Página caída desde ayer

Ciencia de Sofá ha pasado más de 24 horas sin funcionar debido a un aumento repentino del volumen de visitas que ha saturado el servidor. ¿Quién hubiera dicho que demasiadas visitas podían ser algo negativo?

En fin, ni siquiera yo tenía acceso a la página web durante este tiempo, así que pido disculpas por las molestias que pueda haber ocasionado el incidente. Como aún me dura la indignación, os dejo con la moraleja que he aprendido durante la odisea que ha supuesto que restablezcan la web:

Si os surgen problemas con un servicio que tenéis contratado y a la mínima que surge un problema no dejan de daros largas, quejaos a través de un medio público y veréis qué rápido lo solucionan (Facebook o Twitter, por ejemplo). A algunas empresas no les importa un pepino vuestra imagen, pero van con mucho cuidado cuando peligra la suya.

Pero, Jordi, eso es de cajón. Menuda reflexión de mierda.

Por una vez te doy la razón, voz cursiva. Pero habrá algún otro empanado como yo que leerá esto y tal vez le surgirá un problema similar en el futuro y se acordará de mis palabras. Y entonces el dolor de cabeza que aún arrastro no habrá sido en vano.

Gracias a todos por seguir Ciencia de Sofá.

13 pensamientos en “Página caída desde ayer”

  1. Si no me equivoco, la razon de la caida de los servidores ha sido porque tu articulo sobre la teoria de cuerdas, el cual he leido y me ha parecido muy interesante, ha sido enlazado desde una pagina llamada finofilipino.
    Gracias a ella has ganado aqui a un nuevo lector y futuro fiel seguidor de tu blog.
    Buen trabajo

  2. Ya lo dije en su día… la voz cursiva no me cae bien ¬_¬
    Cada vez es mas pesada (aunque tiene buenas preguntas de vez en cuando). Deberías dejar hablar a la voz negrita, quizás tenga también algo interesante que decir jejeje.

  3. Menos mal que la mala noticia ha venido provocada por una buena (y merecida) noticia… y es que la página es genial. Llevo enganchado desde que leí por primera vez, y quiero darte la enhorabuena, Jordi, por el trabajo que haces. ¡Que siga siendo así de fluido!

Deja un comentario