Rayos Globulares

Se desata una tormenta en la calle y te aterrorizan los rayos, así que decides quedarte en casa porque estás convencido de que ninguna descarga eléctrica proveniente del cielo puede alcanzarte en tu habitación.

Si tan cobijado crees que estás, pregúntales a estos señores del siglo XIX por qué están tan asustados, entonces.

Fuente: wikimedia commons.

Los rayos globulares son un fenómeno que ha permanecido rodeado de misterio durante siglos, y no se ha encontrado una hipótesis decente que explique su causa hasta hace pocos años.

Se trata de bolas brillantes que aparecen durante algunas tormentas pero, debido a la rareza e impredecibilidad de este fenómeno,  hasta que han podido simularse en el laboratorio la única información disponible sobre ellas eran unos pocos testimonios aleatorios.

Aun así, se estima que entre un 0.6 y un 3% de la población ha visto estas bolas luminosas flotando por encima del suelo, atravesando paredes e incluso matando a gente. Personalmente, yo no conozco a nadie a nadie que lo haya presenciado y no termina de convencerme esta estadística, pero adjunto dos testimonios de los siglos XVI y XVIII:

“Entró por la ventana del oeste de la iglesia una cosa oscura y sin proporciones del tamaño de una pelota, siguió la pared de la parte del púlpito y, de repente, pareció romperse con un ruido no menor al de cien cañones siendo disparados al mismo tiempo, y así llegó una tormenta de rayos y truenos como si la propia iglesia estuviera en llamas”, John Stow, 1596.

“Mientras navegábamos por el Golfo de Florida en 29 de Agosto, una gran bola de fuego cayó del cielo y partió nuestro mástil en diez mil pedazos, partió también nuestra manga, así como tres tablas del lado, bajo el agua y tres de cubierta, mató a un hombre y dejó a otro sin mano y, si no hubiera sido por las lluvias violentas, nuestras velas hubieran prendido fuego”, testimonio publicado en varios periódicos británicos en 1726.

Con descripciones como estas, no es de extrañar que las imágenes del siglo XIX que ilustran el fenómeno tengan todas un denominador común: el horror.

Fuente: news.nationalgeographic.com

Bueno, vale ya de introducciones. Quiero saber por qué ocurre esto YA.

Tienes razón.

Durante años se han formulado muchas hipótesis con un grado creciente de complejidad, desde nubes de plasma provocadas por los rayos incandescentes hasta micro-agujeros negros formados en las capas altas de la atmósfera.

La humanidad ha tenido que esperar hasta el año 2007 hasta que alguien ha encontrado una explicación razonable, el “proceso de oxidación electroquímica y combustión de partículas de aerosol atmosféricas. Nano-baterias en forma de aerosol expuestas a una poderosa atracción magnética dipolo-dipolo”.

Para ser sinceros, sólo estoy seguro al 98% de lo que quiere decir esta frase, pero creo que la explicación es la siguiente.

Cuando una partícula (nos referimos a partícula en el sentido de particula de polvo no de partícula subatómica) cargada recibe una descarga eléctrica proveniente de un rayo, ésta fuerza a los electrones a migrar de allí donde están todos abarrotados hacia donde hay menos, generando una corriente eléctrica en su superficie. Para una mejor comprensión de la electricidad, comentaba el tema en esta entrada.

Al estar los dos polos en contacto directo, la superficie de la partícula se cortocircuita y la intensidad de la corriente que fluye a través de ella se dispara. Como resultado, la partícula se calienta hasta la incandescencia y empieza a brillar. El calor facilita que los átomos que componen la partícula reaccionen con el oxígeno del aire, lo que provoca una combustión que, a su vez, contribuye al aumento de brillo y temperatura.

Por otro lado, la fuerte corriente eléctrica genera un campo magnético de las mismas proporciones, por lo que las partículas que están sufriendo el mismo efecto tienden a acercarse entre sí por atracción electromagnética. Al final, terminan agrupándose una formación de esférica, que brilla con la luz de los millones de diminutas partículas en constante cortocircuito y combustión que la componen. Algo así:

Se han conseguido reproducir, aproximadamente, cosas parecidas a rayos globulares en el laboratorio pegando descargas eléctricas a un recipiente de agua para producir nubes de plasma cargado que permanecen estables durante medio segundo pero, aunque han proporcionado valiosa información sobre el fenómeno, no lo han replicado con exactitud.

