¿Cómo se forma el petróleo?

Nos guste o no, es el líquido que hoy en día mueve el mundo y su origen resulta francamente curioso.(también es verdad que nosotros somos bastante impresionables). Hoy venimos a hablar del petróleo.

La plataforma petrolífera Draugen. (Fuente)

 

La palabra viene del griego petra y del latín oleum y se traduciría como aceite de piedra. Uno de sus productos derivados, el asfalto, se empezó a utilizar hace 6.000 años como agente impearmibilizador en barcos, recipientes y techos, y los griegos incluso lo usaron como arma, siendo uno de los componentes del temido fuego griego.
También llamado fuego marino, porque ardía incluso sobre la superficie del mar. (Fuente)

 

En realidad, “petróleo” es un nombre bastante poco apropiado porque no tiene nada de mineral, aunque hay que decir que en la antigüedad no podrían haberlo imaginado al bautizarlo. En realidad, este líquido (el segundo más abundante del planeta después del agua) es el resultado de la descomposición restos de organismos muertos durante millones de años. Técnicamente, es materia orgánica en muy mal estado.

Vamos a ponernos en contexto.

Como explicábamos hace poco en esta entrada sobre la vida en las profundidades marinas, la gran mayoría de las especies que habitan los océanos viven entre la superficie y los 200 metros de profundidad, en la llamada zona epipelágica. Por debajo de este límite, los animales se alimentan del material orgánico que sobra en la capa más alta del mar y se hunde en el abismo.

Pero esta zona superficial rica en vida no sólo está poblada por peces y crustáceos. Cuando hablamos de animales marinos, no solemos pensar en una comunidad de criaturas microscópicas omnipresentes en las capas altas del océano: el plancton. De los dos tipos de plancton que existen uno de ellos, el fitoplancton, es un organismo fotosintético, lo que significa que saca su energía de la luz solar igual que lo hacen las plantas (porque, de hecho, es una planta), tomando dióxido de carbono de su entorno y liberando oxígeno. El zooplancton, menos numeroso, se alimenta del fitoplancton.

Varios tipos de diátomeas, una variedad de fitoplancton. (Fuente)

 

Además de ser la  base de la cadena alimentaria marina, el fitoplancton también es responsable de gran parte del aire que respiramos. Como prueba de lo infravalorados que tenemos a estos organismos microscópicos, se estima que el fitoplancton produce el 50% del oxígeno que contiene nuestra atmósfera y la otra mitad lo produce la vegetación terrestre.

Para hacernos una idea de la abundancia de estos organismos, algunas veces se reproducen de manera descontrolada cuando las condiciones son las adecuadas, cubriendo áreas inmensas del océano que incluso pueden detectarse por satélite.

Una infinidad de cuerpecillos microscópicos tiñen el mar de tonalidades más claras junto a la costa de Irlanda. (Fuente)

 

Ahora que más o menos hemos asimilado la escala en la que estos organismos están presentes en nuestros océanos, podemos empezar a hablar de petróleo. Hemos hecho el siguiente dibujo para ilustrarlo (los puntos verdes corresponden al fitoplancton).

 

Como ocurre con el resto de los animales que habitan la capa zona epipelágica, cuando el fitoplancton muere deja de flotar en la superficie y se hunde en las profundidades oceánicas. La diferencia entre un pez muerto y los cadáveres de estos organismos estriba en que, cuando los restos de un pez llegan a la plataforma oceánica, los animales carroñeros que la habitan lo están esperando con ansia porque supone un gran aporte nutricional. El tamaño diminuto de los restos de fitoplancton, en cambio, hace que pasen desapercibidos para la mayoría de los detritívoros que viven en el abismo, así que terminan mezclándose con el sedimento que compone el suelo oceánico. Esto es lo que ocurre en la figura número 1 del dibujo.

