Patrañas (X): “La Luna está hueca (también)”

Por si los teóricos de la conspiración no estaban contentos diciendo que el planeta Tierra está hueco y su interior habitado por una raza “extraterrestre” (explicaba por qué no tiene sentido la teoría de la Tierra hueca en esta otra edición de “Patrañas), ahora además incluyen a la Luna en sus planes por encontrar cuerpos celestes vacíos en los que meter toda la basura que van soltando.

Una imagen de un eclipse Lunar para amenizar todo el texto que está por llegar.

No quiero enlazar directamente al autor del sitio donde leí esta patraña porque no quiero generarle tráfico desde mi página web. Si queréis ver su artículo, podéis encontrarlo como el primer resultado en Google escribiendo “la luna no es un satélite natural nuevas mentes“. En este artículo se aportan 15 “pruebas” que “demuestran” que la Luna fue construida en algún otro lugar por una civilización extraterrestre y colocada en órbita alrededor de la Tierra para mantenernos vigilados.

Tal vez el autor creía que poniendo tantos argumentos nadie se molestaría en rebatirlos todos por el trabajo que supondría. No contaba con que habría alguien suficientemente loco como para investigar y desmentir cada uno de ellos.

La entrada va a ser larga, pero os prometo que no sólo vengo a dar la vara desmintiendo teorías absurdas. Aprovechando esta la patraña de hoy no sólo vamos a aprender muchas cosas del pasado de la Luna y su formación, además también veremos cómo las páginas web de conspiraciones manipulan la información.

En fin, empecemos a desmentir cada una de las 15 “pruebas” de que la Luna es un satélite artificial.

MENTIRA Nº1: la Luna no es un trozo de la Tierra que se desprendió, tan sólo un 30% de sus componentes coinciden con los que encontramos en la Tierra. El 70% restante es distinto a la Tierra.

Aquí hace falta contexto.

Cuando las misiones Apollo trajeron de vuelta rocas de la superficie lunar (otra prueba de que hemos llegado a la Luna, le pese a quién le pese), descubrieron que químicamente tenían un gran parecido a las rocas que conforman la corteza terrestre.

Por aquel entonces aún no se sabía muy bien de dónde había salido la Luna. Se creía que tal vez era un cuerpo errante que fue atrapado por el campo gravitacional terrestre, algo bastante difícil para un objeto tan grande que presenta una órbita tan estable a nuestro alrededor. Además, los cuerpos celestes que se han formado en diferentes partes del sistema solar suelen tener composiciones muy distintas entre sí así que, si la Luna había aparecido en otra parte, ¿Por qué estaba formada por materiales tan parecidos a los nuestros? Las rocas lunares parecen sugerir que la Luna se formó a partir del mismo material que la Tierra.

La única manera de mover material de la corteza terrestre hasta el espacio es mediante el impacto con otro cuerpo celeste gigantesco por lo que, hoy en día, hay dos teorías que explicarían las similitudes en la composición de la Tierra y la Luna:

1- Originalmente había un cuerpo algo mayor de la Tierra contra el que chocó otro del tamaño de Marte. El impacto soltó una gran cantidad de material al espacio que quedó en órbita alrededor de la Tierra y fue apiñándose por gravedad en pedazos cada vez más grandes hasta formar la Luna.

Esta simulación ilustra el proceso:

2- Dos planetas de cinco veces más grandes que Marte colisionaron, destruyéndose mutuamente, y de los escombros de la colisión surgieron la Tierra y la Luna. De este no he encontrado ninguna simulación.

Cualquiera de las dos hipótesis ofrece una explicación razonable a la presencia de la Luna en una órbita tan estable.

La cifra que da el “artículo” sobre el 30% de los componentes son iguales se la ha sacado de la manga (y su pongo que, por componentes, quiere decir compuestos químicos). Si echamos un vistazo a la tabla, podemos ver que los compuestos químicos que tenemos en común con la Luna representan más de un 30% de la corteza lunar.

