¿Qué es un quilate? Su relación con las semillas de algarroba.

Hace un par de años salió a la luz la esmeralda más grande jamás descubierta, con un peso de 57.500 quilates una vez tallada.

Pero, ¿Qué puñetas es un quilate? 

Todos hemos oído el término alguna, vez y lo único que sabemos al respecto es: cuantos más, mejor.

La palabra quilate proviene del griego karat, que no es otra cosa que la semilla de la algarroba.

En la antigüedad no existía un acuerdo entre regiones lejanas que permitiera establecer una unidad común para medir la masa de un objeto (en realidad tampoco se aclaraban para medir la longitud o la temperatura… y ya de intervalos de tiempo ni hablemos), por lo que los comerciantes tenían que encontrar una manera de conocer con exactitud el peso de sus joyas para poder así venderlas al precio adecuado. Tratándose de mercancía tan valiosa, una diferencia mínima en la medida podía suponer grandes pérdidas.

La solución a este problema estaba en los algarrobos, concretamente en el interior de las vainas que de él crecen.

Una algarroba abierta y sus semillas.

Los algarrobos son muy comunes alrededor del mar Mediterráneo y resulta que, incluso entre las diferentes especies de algarrobos, el tamaño de sus semillas varía tan poco que en la época podían usarse como contrapesos “estandarizados” en las balanzas para pesar cualquier piedra preciosa. Así, un mercader de cualquier región del mediterráneo no tenía más que acercarse al algarrobo más cercano y recoger unas cuantas semillas para que el otro mercader de turno, con ganas de amortizar un viaje movidito, no le tomara el pelo con el peso.

Obviamente, este sistema carecía de utilidad en el comercio de objetos más grandes debido a que un una semilla de algarrobo pesa alrededor de 200 miligramos (por lo que un quilate actual son 0.2 gramos) y nadie tenía ganas de pararse a contar decenas de miles de semillas para pesar un saco de manzanas, por lo que el sistema sólo fue implantado por el gremio joyero, que suele tratar con cantidades pequeñas de material muy valioso.

O sea, que el monstruo precioso del vídeo pesa 11.5 kilos.

Volviendo a las joyas y su procedencia, éstas no se sacan directamente con estas formas tan regulares y colores tan vivos. De hecho, durante la extracción de minerales para fabricar joyas, la mayoría de los que se extraen suelen estar llenos de imperfecciones, impurezas o son poco transparentes.

La esmeralda que tengo en mi propia colección (que me costó unos 3€) es un buen ejemplo de mineral sin valor porque no presenta ninguna transparencia ni color especiales:

Sólo los minerales más claros, regulares y con menos imperfecciones son puestos en manos de un cortador profesional, que los cortarán en la forma con la que consigan aprovechar la mayor cantidad del material útil para joyería. Estos son cristales de esmeralda buenos para joyería, por ejemplo:

Se pueden comparar con el mío y ver la diferencia. (Fuente)

Con otras gemas preciosas ocurre lo mismo. El 80% de los diamantes que se extraen de la corteza del planeta son utilizados con fines industriales (se reducen a polvo para hacer líquidos pulidores o se usan en herramientas de corte) y el resto van a parar a joyería. Esto se debe a que la mayoría de diamantes que se encuentran son pequeños y opacos, una cualidad muy negativa teniendo en cuenta que el diamante es muy preciado por su brillo.

(Fuente: diamantes-infos.com)

 Oye, oye, pero, ¿Y los quilates del oro? ¿Esos también van por peso?

No, en el caso del oro, los quilates se utilizan para para determinar su pureza. El oro puro, sin mezclar con ningún otro metal, tiene 24 quilates.

Si se mezcla con otros metales, normalmente plata o cobre, su graduación cambiará. Por ejemplo, si hablamos de oro de 22 quilates significa que, de un total de 24 partes, 22 son de oro y las otras 2 son de otros metales.

Según el porcentaje que contenga la mezcla de oro, plata y cobre, el metal resultante tiene colores diferentes. El llamado oro blanco, por ejemplo, contiene el 75% de oro y el 25% de platino o paladio. Se pueden conseguir tonos púrpuras con una mezcla del 80% de oro y el 20% de aluminio o de una tonalidad verdosa con el 75% de oro, 20% plata y 5% cobre.

Hay más posibilidades y he estado buscando imágenes de oro de todos los colores, pero sólo he sido capaz de encontrar un lingote de oro rosa (su versión de 18 quilates está compuesta por un 75% de oro y un 25% de cobre).

(Fuente)

 

Bueno, pero, después de todo esto, ¿Cuánto valía la esmeralda gigante del principio?

La subasta de la esmeralda empezó en 500.000 dólares, lo que es relativamente barato para una cantidad tan grande de material. Tampoco es extraño, al fin y al cabo porque, ¿qué cuello podría soportar un colgante de ese tamaño?

“Dejadme pensar…”

 

 

Y AHORA .

National Geographic dice que si sois fans de Ciencia de Sofá y os gustaría suscribiros a la revista durante un año a un precio irrisorio: por 23,88€ os dan 12 revistas y varios regalos sólo por ser vosotros. Si os interesa la oferta, podéis acceder a ella haciendo click sobre la siguiente imagen que os llevará a la entrada donde la explico con más detalle y ya, si os cautiva, contratarla.

9 pensamientos en “¿Qué es un quilate? Su relación con las semillas de algarroba.”

      1. Una balanza de las que usamos habitualmente mide siempre el peso. Si es de platillos, compara la fuerza con que la Tierra la atrae respecto a un patron de referencia (las pesas de la balanza). Lo mismo hace una balanza romana, aunque desmultiiplicando el peso de referencia por medio de palancas calculadas.

        Las otras balanzas,incluso las electronicas, miden la deformacion que el peso ejerce sobre un resorte, aunque no siempre el resorte parece un resorte. En todo caso tambien miden pesos.

        Una balanza que midiera directamente masas inerciales, lo que normalmente llamamos masa, es posible, pero seria complicada de construir. No es un montaje sencillo. Y en general tambien mediria fuerzas, solo que en vez de comparar el peso compararia la fuerza de inercia ante una aceleracion distinta de la gravedad.

        La medicion directa de la masa tambien es posible, tal como hizo Cavendish para determinar la constante de gravitacion. Y tambien lo hizo midiendo la deformacion de un resorte ante la fuerza de atraccion entre las masas del experimento. El producto de su experimento, ademas de la constante de gravitacion, fue la determinacion de la masa de la Tierra.

Deja un comentario