¿Quién construyó las estatuas de la isla de Pascua?

Probablemente hayáis visto decenas de fotos de las cabezas que vigilan la Isla de Pascua pero, como me pasaba a mí, a lo mejor no se os había ocurrido pensar que un cráneo necesita algo que lo sostenga…

Fuente: mentalfloss.com

¡¿Tienen cuerpos?! ¡Agh, que alguien me ayude a recoger del suelo los pedazos rotos de mi realidad! 

Al parecer, se conoce la existencia de los cuerpos de las cabezas de la Isla de Pascua desde 1919 pero, comparadas con el emblemático paisaje salpicado de rostros de piedra sobresaliendo por encima del suelo tras ser enterrados durante años por ceniza volcánica, cualquier foto de una excavación arqueológica mostrando sus cuerpos poco detallados y cubiertos de tierra no parecían ser un buen reclamo publicitario.

La estatuas se llaman moai (el plural de moai es también moai, antes de que me echéis la bronca), y hay 887 de ellos repartidos por la isla de Pascua, 397 de los cuales siguen a medio hacer en la cantera donde se esculpían directamente de las paredes de piedra, entre los años 1250 y 1500 d.C. Para hacernos una idea del trabajo requerido para esculpir y transportar estas moles de roca, el moai más grande mide 10 metros de altura y pesa unas 82 toneladas, aunque se ha encontrado uno incompleto que se especula podría haber alcanzado los 21 metros y 270 toneladas de peso.

La cantera de Rano Raraku, donde fueron esculpidos el 95% de los moai, con algunos de ellos aún desperdigados por la zona, siglos después. Crédito: Easter Island Statue Project.

Casi todos los moai (834) están esculpidos en toba, una roca compuesta por ceniza volcánica muy compacta, aunque hay 13 de basalto, 22 de traquita y 17 de escoria roja, mucho más blanda que el resto.

Algo que me ha llamado la atención mientras miraba imágenes de moai es que algunos tienen los ojos coloridos, en el sentido de que alguien parece haberse molestado en dar color blanco al glóbulo ocular y un tono más oscuro a las pupilas. Mientras que la solución más fácil podría parecer pintar los ojos y olvidarse del tema, los constructores de los moai optaron por esculpir los globos oculares en coral blanco y la pupila con obsidiana negra o escoria roja, para luego encajarlo todo en las caras de las estatuas.

¿Tenían sus creadores estas miradas perdidas y obsesivas? Probablemente.

En líneas generales, la mayoría de los moai sólo tienen representada la cabeza y un tronco poco detallado, mientras que unos pocos afortunados cuentan con brazos y algunos incluso han sido esculpidos hasta la cintura…

Crédito: Rosalía H.

…Pero sólo uno de ellos, el moai tukuturi, tiene piernas.

La finalidad con la que fue construido este moai no está muy clara, ni por qué su cara es diferente a la de todos de los demás, pero se especula que tal vez representa una postura de plegaria y podría ser la última estatua construida por los Rapa Nui, los antiguos pobladores de la isla.

Para rematar el misterio, algunos grupos de moai están colocados uno al lado del otro sobre unas plataformas de piedra llamadas ahu.

Crédito: Ian Sewell.

Tampoco se sabe muy bien por qué se realizaba esta práctica (aunque algunos ahu contienen tumbas) pero el hecho de que haya 313 ahu erigidos y sólo 125 tengan moai encima hace pensar que, tal vez, en su día descansaran sobre ellos estatuas de madera que no han sobrevivido al paso de los años o que fueron destruidas durante las guerras tribales que tuvieron lugar en la isla.

Espera, espera. Guerras tribales, una última estatua arrodillada… ¿Qué demonios pasó en la Isla de Pascua?

¡Ah, claro! Me he emocionado hablando de estatuas y no os he puesto en contexto.

Los habitantes de la Isla de Pascua, los rapa nuillegaron desde polinesia buscando nuevas tierras por colonizar, cargados con semillas de las de sus lugares de origen. Como en la isla de Pascua el clima es más frío y no llueve demasiado, sus cultivos no rendían tan bien como en las islas más cálidas de las que procedían. Aún así, los rapa nui lograron prosperar durante unos 600 años hasta el punto de haber unos 9.000 habitantes en la isla. Y empezaron los problemas con la superpoblación.