MENTIRA Nº2: no es posible que la Luna surgiera de la colisión con la Tierra, porque la edad de la Luna se calcula en 10.000 millones de años, mientras que la de la Tierra (y del resto del sistema solar) es de entre 4.000 y 4.500 millones de años.

No hay absolutamente ningún estudio que respalde esta cifra como edad de la Luna. Los 10.000 millones de años sólo aparecen mencionados en páginas web con nombres como disinfo.com (muy apropiado, porque todo su contenido desinforma) o collective-evolution (un buen ejemplo del rollo new age hecho con palabras que parecen aludir a conceptos guays, pero que no significan nada). Se lo ha inventado el administrador de alguna página web de conspiraciones, vaya.

MENTIRA Nº3: La Luna es un cuarto del diámetro de la Tierra, siendo el satélite más grande en relación a su planeta del sistema solar. Físicamente, la relación entre un planeta y su satélite debe ser menor.

Aquí el autor no ha oído hablar de Plutón y su satélite Caronte. El diámetro de Caronte es la mitad del de Plutón. Siguiendo la lógica del autor, otra nave extraterrestre estaría vigilando Plutón, un trozo de hielo y roca congelado (entre otros muchos) en los confines del sistema solar. ¿Qué puñetas se les habría perdido a los extraterrestres ahí? La sonda New Horizons llegará el año que viene a Plutón para informarnos.

De todas maneras, no hay ningún misterio detrás del tamaño relativo entre un planeta y su satélite. Dentro de nuestro propio sistema solar, vemos que ni Mercurio, ni Venus tienen satélites naturales. Alrededor de Marte orbitan un par de asteroides de unos cuantos kilómetros de diámetro y los demás planetas con satélites naturales son los gigantes gaseosos, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. Todos ellos tienen lunas rocosas pequeñas (aunque algunas de ellas son más grandes que nuestra luna) comparadas con su tamaño descomunal… Porque no hay cuerpos tan grandes como para compararse con ellos. El único ejemplo que tenemos de un cuerpo rocoso orbitado por un satélite de tamaño relativo considerable es Plutón.

O sea que, ¿en qué nos basamos para decir que es raro que la Luna sea inusualmente grande para la Tierra? ¿En los pocos ejemplos que tenemos en nuestro sistema solar? Descubramos primero satélites más allá del sistema solar, luego ya veremos si podemos decir barbaridades (de todas maneras, aunque los satélites muy grandes respecto a sus planetas fueran un fenómeno extremadamente raro, eso no implicaría que fueran construcciones alienígenas).

MENTIRA Nº4: La Luna tiene una órbita circular casi perfecta, con 363.103 km en su punto más cercano y 405.696 en el más alejado, lo que son sólo 40.000 km de diferencia.

He dibujado la órbita con los datos que da el propio artículo y no me parece para nada “casi perfecta” (he dividido las medidas por 1.000 para poder representarlo en píxeles):

De hecho, he probado a dibujar la órbita de la Tierra alrededor del sol para ver cómo de circular es. Sabemos que la excentricidad de la órbita de la Tierra es de 0,01671123 y la longitud del eje semimayor es de 140,60 millones de kilómetros. Encontramos la longitud del semieje menor con estos datos y nos da 140,58 millones de kilómetros. Dibujando una elipse con estos datos, ni siquiera puedo dibujar el círculo perfecto para compararlo porque la órbita terrestre se superpone:

Vaya, la órbita de la Tierra es muchísimo más circular que la de la Luna. ¿Las órbitas “casi perfectamente circulares” son obra de una civilización extraterrestre? Me parece que no.

MENTIRA Nº5: los cráteres lunares son aplanados y no cóncavos como los de la Tierra, lo que significa que bajo la superficie hay una capa dura.

A continuación cuelga esta imagen, en la que compara dos cráteres que no tienen absolutamente nada que ver.

Aquí se está sugiriendo que bajo la superficie lunar hay algo duro, como el casco metálico de una nave o algo por el estilo. BUENO.

El cráter terrestre de la imagen está en Arizona y se formó hace 50.000 años, tiene 1.200 metros de diámetro y unos 170 de profundidad. El cráter lunar se encuentra el polo norte lunar, en la cara oculta, se llama Rozhdestvenskiy y mide 177 kilómetros de diámetro y una profundidad de 5 kilómetros.