Pero, como dice el célebre refrán, no es fitoplancton todo lo que cae desde la zona epipelágica. También se precipitan una gran cantidad de sedimentos minerales, provenientes tanto de la lluvia (ese tipo de lluvia que te llena de tierra el coche) como de corrientes marinas que los han arrastrado desde lugares más cercanos a la costa.

En la figura número 2 hemos supuesto que deja de caer plancton al suelo durante una temporada para que el proceso se vea más claro. Los sedimentos minerales se acumulan junto con el plancton y lo van cubriendo durante el transcurso de miles de años. Esta capa de barro consigue dos cosas:

  • Impide que las bacterias que descomponen la materia orgánica tengan acceso al fitoplancton muerto, por lo que sus cuerpos microscópicos no se “pudren”.
  • Somete a grandes presiones la materia orgánica a medida que la capa de barro que hay sobre ella aumenta y, por tanto, también lo hace la temperatura.

Cuando la cantidad suficiente de material se ha acumulado sobre los restos de fitoplancton mezclados con el barro y se alcanzan la presión y temperatura necesarias, la química de los organismos muertos empieza a cambiar: los componentes más complejos de la vida (celulosa, proteínas y lípidos) se descomponen en cosas más básicas (aminoácidos, azúcares y ácidos grasos). Estos compuestos más simples reaccionan entre sí para formar un compuesto llamado querógeno.

Con el paso de millones de años, el oxígeno, el agua y el dióxido de carbono van siendo extraídos del querógeno lentamente por las reacciones químicas inducidas por el calor y la presión crecientes, transformando poco a poco la mezcla en petróleo crudo, que sería lo que hemos representado en la figura número 3. Si la temperatura es muy alta (más de 150ºC), el petróleo puede convertirse en gas natural.

Llegados a este punto, el material orgánico se ha convertido en un fluido oscuro y de viscosidad dispar según su composición, capaz de filtrarse entre las grietas que lo rodean y depositarse en zonas donde la presión sea algo más baja. Como ocurre en la figura número 4, todo el petróleo que estaba diseminado bajo el suelo debido a la disposición dispersa del fitoplancton termina acumulándose en grandes depósitos.

 

Aunque, a veces, el petróleo queda atrapado entre el sedimento. El resultado es una arena compacta y oscura de la que puede extraerse el petróleo, pero que necesita un mayor grado de procesamiento que el petróleo líquido. La ventaja es que puede minarse al aire libre en grandes cantidades.

Una mina de arenas bituminosas cerca de Fort McMurray, Canadá. (Fuente)

 

En definitiva, lo que nos parece más curioso de todo esto es que nuestra sociedad actual ha sido moldeada a partir del uso de los cadáveres descompuestos de unos diminutos animales y plantas microscópicos que vivieron hace millones de años.

15 pensamientos en “¿Cómo se forma el petróleo?”

    1. Puede, pero imagino que la inversión energética o material para lograrlo debe ser mayor que la ganacia si no alguien ya lo haría de manera corriente.

  1. Me ha encantado!!! muy didáctico , muy bueno lo del célebre refrán, “no es fitoplancton todo lo que cae desde la zona epipelágica”

  2. Muy interesante. El petroleo esta incluso entrando en la cadena alimenticia porque muchos peces lo consumen en lugares donde barcos que lo transportaban han sufrido accidentes. Muchas gracias por compartir esta información de la que todos podemos aprender algo nuevo. Un saludo

  3. PERO POR QUE EN EL COLEGIO LE DICEN A UNO QUE EL PETROLEO SE GENERA ES DE LOS CADAVERES DE ANIMALES MAS GRANDES COMO PECES Y HASTA DINOSAURIOS, SOMETIDOS A LAS MISMAS CONDICIONES DE PRESION Y CALOR? ADEMAS SI SOLO LO GENERARA EL PLACTON ENTONCES SOLO SE PODRIA EXTRAER PETROLEO DEL MAR O CERCA DEL MAR Y TENGO ENTENDIDO QUE HAY CAMPOS PETROLEROS MUY MUY LEJOS DEL MAR, ESO A QUE SE DEBE?

Deja un comentario