Debido a su aislamiento, la isla no tiene una gran biodiversidad pero, aún así, los pocos árboles que la poblaban fueron talados por completo para poder erigir y mover los moai en honor a sus líderes. Cortar los árboles supuso que sus raíces dejaran de sujetar el suelo, y éste empezó a erosionarse, estropeando los cultivos. Como se quedaron sin madera para construir barcos y pescar, pronto empezó una crisis de recursos que desembocó en una guerra entre clanes en la que falleció gran parte de la población y muchas estatuas fueron destruidas. Cuando los primeros exploradores europeos llegaron a la isla en 1722, tan sólo quedaban unos 2.000 habitantes de los 9.000 originales.

Para terminar, dejo una imagen comparativa de las estatuas con un ser humano medio. La escala del trabajo es impresionante (y casi aterradora).

Fuente: fundación-eticotaku.org

 

 

POR CIERTO.

National Geographic dice que si sois fans de Ciencia de Sofá y os gustaría suscribiros a su revista durante un año a un precio irrisorio (23,88€) y encima recibir tres libros de regalo sólo por ser vosotros, podéis hacer click sobre la siguiente imagen que os llevará a la entrada donde os explico la oferta con más detalle (y donde la podréis comprar, si os interesa).

9 pensamientos en “¿Quién construyó las estatuas de la isla de Pascua?”

  1. Fantástico “Ciencia de Sofá” pero en más de una ocasión pero cuando la matemática no avala y se va usted don Jordi del tirón a la ciencia oficialista, aquella que cuando se basa en “lo que me da la gana” con tal de explicar “lo que no tengo ni idea”, patina lamentablemente al hacer como esta en no dejar un hueco sin rellenar al precio que sea.
    Acojonantes las explicaciones sobre desforestación y sus consecuencias con guerras civiles de por medio para explicar cosas de las que no hay una sola prueba, y que los propios habitantes de la isla no han sabido explicar jamás y aquí nadie ya, con lo que ha llovido, cree en extraterrestres ni fantasmas, estaría bueno, pero que de vez en cuando un poco de humildad no nos vendría mal en aras de descubrir verdades sobre cosas que si las damos por supuestas lo único que consiguen es entorpecer la búsqueda, que se le presupone a las ciencias y a la razón, del conocimiento que nos ha llevado a donde estamos le pese a quién le pese.
    Don Jordi me encanta su blog pero esa prepotencia tan “científica” en ocasiones con tal de ningunear a otros estados de opinión o al menos de duda a veces me hace volver a mis 15 años, a mis Daniken y mis Berlitz, que podrían ser unos chorizos de tomo y lomo como ahora hay a cientos en la web, pero tenían algo de lo que carece hoy en día la ciencia oficialista y los mentirosos de atrezzo y es que no daban nada por seguro, dudaban, y eso los hizo grandes aunque sus rebuznos peculiarios llegaran a Marte con billete de ida y vuelta.
    Un saludo.

  2. Interesante historia pero no me convence… Lo que mas interesante me parece de todo esto es que existen civilizaciones de la antiguedad que se empecinaron en mostrar a traves de gerogrifos, petrogrifos, grabados y estatuas la existencia de seres gigantes de los cuales hoy dia se sabe muy poco, y no me refiero a gigantes como los que hoy dia vemos en los equipos de Basket Ball, no, me refiero a seres gigantes de mas de 5 metros de altura… Sera que existe una sociedad secreta a nivel mundial que no les conviene que se sepa la verdad????. Sera que esa sociedad politica y religiosa que se mantiene tras las sombras les conviene que sigamos siendo unos imbeciles del verdadero conocimiento, creyendonos sus cuentos de pacotilla sobre la evolucion y todo aquello. Razon tenia alguien en decir que la verdad nos hara libres.

  3. La verdad encuentro esta pagina muy interesante, me gustan todas las entradas pero esta está super incompleta, hasta creo que un par de cosas están incorrectas, igual aprendí otras cosas que no sabia. Escribir toda la información que tengo ahora por aqui la verdad es que me da flojera, es tarde y tengo sueño, pero me puedes hablar a isidejesus@gmail.com para que te cuente toda la historia con los nombres de las tribus, las batallas un poco más detalladas, cómo llevaron los moai hasta las orillas y por qué la altura, por qué se preocupaban más de las caras y para qué los pusieron (muchos de ellos) mirando hacia el mar y algunos datos extra que me parecen fascinantes, mi profesor de historia ha ido varias veces y mi abuelo vivió allí, por lo tanto su información la han sacado de los mismos habitantes que son los pascuences o Rapa Nui (no se hacen llamar chilenos a si mismos)… si te interesa saber podrías escribirme, me gustaría compartir lo que tengo para que tu página esté un poquitín más completa 🙂

Deja un comentario