En cambio no lo ha comparado con el cráter Hortensius (ya, el nombre no es muy serio), de 15 kilómetros de diámetro y 2,9 de profundidad. Claro, ese no parece tan plano como para apoyar los argumentos del autor.

(Fuente)

En primer lugar, un cráter mayor no implica que vaya a ser más profundo. De hecho, llega un punto en que, si la colisión es suficientemente potente, levanta una nube tan densa de material que una gran cantidad vuelve a caer sobre la zona del impacto, cubriendo el cráter de nuevo.

Por otro lado, se suele decir que la luna no tiene atmósfera y que, por tanto, en su superficie no existe erosión, pero esto no es cierto. En la Luna las cosas se erosionan, pero a un ritmo 160 veces menor que en la Tierra.

Aunque la Luna tenga una atmósfera finísima que hace poco por desgastar el paisaje, el aire no es el único causante de los procesos erosivos. La roca calentándose y enfriándose entre el día y la noche se expande y contrae, creando grietas en su interior con el paso de millones de años. El propio peso del polvo y la roca también termina cambiando el entorno, sobretodo en acantilados y pendientes. En definitiva, las paredes de los cráteres también pueden desprenderse a lo largo de millones de años y rellenar la cuenca del impacto.

(Fuente)

MENTIRAS Nº6 Y Nº7: la cara oculta de la Luna presenta una gran cantidad de impactos meteoríticos y la cara que mira hacia nosotros no, lo que indica que esta cara tiene una gravedad menor para evitar impactos y que la “cara oculta” sirvió como escudo durante el traslado.

El autor de la página cuelga esta imagen como prueba:

Esto es pura y sencilla manipulación. En primer lugar porque la primera foto ha sido tomada con un telescopio desde la Tierra y la otra desde un satélite y en segundo lugar porque parte del contorno lunar aparece oscurecido.

Esta es realmente la pinta que tienen las caras de la Luna, con fotos tomadas por un satélite desde las dos caras:

(Fuente)

El recuento de cráteres en las dos caras es prácticamente el mismo, pero en la cara visible de la Luna parece haber menos. Esto se debe a las grandes manchas oscuras que cubren la superficie de la cara visible de la Luna, a las que Galileo bautizó como “mares”, son zonas que se inundaron de lava más recientemente, lo que tapó todos los cráteres que encontró a su paso cuando se solidificó.

Por otro lado, la Tierra escuda un poco la cara visible de la Luna de los asteroides.

La Luna tarda en dar una vuelta sobre sí misma el mismo tiempo que tarda en realizar una órbita alrededor de nuestro planeta. Como consecuencia de ello, siempre vemos la misma cara de la Luna.

(Fuente)

En según qué condiciones, algunos asteroides que sigan una trayectoria de impacto con la cara visible de la Luna nos los comeremos nosotros, por lo que la cara visible de la Luna está un poco más protegida de los impactos que la cara oscura.

MENTIRA Nº 8: aunque el sol es muchísimo más grande que la Luna y se encuentran a distancias totalmente distintas de nosotros, los dos se ven del mismo tamaño desde la Tierra y cuando hay un eclipse de sol la Luna lo tapa milimétricamente, lo cual es casi matemáticamente imposible.

Y eso sólo puede ser obra de los extraterrestres, claro.

En primer lugar, precisamente porque están a distancias distintas tiene lugar este efecto. Además, el tamaño aparente del sol y la Luna es milimétricamente igual en muy pocas ocasiones, ya que tanto tanto la distancia al sol como la de nuestro satélite cambian a lo largo el año y del mes, respectivamente.

(Fuente)

(Fuente)

Vaya, que de coincidir milimétricamente durante los eclipses nada. Como ya hemos visto en la mentira nº4, como la órbita de la Luna alrededor de la Tierra es menos circular que la de la Tierra alrededor del sol, la diferencia entre el tamaño que parece tener la Luna en su punto más próximo y más alejado de nosotros es mayor que la diferencia entre tamaños del sol.

