¿Cómo sabemos que un meteorito extinguió a los dinosaurios?

El otro día estuve viendo Jurassic World y, quitando que como ya expliqué en esta otra entrada, un mosasaurio no es un dinosaurio, la película me recordó que de vez en cuando me preguntáis cosas sobre la extinción de los dinosaurios. En esencia, las preguntas que mandáis suelen ser del estilo: ¿cómo sabemos que un meteorito extinguió a los dinosaurios? ¿No podría haber sido otra cosa?

Así que pongámonos manos a la obra.

En primer lugar, ¿cómo sabemos que se produjo una extinción hace 65 millones de años?

Todos tenemos una idea aproximada sobre el proceso de formación de los fósiles: un ser vivo muere, se acumulan sedimentos encima de él y, con el tiempo, las partes blandas del cuerpo terminan degradándose y los huesos, que se descomponen mucho más despacio, van siendo sustituidos por roca a medida que agua cargada de minerales se cuela en el hueco que van dejando.

Por otro lado, sobre la superficie de nuestro planeta se acumula material proveniente de otras partes de manera constante, sobretodo en los ríos y los océanos porque la capacidad erosiva del agua es mucho mayor que la del aire. En la desembocadura de un río, por ejemplo, con el tiempo se irá amontonando el material arrastrado por el agua desde tierra adentro.

El peso del material añadido a la superficie compacta el material que está debajo, formando los llamados estratos que, con el paso de los años, si se seca la masa de agua en la que se forman, pasarán a formar parte del resto de tierra firme. A medida que la erosión y la tectónica de placas actúan sobre estos depósitos de sedimentos, estas capas pueden quedar expuestas a la luz del día como el interior de un pastel después de que alguien lo corte.

En general, alguien con muy mal pulso. (Fuente)

Oye, ¿Y por qué algunos estratos tienen colores diferentes si están en la misma montaña?

Pues puede haber muchas causas. A veces las condiciones climatológicas locales cambian y las rocas ven su composición química ligeramente alterada. También ocurrir que algún fenómeno volcánico cree roca nueva en un punto del curso del río y que esta roca nueva tenga un color diferente, por ejemplo.

La cuestión es que sabemos que, como el material sedimentario nuevo se va amontonando sobre los anteriores estratos, los estratos que se encuentran más cerca de la cima del montón han sido formados más recientemente que los que están sepultados en el fondo. Y, por esa misma regla de tres, los fósiles que encontremos en los estratos más bajos pertenecen a animales que murieron (y vivieron) hace más tiempo que los que se encuentran en estratos más altos. Esto está muy bien porque observando las distintas formas de vida fosilizadas en cada estrato se puede saber cómo ha ido evolucionando la vida con el paso del tiempo.

Si estudiando cómo están repartidos los fósiles entre las diversas capas de roca y notamos que en un estrato hay un menor número de especies diferentes fosilizadas que en el estrato que tiene debajo, significa que entre esos dos periodos de tiempo pasó algo gordo. Si se pueden encontrar fósiles de una forma de vida en concreto en un estrato inferior y no se pueden encontrar en el superior, pero sigue habiendo fósiles de otras especies, significa que ese animal o planta dejó de existir entre esos periodos de tiempo.

El ejemplo, para variar, usando gatos. Notad cómo el gato redondo y rosado ya no está presente en el estrato más joven.

Y esto es precisamente lo que ocurre en el caso de los dinosaurios: existen dos capas de sedimento separadas por una fina capa más oscura cuya edad es de 65 millones de años (hablaba sobre la datación de rocas en esta otra entrada). En el estrato que hay encima de esta línea se pueden encontrar un 75% menos de especies (ya sean animales o plantas) que en la que está debajo. Este mismo patrón se puede encontrar por todo el mundo en sedimentos datados en la misma época así que, teniendo en cuenta que la extinción se produjo a escala global, lo que fuera que había provocado ese desastre tenía que ser un fenómeno muy energético.

Bueno, vale, pero, ¿por qué precisamente se habla de un meteorito? ¿Por qué no… Yo que sé… Un súpervolcán?

La capa de la que hablo se llama el límite del Cretácico-Terciario o límite K-T, para abreviar. Le pusieron este nombre porque delimita los estratos que representan cada uno de esto periodos geológicos.

En esta imagen se puede apreciar el límite K-T entre las rocas más claras de l aparte superior y el material grisáceo que tienen debajo. (Fuente)

El hecho de que esta capa de material sea tan fina sugería que había sido depositada por un proceso muy rápido capaz de afectar al planeta a escala global.

Cuando un equipo liderado por el físico Luis Álvarez analizó muestras recogidas por todo mundo del material de este estrato, descubrió que alrededor del planeta el límite K-T presenta concentraciones de iridio entre 30 y 160 veces superiores a las del resto de la corteza terrestre. El iridio es un elemento muy poco común en la corteza terrestre ya que, debido a su gran densidad, la mayoría se hundió hacia el núcleo del planeta cuando éste aún era una bola de magma líquido.

La incógnita ahora era, entonces: ¿De dónde había salido todo ese iridio?

Resulta que el iridio es un elemento que se encuentra en las condritas, los meteoritos rocosos que más comúnmente caen a la Tierra.

