El material más oscuro conocido

Se ha inventado Vantablack, el material más negro creado hasta la fecha. Es tan oscuro que cualquier objeto cubierto con él parece bidimensional.

Para entender cómo funciona, veamos primero por qué vemos las cosas oscuras.

Aunque tendemos a representar el sol como una bola amarilla sonriente, en realidad la luz que nos llega desde él es blanca. La luz blanca, como bien sabemos por los arcoiris y el merchandising de Pink Floyd, puede ser descompuesta en el resto de colores (hablaba más a fondo sobre los colores y sus longitudes de onda en esta entrada sobre el color de los espejos),

Cuando un rayo de luz blanca es reflejada indice sobre una superficie, ésta modifica sus propiedades según el material del que esté compuesta.

Esto se debe a que los materiales absorben distintas longitudes de onda y reflejan otras y son precisamente éstas ondas reflejadas las que llegan hasta nuestros ojos y percibimos como el “color” del material. Es decir que, en realidad un objeto no es azul, pero absorbe todas las longitudes de onda menos la azul.

Cuando la superficie de un objeto absorbe todas las longitudes de onda (o todos los colores) que recibe, ningún rayo de luz rebota en ella  e interpretamos la ausencia de luz como el color negro.

Pero, claro, en el día las cosas oscuras que nos rodean no absorben perfectamente todas las longitudes de onda. Siempre reflejan una pequeña cantidad de luz y vemos distintos tonos oscuros, pero no el negro absoluto.

Para nosotros los ciudadanos de a pie esto no representa un problema, no necesito que mi camiseta sea absolutamente negra para ser feliz (menos ahora en verano), pero hay cosas que requieren colores muy negros para mejorar su rendimiento como, por ejemplo, el interior de los telescopios.

Un telescopio toma la luz de las estrellas lejanas y la canaliza por el tubo. De ahí rebota contra un espejo que la redirige hasta el ocular o simplemente llega hasta una lente, dependiendo del tipo de telescopio. La cuestión es que durante su camino por el interior del tubo, la luz puede ser reflejada contra sus paredes y distorsionar la imagen. El nuevo material inventado, que absorbe el 99,965% de la luz que incide sobre él (10 veces más que la anterior pintura más oscura), eliminará las distorsiones creadas por el reflejo de la propia luz.

Pero, ¿Cómo consigue este nuevo material absorber tanta luz?

Como ya ha spoileado la imagen anterior, esto se consigue con el uso de nanotubos de carbono. El carbono es un elemento que, de por sí, es negro (aunque sin pasarse).

Grafito, un mineral formado por carbono.

La negrura absoluta del nuevo material se consigue formando tubos microscópicos con el carbono y colocándolos verticalmente sobre una superficie. Cuando la luz incide sobre ellos, en vez de rebotar una sola vez y dirigirse hasta el ojo más cercano, los rayos de luz quedan atrapados, rebotando entre los tubos. El material absorbe más energía del rayo de luz con cada rebote y lo debilita hasta que, tras suficientes rebotes, lo absorbe por completo.

Los nanotubos vistos a través del microscopio.

De esta manera, la luz no sale del material (toda su energía se convierte en calor) y, por tanto, lo vemos completamente negro.

29 pensamientos en “El material más oscuro conocido”

    1. No es que desprenda calor, sino que convierte la luz que incide en el en calor. Estando al sol supongo que puede calentarse bastante, pero para un telescopio dudo que la luz de la luna y las estrellas puedan provocar un aumento apreciable de la temperatura. Vamos, que no va a subir ni medio grado. 😉

  1. Nanotubos de carbono, el próximo asbesto….¿están investigando con el mismo ahínco cómo se comportan los pulmones al inhalar estas fibras?

  2. Me surgieron dos preguntas: los diferentes tonos de color a qué se deben y será que los objetos y/o elementos de un color idéntico comparten alguna característica aparte de la ya mencionada mmm..

Deja un comentario