Por si eso fuera poco, como explicaba en esta entrada sobre por qué los días se alargan, la Luna no ha estado siempre a la misma distancia de la Tierra. Cuando se formó junto con el planeta, estaba muchísimo más cerca que ahora y se ha ido alejando a causa de la fuerza de mareas. Hace 4.000 millones de años, la Luna se veía de este tamaño:

O sea, que da la casualidad de que hemos nacido en alguno de los millones de años en los que la Luna se ve más o menos del mismo tamaño que el sol, pero no ha sido así durante la mayoría de la historia de nuestro planeta y en un futuro lejano se alejará y la veremos cada vez más pequeña en relación al sol. Muy mal calculado, marcianos, cada vez os harán falta telescopios más potentes para espiarnos.

MENTIRA Nº9: la misión LCROSS fue enviada a la Luna para impactar contra su superficie para levantar una nube de polvo y así poder estudiar la composición de esta nube con el objetivo de encontrar agua. La nube de polvo no fue tan grande como se había calculado, así que el suelo lunar tiene que ser más duro de lo que se piensa.

Esta es la única hipótesis que no menciona directamente como evidencia de que la Luna esté hueca, aunque por supuesto lo está sugiriendo.

Es verdad que la colisión no levantó tanto polvo como se había previsto, pero las razones que se barajan son que el suelo pudo compactarse al ser golpeado más de lo calculado, el artefacto colisionó en una zona con pendiente o que simplemente el satélite que observaba la prueba estaba a un ángulo distinto. O sea, que esto sería una verdad si no trajera implícito el planteamiento de: “¡EL SUELO LUNAR EN LA ZONA DE IMPACTO ERA MÁS DURO DE LOS ESPERADO! ¡ESTO SÓLO PUEDE SIGNIFICAR QUE LA LUNA ES UNA NAVE EXTRATERRESTRE!“.

MENTIRA Nº10: las rocas que trajeron de vuelta los astronautas de la misión Apollo 11 contienen hierro oxidado y toda oxidación requiere de oxígeno e hidrógeno, así como hierro y agua. Dos científicos rusos afirman que la Luna tiene áreas huecas rellenas con gases que forman una “atmósfera” interior.

Lo primero aquí es que el autor no sabe lo que es la oxidación. La oxidación es simplemente la unión de un elemento con oxígeno, el hidrógeno de por medio no pinta nada y no es necesaria agua para que se produzca.

En la Luna no sólo hay óxidos de hierro, sino de un montón de cosas, igual que en la Tierra. La verdad es que no sé qué pretende demostrar el autor con esto porque, si esto prueba algo, es de hecho que la Tierra y la Luna se formaron del mismo montón de materia. He rehecho la tabla del principio, pero añadiendo la composición de Marte para que se note la diferencia en las proporciones de los elementos entre cuerpos celestes que se han formado de forma independiente en distintas partes del sistema solar:

Tabla hecha con datos de aquí, aquí y aquí.

MENTIRA Nº11: es inexplicable que la cara oculta posea más accidentes geográficos y, además, que el 80% de los “mares” se encuentren en el lado derecho de la Luna.

Ya he comentado esto antes y, a parte, esta cifra del 80% es una inventada como una catedral.

MENTIRA Nº12: un sismógrafo en la Luna detectó vibraciones similares a las que se producirían en una campana cuando el cohete Saturno chocó contra la superficie. Entonces se podría afirmar que la Luna tiene un casco metálico.

Y cuelga esta imagen.

He buscado esta imagen en internet y aparece en un montón de lugares, desde periódicos que hablan de terremotos en Chile, hasta explicaciones de cómo funciona la escala de Richter, pasando por otras páginas web que la usan para decir que la Luna está hueca. O sea, que esta imagen ni siquiera se corresponde con el suceso que describe su autor.

Por otro lado, supongo que esta mentira se refiere al impacto de la tercera fase del cohete Saturno contra la Luna durante la misión Apollo XIII.

