Habitantes de la amazonia

Después de la entrada sobre la tribu aislada en la isla Sentinel del Norte, nos han pedido más de una vez que hablemos de otros grupos que no han tenido aún contacto con el resto del mundo, así que vamos a hablar de un lugar donde no sólo hay una tribu aislada, sino casi un centenar de ellas: la selva amazónica.

Lo primero que hay que saber sobre la selva amazónica es que es tremendamente grande.

    En amarillo, el contorno del amazonas (aproximado). En rojo, EEUU continental (y sin Alaska).

Son 5.500.000 kilómetros cuadrados de vegetación densa que prácticamente imposibilitan su exploración por tierra, por lo que no es de extrañar que en su interior aún queden grupos de seres humanos que lleven miles de años aislados de la civilización, ya sea por voluntad propia o porque su localización es tan remota que aún no se han enterado del ridículo que hizo el otro día Ana Botella hablando inglés ante el comité olímpico.
Con la finalidad de encontrar estas comunidades aisladas (para tener una idea de la cantidad de gente que hay viviendo ahí fuera, no para hacerles cambiar de opinión) Brasil cuenta con una flota de helicópteros que vigilan el bosque desde el aire, buscando poblados a los que echan fotos y graban vídeos. Aunque, sólo por el tamaño de la selva amazónica es una tarea complicada, de tanto en tanto captan imágenes como esta.
    Acribillar las cosas con flechas, el saludo universal de los incontactados. Crédito:  Gleilson Miranda.
Con un total de 67, Brasil es el país en el que viven más tribus aisladas o, al menos, el que ha descubierto el mayor número en su territorio. De algunas de ellas sólo se tiene constancia a través los testimonios y descripciones de otras tribus con las que se ha entrado en contacto.

Con el fin de proteger a estos últimos supervivientes, el gobierno habilitó reservas especialmente protegidas para ellos llamadas Terras Indígenas en las que el resto del mundo tiene prohibida la entrada. Aquí un vídeo de algunas de ellas, grabadas por una de las expediciones aéreas.

Aunque ahora Brasil es un lugar relativamente seguro para estas comunidades aisladas (la única amenaza para ellos proviene de tribus vecinas hostiles), la situación de estos grupos no es igual de buena en todos los países entre los que está repartida la selva amazónica, sobretodo debido a la tala ilegal y la minería, que terminan siendo una fuente de conflictos entre indígenas y trabajadores.

El caso más extremo es Ecuador donde, en 2003, 14 miembros de la tribu Tagaeri fueron asesinados por leñadores ilegales. En abril de 2006 apareció el cuerpo sin vida de un leñador atravesado por 30 lanzas Taromenane y la cara desfigurada hasta el punto de quedar irreconocible. El mismo mes, estalló un conflicto en el que murieron 30 Taromenane y 10 leñadores, según el líder de la tribu Huaorani.

Pero los conflictos que terminan con la población tribal no sólo estallan con el mundo exterior. Aunque la mayoría de las tribus son pacíficas, algunos grupos son bastante hostiles con sus vecinos. Por ejemplo, en 2003, también en Ecuador, 30 miembros de la tribu Tagaeri perdieron la vida en manos de los Huaorani por que estos habían matado a uno de sus cazadores. En 2007, las tierras en las que habitan estas tribus fueron declaradas zona prohibida con la finalidad de proteger a los indígenas (aunque, visto de lo que son capaces, ya de paso protegen también al mundo de ellos).

    A lo mejor sólo es su pose para las fotos, igual que aquí está de moda poner “morritos”. Crédito: Gleilson Miranda.

Algo que hay que tener en cuenta de estas tribus aisladas es que muchas de ellas no son grupos que han permanecido sin contacto alguno con el resto del mundo desde tiempos inmemoriales. Se estima que, en el siglo XIX, el 90% de la población indígena sucumbió a una oleada de esclavitud y brutalidad. Pero no hay que retroceder tanto en el tiempo para encontrar ejemplos de salvajismo: entre 1920 y 1960, los leñadores de caucho pretendían extraer la madera a cualquier coste hasta el punto de que el dueño de una plantación de caucho mandó masacrar un poblado entero de la comunidad de los Cinta Larga (que pasaría a ser conocida como la masacre del paralelo 11).

Parte de las actuales tribus indígenas aisladas son los descendientes de los supervivientes de estos periodos oscuros, que terminaron tan mal parados contactando con el mundo exterior que decidieron refugiarse en el interior de un bosque inexpugnable para no ser encontrados nunca más.

Un pensamiento en “Habitantes de la amazonia”

  1. Algo no me queda muy claro.
    En la última foto, dislumbro un instrumento de metal… ¿Cómo es posible que una tribu aislada posea instrumentos de metal, siendo que se supone que la mayoría -excepto los incas – de las étnias sudamericanas no manipulaban metales? o.O

Deja un comentario