Crédito: phys.org/D. Lange/IPP.

Otro experimento, más detallado:

 Fuente: wikimedia commons.

Una de las únicas fotos convincentes que he podido encontrar de un rayo globular natural es la siguiente, aunque tampoco puedo asegurar su autenticidad.

Fuente, aquí.

Actualización [28/09/2014]: ya se ha observado uno en la naturaleza. Aquí la foto.

(Fuente)

9 pensamientos en “Rayos Globulares”

  1. Esa estadística carece de perspectiva, ya decir que una de cada treinta personas ha presenciado el fenómeno es incurrir en un error. Es la misma suerte con las combustión espontánea, creo yo

  2. En Colombia hay una leyenda que se llama ‘la bola de fuego’, la historia suena bastante parecida a lo mostrado en este articulo… Puede que la leyenda tenga bases en algo como eso, aunque no soy quien para asegurarlo jeje

  3. Puede que sí: Hace 2 años, mientras conversaba con una amiga en el interior de su casa, (con un buen clima, nada de tormentas ni viento) de pronto vimos los dos, de reojo y por una fracción de segundo, una esfera de luz blanca muy brillante, de unos 15 cm de diámetro aproximadamente flotando a nuestro costado, a la altura de nuestras cabezas. No alcanzamos a voltear la vista cuando la esfera desapareció con el sonido de un chispazo fuerte, quedando ambos bastante sorprendidos.
    Luego de investigar al respecto y enterarme de la existencia de rayos globulares, tampoco podría descartar que se haya tratado de otro fenómeno en apariencia similar, pues como comentaba, no había ni mal clima, ni nada similar en ese momento.
    Primera vez que veo su página y me ha parecido muy buena
    Saludos

  4. Yo vi una hace algunos años… acá se le llaman centellas, y son bastantes comunes durante la primavera (en uruguay) lo ví recorriendo a lo largo de un alambrado, mientras había tormenta eléctrica. (yo había salido de parranda, y recien iba al pub, así que estaba completamente sobrio xD) y descargó en una “rienda” de soporte de un pique. La verdad el estruendo fue bastante grande, yo estaba a unos seis o siete metros de donde sucedió. La bola la vi claramente, ya que brillaba y duró aprox unos tres a cuatros segundos en recorrer el alambre (a ojo, entre treinta y cuarenta metros) Lo que me llamó la atención, es que a diferencia de los rayos, no quemó la zona donde descargó ni tampoco el alambre, pero estoy seguro de que era una centella y no una “luz mala” como suelen decir acá. Yo en lo personal, conozco al menos tres personas que han visto centellas, incluso una de ellas mató un caballo de un conocido.

  5. Debo hacer mi aporte ya que soy parte de ese “3%” que vio una.
    Fué en noviembre de 1979 en la ciudad de Orán (Salta-Argentina).
    Estabamos todos en la cocina comedor y afuera se destaba una tormenta electrica muy fuerte, era cerca del mediodía. Un rayo alcanzó el pararayos del edificio de Correos (100 mts de donde estabamos) con gran estruendo, y de eso estabamos bromeando cuando, mirando por la ventana que daba al patio pude ver un bola muy brillante del tamaño aproximado de una pelota de basquet que se movía muy lento paralela a la canaleta de cinc del techo de la cocina. Solo alcance a gritar -¡Mirá…! y la bola tocó la chapa y explotó con un estruendo terrible. A mi me tiro de la silla, a María que estaba cocinando le dió una descarga eléctrica el cuchillo que estaba utilizando y lo tiró con un alarido. Después de reponernos salimos a inspeccionar los “daños”, ¡no había ninguno!, ni quemaduras, ni agujeros, nada. (observamos una pequeña abolladura en la chapa pero no podemos atibuirla al fenomeno).

Deja un comentario