El cráter que dejó, de unos 30 metros de diámetro. (Fuente)

Este es el verdadero gráfico que registró la estación sísmica lunar tras el impacto, que tan sólo mide el tiempo que tardó en llegar cada tipo de onda sísmica hasta ella:

(Fuente)

Esto significa que las ondas primarias del impacto (capaz de moverse a través de líquido) llegaron antes que las secundarias (incapaces de hacerlo), lo que indica que podría haber material líquido bajo la superficie. Eso de que se registró un “gong como el de una campana” es una inventada.

Esta misma estación registró otros 13.000 terremotos naturales en la Luna entre 1969 y 1977, señal de que en el interior aún queda algo de actividad volcánica. Para que exista actividad sísmica en la Luna debe existir magma, y para que haya magma, el interior de la Luna no puede estar hueco.

MENTIRA Nº13: hay otros ejemplos de satélites artificiales en nuestro sistema solar, como Japeto, que gira alrededor de Saturno. Este satélite aún conserva la marca de cuando fue ensamblado.

Aquí me hace especial gracia la prepotencia del autor al dar por hecho que Japeto es artificial y encima lo use para justificar su argumento. Su afirmación se basa en la extraña topografía de Japeto (al que, por cierto, llama Iapetus porque suena más guay), que presenta alrededor de su ecuador una cresta que da la vuelta al 75% del planeta, tiene 20 kilómetros de ancho y unos 13 kilómetros de altura.

(Fuente)

La idea de que esto sea la marca de un ensamblaje es absurda porque, además de ser una chapuza, si ese es el método de construir satélites artificiales de una civilización extraterrestre, entonces también deberíamos observarlo en la Luna.

Aún no está claro qué formó ese anillo montañoso alrededor del 75% del ecuador de Japeto. Entre las distintas hipótesis, se baraja que el satélite podría haber tenido un sistema de anillos propio que se precipitó sobre el planeta, depositando lentamente el material sobre el ecuador. También podría ser que Japeto rotara muy deprisa en el momento de su formación, lo que le daría una forma más aplanada. Un rápido enfriamiento del satélite podría haber dejado esa anomalía en el ecuador como un resto vestigial de la época en la que era más aplanado.

MENTIRA Nº14: también existen referencias históricas a la época cuando la Luna no estaba en órbita alrededor de la Tierra.

A continuación pone ejemplos como “En el salmo 72 de la biblia se lee… tu eras temido desde la época del Sol y antes de la época de la Luna“, “Apolonio menciona la época en la que todos los astros no estaban en el cielo” o “a los primeros griegos se les llamó preselenos que quiere decir antes de la Luna“.

La mitología no es una “referencia histórica” ya que, como comentaba en esta entrada sobre la astrología, cuando la gente no sabía qué pasaba en el cielo se inventaba historias para intentar explicarlo. En segundo lugar, como bien comentan en la web La Mentira Está Ahí Fuera, se hace referencia a los preselenos porque eran los que habitaban grecia antes de que se adoptara un calendario basado en los ciclos lunares.

Y, por fin, vamos a la…

MENTIRA Nº15: dos científicos rusos Mijail Vasin y Alexander Sherbakov han afirmado que la Luna no es un satélite natural de la Tierra sino un planetoide hueco, realizado por una civilización muy avanzada y colocado en órbita alrededor de la Tierra hace muchos siglos. Ellos lo describen así: “Probablemente tiene una capa doble de la base, un denso armazón blindado de un espesor de 30 km y sobre él una cubierta menos compacta, una capa más fina, de unos 4,5 km”.

Aunque es verdad que estos dos señores son científicos y que, además, forman parte de la Academia Soviética de las Ciencias, este han afirmado quiere decir en realidad afirmaron en 1970, basándose en la observación de cráteres poco profundos, un asunto para el que ya existe una explicación física (como he explicado en la mentira nº5).

