Vida bajo el hielo

Volvemos a zambullirnos bajo el hielo antártico para ver cómo una foca muerta atrae a una inmensa cantidad de carroñeras (sí, sí, carroñeras) estrellas de mar y gusanos marinos del género nemertea. Las frías aguas ralentizan el metabolismo de los animales que las habitan, disparando tanto la edad que pueden alcanzar como su tamaño. Las estrellas de mar del vídeo pueden vivir hasta 100 años y los gusanos llegan a medir unos 2 metros de largo, aunque el gusano marino más largo registrado medía 54 metros de longitud, lo que lo convierte en el animal más largo del que se tiene constancia.

En el vídeo, los gusanos se comen la foca fácilmente porque son capaces de atravesar su piel, pero a las estrellas de mar les cuesta mucho trabajo porque para alimentarse tienen que sacar su estómago hacia afuera y dejar que el ácido disuelva lentamente la carne, para luego absorber la disolución. Nunca hubiéramos pensado esto de vosotras, estrellas de mar.

https://www.youtube.com/watch?v=HG17TsgV_qI

Un pensamiento en “Vida bajo el hielo”

Deja un comentario