Mares lunares

El vídeo de hoy, hecho por el Goddard Space Flight Center de la NASA, ilustra muy bien cómo se formaron los llamados mares lunares, esas manchas algo más oscuras que hay repartidas por la superficie lunar y que nunca han tenido ni una gota de agua, pero empezaron a llamarles así en la antigüedad porque no tenían otra cosa con la que compararlos y el término ha llegado hasta nuestros días. 

Básicamente, el intenso calor liberado durante el impacto de asteroides gigantescos permitieron que el material líquido del interior de nuestro satélite, de una composición ligeramente distinta a la superficie, saliera al exterior y se endureciera al enfriarse. Para haceros una mejor idea del proceso, a lo mejor os sirve esta entrada sobre planetas que contienen grandes reservas de diamantes, en la que explicábamos por qué la composición de los planetas varía según la profundidad.

Deja un comentario