Ahora bien, de vez en cuando aparecen científicos afirmando cosas que van en contra de lo que el resto de la comunidad científica cree, normalmente planteando una hipótesis e intentando encontrar pruebas que la respalden a cualquier precio, en vez de realizar sus hipótesis en base a los resultados. Es entonces cuando los conspiranoicos creen que la ciencia por fin ha dejado de llevarles la contraria y apoya sus ideas, adoptan estas “pruebas científicas” fraudulentas como su argumento definitivo, porque de repente les parece que el hecho de que lo diga un científico les da mucha autoridad.

 

 

Y DESPUÉS DE LA PARRAFADA MÁS LARGA QUE HE ESCRITO HASTA AHORA EN EL BLOG…

Para variar, os comento que los lectores de Ciencia de Sofá tenéis una oferta especial si os os interesa suscribiros a la revista National Geographic, que ofrecen suscripciones a su revista por 24.95€ que incluyen regalos. Podéis acceder a la entrada donde explico la oferta con más detalle (y, si os interesa, también explico cómo comprarla) haciendo click sobre la siguiente imagen:

34 pensamientos en “Patrañas (X): “La Luna está hueca (también)””

    1. a que tu cerebro no se puede abrir a ideas nuevas y vives amarrado u tu ciencia feudal- la gringa- creo que eres un gran imbecil con el cerebro sis sesos como el bloguero mierda

  1. Es gracioso que lo publicases precisamente ayer. Anteayer emitieron un episodio de dr. Who en que… me callo, no voy a hacer spoilers.

    Vayamos a la ciencia (sin ficción): no lo mencionas en el artículo, así que ya no sé si esto era así o si es mi mala memoria junto a una buena dosis de imaginación, pero hace un tiempo alguien me explicó que el hecho de que los mares de concentren en la cara visible se debe a la “marea”. Quiero decir, el mismo fenómeno pero a la inversa y con un montón de roca fundida. ¿Es eso cierto o estoy diciendo alguna barbaridad?

  2. No solo la Luna es una construcción, también lo es el resto del Universo.
    El artículo tiene su lado bueno ya que muchas de las argumentaciones dadas por los defensores de la artificialidad de las Luna son FAKES, pero no lo son todas.
    El articulo peca de presentar hechos teóricos como dogmáticos.
    Existen dos números claramente significativos para la inteligencia, son el número PI y e. La criptología puede desarrollarse para en vez de producir cifrados lo mas difíciles de solucionar, hacer todo lo contrario, y crear sistemas lo más sencillos posibles para revelar la existencia de mensajes provenientes de una inteligencia, conocedora de los numeros antes mencionados.
    Conocer el numero pi implica un conocimiento espacial (geometrico).
    Conocer el numero e implica un conocimiento de las leyes de la lógica.
    Si hacemos en tamaño la Luna= 1, el Sol es e elevado a 6 y la Tierra es PI al cuadrado /e.
    Eso en cuestión de tamaños.
    En cuestión de tiempos los calendarios solares y lunares son funciones inversas, además de encriptaciones inteligentes usando los números antes citados.
    La unidad de medida seria el dia, y la Luna completa órbita cada 27.3 días (muy aprox. a e * (pi al cuadrado)
    El Sol completa orbita cada 365.25 días que es muy aprox. Pi elevado a 6 / e.
    Si en vez de tomar el dia solar como unidad de medida tomamos el día sideral que es un poco mas corto, la exactitud obtenida es mayor.
    Y es obvio que los calendarios son inversos 365.25 x 27.3 = 9971,325, eso en días solares, y en días siderales 10026.000,
    Por otro lado el Sol es aprox. 400 veces mas grande que la Luna (e elevado a 6 = 403.42…), pero el Sol está situado aprox. 400 veces más lejos de la Tierra que la Luna, lo que produce que desde la Tierra se vean del mismo tamaño, pudiendo disfrutar de los espectaculares eclipses de Sol totales y anulares, en funcion de lo cercanos o lejanos que se encuentren dichos astros en el instante del eclipse de sus puntos de perihelio. esta es otra más de las características con las que nuestro planeta ha sido bendecido por parte de la Inteligencia Creadora.
    La Luna era como Io, Calisto, Europa y todas esas lunas cubiertas de una corteza de hielo de hasta 200 Km de espesor (muy aprox. la cantidad de agua que hay en la Tierra), y fue colisionada con la Tierra para traer el agua al planeta y sembrarlo de vida. La teoría de que el agua vino en cometas que se estrellaron en la Tierra falla porque algunos tendrían que haber impactado en los planetas mas cercanos, Venus y Marte, sin embargo estos planetas carecen de hidrosfera.
    Es cierto que la Luna no es hueca, pero si estudiamos su densidad, mucho menor que la terrestre, y tenemos en cuenta que las misiones lunares trajeron rocas de su superficie que eran de origen terretre, supuestamente porque acabaron depositándose allí tras la colision, llegamos a la indiscutible conclusion de que el interior de la Luna parece cartonpiedra.
    No publico esto para generar controversias ni discusión, respeto la opinión del autor aunque no la comparto, y como ya dije antes, he de felicitarle y apoyarle a que siga desmintiendo los hechos falseados que han sido publicados por los defensores de la artificialidad de la Luna, ya que nos ayuda a los que si creemos en ella a distinguir entre los muchos bulos y las realidades indiscutibles que presenta dicha teoría.
    LA VERDAD OS HARÁ LIBRES.
    SU JUICIO ES INMINENTE.
    Un saludo desde Ganímedes, fiu fiu fiu jaj ja ja ja ja ja ja!!!

