0.7616€)

    Nos da que el cubo costaría: 5975427932702,30€

    Aceptáis tarjeta?

    Origen de datos a fecha 18/7 a las 09:30:
    Densidad oro: http://es.wikipedia.org/wiki/Oro
    Precio actual del oro: http://www.preciooro.com/
    Precio dolar: https://www.google.es/search?q=1+dollar+to+euro

Deja un comentario