    1. Convengamos que la mayoría de las relaciones matemáticas que enumerás se caen a pedazos por el simple hecho de que siempre son “aproximadamente” iguales a…
      Y de todas maneras se puede llegar a casi cualquier número elevando, multiplicando y dividiendo entre ‘pi’ y ‘e’… total, si con que el resultado sea aproximado ya alcanza para probar cualquier teoría…

      Por otro lado, que un cometa haya podido (como no) chocar con la Tierra dando como resultado la inclusión de agua no implica bajo ningún punto de vista que otros cometas tuvieran necesariamente que chocar con Venus o Mercurio…

    1. No, lo correcto es CaCO3 ya que viene del ácido carbónico (H2CO3) donde las cargas positivas de los dos H+ se sustituyen por las del Ca2+.

  3. Lo de la marca de esamblaje es lo que se crea cuando los materiales se salen por la unión de los moldes?. Se imaginan, 2 semiesferas astronómicas, una barbaridad de relleno y que al final salga con defecto de fábrica JAJA XD Algún alienígena terminó en el paro por la chapuza de japeto.

  4. Perdona, pero el Apolo XIII nunca llegó a aterrizar sobre la superfície lunar tal como dices en respuesta a la mentira 12. Ubo una explosión en un tanque de oxígeno, lo que impidió que se realizara dicha misión. Es la única de las siete naves que falló, y las otras seis (Apolo 11, 12, 14, 15, 16 y 17) sí llegaron.

  5. Hola.
    Esta claro que no has indagado sobre la gran mentira de los famosos alunizajes y todo lo que se hizo para presumible al mundo que USA llegó primero a la luna. . y que por lo tanto no se trajeron dichas rcas. .
    Pues se entiende por que no crees en todos esos 15 puntos. Yo igual no creó en algunos pero si se que nos han estado mintiendo y que hay una razón poderosa por la cual nadie regreso allí..

    1. Claro que llegaron y lo que encontraron les obligó a inventar la historia de que nunca se llegó. Deberías investigar a quienes realmente saben lo que ocurrió, los astronautas.

  6. No es importante si es hueca o no….Gran parte del Universo es una creación. Quizá lo importante es como el que escribe se presenta como un conocedor de la ciencia y sus métodos de investigación. La ciencia no tiene consistencia alguna. De hecho no hay UNA CIENCIA sino un conjunto de postulados científicos en torno a este y muchos temas. La ciencia es un conjunto de modelos explicativos convenientes y “eficaces” en un cierto momento y para una serie de fenómenos. La ciencia es una religión rentable y es profundamente monoteista y católica. Su supuesta ascepcia es la de una Orden Monástica que esconde sus contradicción en los monasterios científicos. La ciencia es PURA CREENCIA SISTEMATIZADA. Este señor no tiene idea de lo que es la ciencia. Tampoco la tienen los cradores de las teorías conspiratorias….Ambos ignoran LO REAL.

  7. La teoría de una luna hueca no es nueva. En1.962, el Doctor Gordon MacDonald, científico de la NASA, expuso tal conclusión, refrendada por el nobel en química Harold Urey así como por otros importantes científicos. Al parecer, existe una notable discontinuidad en las propiedades de la superficie. El hecho resultó tan llamativo que durante algún tiempo, circuló una teoría atribuida a dos científicos rusos (Mihail Vasin y Alexander Sherbakov) según la cual la luna sería una gigantesca nave espacial abandonada que orbitaba alrededor de nuestro planeta; como bien mencionas. Según mi opinión, una magufada. Pero la luna está en Tidal Locking con la tierra, y existe un efecto marea que propicia el desplazamiento de magma líquido hacia la cara visible. La contracción de ese magma produciría un efecto de vaciado en la cara oculta, similar al que se produce en los tubos de lava pero a una escala mucho mayor, con posibles acumulaciones de gases en las cavidades producidas por la contracción del magma al perder temperatura.

  8. Las teorías conspiranoicas acerca de los alunizajes hipotéticamente falsos son más famosas que la gripe. Todo el mundo ha oído de ellas, y todo el mundo debería ya saber que son pura charlatanería.

  9. Si al final va a dar igual. Un extenso trabajo de refutación donde ciencia clara clarita actual y contrastada se juntan con coherencia, lógica y algo de humor (“reguleras” este último pero que le vamos a hacer no todo tiene que ser canela) y lees los comentarios al respecto del artículo da la sensación que pocos han entendido de lo que va el blog y la sección Patrañas en particular porque, por poner un ejemplo, parto de la base de que la NASA miente por sistema y que la llegada del hombre a la Luna es un montaje cinematográfico en el que hasta Kubrick estuvo implicado como director o que ya no la Luna sino el mismísimo Universo es artificial creado por un ser omnipotente, es decir un dios, el que sea, pues eso que no nos hemos enterado de nada o no nos da la gana enterarnos, vamos como se dice en mi barrio “de culo, cuesta arriba y con el viento en contra”.

  10. ¿Alguien me puede explicar por qué en google hay el doble de referencias a la tierra plana que a la tierra hueca? Sólo se me ocurre que, quizás, es porque es más fácil imaginar una tierra plana que una de hueca. ¿es eso? Este tema me come la curiosidad porque aún echando mano de varios aspectos (picológicos,políticos,económicos,culturales,ideológicos,religiosos,etc) no acabo de explicarme que exista tan poca “imaginación”.

  11. Ya leer la primera desmentida es una estupidez, pensar que la luna se formo por el choque de un planetoide y que los restpos quedaron girando alrededor y no hayan sido atraídos por la tierra de mucho más tamaño es ilógico y estupido pensarlo, y más que los datos son sacados de la NASA que oculta muchas verdades, son más patrañas las desmentidas que lo que tu llamas patraña.

  12. El articulo está bien. Te agradezco el esfuerzo. Sin embargo, al igual que todos los que intentan desenmascarar las patrañas, no rebaten las “mentiras” con hechos demostrados (en este caso algunas sí y otras no), sino que simplemente niegan lo que dicen los patrañeros aduciendo que hay otras posibles explicaciones científicas. Y eso no vale, es trampa.

    1. + Las tablas (ej: materiales de marte) que presentas no suman ni 100% con lo cual entiendo que la información con la que intentas justificarte tampoco es fidedigna (+sabiendo que lo has sacado de wikipedia). Cuando taches a otros de imbéciles trata de no hacer lo mismo. Por cierto tampoco comparto las patrañas que algunos cuentan pero también has omitido cierta información que deja en el aire la creación de la Luna. EN OTRAS PALABRAS, AUN NO HAY CIENTÍFICO QUE PUEDA JUSTIFICAR 100% COMO APARECIÓ/CREO LA LUNA.
      PD: SOBRAN GILIPOLLAS LISTILLOS

Deja un comentario