(Fuente)

Sabiendo que la concentración de iridio en estos meteoritos suele ser de unas 455 partes por cada mil millones y, teniendo en cuenta que el mismo elemento está presente en una proporción 1500 veces menor en la corteza terrestre, el equipo de Álvarez llegó a la conclusión de que las concentraciones de iridio en el límite K-T se correspondían con la cantidad de material que habría esparcido por el planeta el impacto de un asteroide de unos 10 kilómetros de diámetro.

Pero, claro, si algo tan grande se había estampado contra la Tierra hace 65 millones de años… ¿Dónde estaba el cráter?

Parece ser que alrededor de la costa caribeña existen depósitos enormes de sedimentos que sólo pueden explicarse si los ha dejado allí un tsunami. Por otro lado, el equipo de Álvarez observó que el estrato del límite K-T en el sur de EEUU es más grueso que en otras zonas del mundo, lo que parecía indicar que el punto donde impactó el meteorito responsable de los depósitos de iridio podía estar por ahí cerca.

Al final, en 1990, estas pistas condujeron al descubrimiento del cráter Chicxulub, en la península de Yucatán. El cráter mide unos 180 kilómetros de diámetro, un tamaño similar al que el equipo de Álvarez había calculado que produciría un asteroide condrítico de 10 kilómetros de diámetro.

(Fuente)

Sí, vale, no se puede ver claramente un cráter como los de la Luna porque en la Tierra la erosión termina por borrar o tapar las irregularidades de la superficie. Pero, por suerte, cuando un meteorito impacta contra un planeta, no sólo excava un gran agujero en el suelo: las tremendas condiciones de calor y presión producidas durante el impacto provocan cambios químicos en la estructura de la roca.

En las rocas que rodean esta zona se pueden encontrar todas las evidencias del impacto de un meteorito. Hay cristales de cuarzo deformados que sólo pueden generarse en condiciones de calor y presión extremas, arcillas que contienen iridio y, lo más importante, el límite K-T en este lugar está hundido entre 600 y 1100 metros bajo tierra, comparado con los 500 metros a tan sólo 5 kilómetros del resto de la zona, lo que significa que es aquí donde se habría desintegrado gran parte del meteorito y cuya cuenca habría sido rellenada por nuevos sedimentos con el tiempo, sepultando el límite K-T bajo la superficie.

Un impacto de esta magnitud habría vaporizado el agua y la roca con la que entró en contacto, creando nubes de vapor de agua y sulfatos que se mezclarían para formar ácido sulfúrico, además de levantar una gran cantidad de polvo en la atmósfera. Todo este material en suspensión, que se calcula que habría tardado unos 10 años en disiparse, habría reducido la cantidad de luz solar que llega hasta el suelo en un 50% durante los primeros 10 años, mermando la supervivencia de los organismos fotosintéticos, como las plantas o el pláncton, y destrozando la cadena alimentaria.

Y, de esta manera, la reducción en la vida vegetal habría terminado por extinguir al 75% de las especies que en aquella época vivían en nuestro planeta.

Por otro lado, como evidencia extra de que esta hipótesis se ajusta a la realidad, el cráter de Chicxulub tiene forma ligeramente ovalada, por lo que el asteroide debió impactar contra la superficie del planeta en una trayectoria ligeramente oblicua, de este a oeste. Esta trayectoria habría concentrado los efectos del impacto en lo que en aquella época era américa del norte. Eso es precisamente lo sugieren los registros fósiles, que en américa del norte las extinciones fueron más severas.

Y ahí lo tenéis: la teoría de la extinción de los dinosaurios a través del impacto de un meteorito responde a todas las incógnitas encotradas y esa es la razón por la que la comunidad científica acepta esta teoría como la causa de la extinción de los dinosaurios.

Pero hay que añadir un matiz.

Parece que a veces hay un poco de confusión cuando se habla de teorías alternativas a la extinción de los dinosaurios porque antes de la gran extinción marcada por el límite K-T la diversidad de algunas especies se empezó a ver reducida. Y estas “miniextinciones” no se pueden relacionar con el impacto de un meteorito.

Por un lado, alrededor de esa misma época se produjeron episodios de gran actividad volcánica que duraron 4 millones de años (hace entre 69 y 65 millones de años) y que tuvieron lugar en lo que hoy en día es la India, cubriendo de lava una superficie de 1.5 millones de kilómetros cuadrados. En este escenario, la intensa actividad volcánica habría insuflado una gran cantidad de gases de efecto invernadero en la atmósfera, provocando cambios en el clima y mermando la supervivencia de algunas especies.

También indicios de  una gran bajada del nivel del mar en algún momento entre hace 65 y 66 millones de años. La retirada del agua habría provocado la desaparición de muchos ecosistemas, no sólo aquellos en los que vivían especies marinas sino también en extensas zonas pantasosas costeras ocupadas por animales terrestres, comprometiendo la existencia de un gran número de animales que se habían adaptado a las condiciones de vida en estos lugares.

Además, como el agua refleja una gran cantidad de luz solar de vuelta hacia el espacio, una menor superficie cubierta por océanos implicaría que el suelo habría absorbido más radiación solar, lo que podría haber afectado al clima terrestre en la forma de un aumento de las temperaturas globales.

Teniendo en cuenta estos escenarios, muchas especies podría haber estado sujetas a un gran estrés evolutivo antes de la extinción marcada en el límite K-T debido a los cambios en el clima… Y luego llegó el meteorito y les dio el “golpe de gracia”. De esta manera, es posible que la extinción de los dinosaurios hubiera sido provocada por una mezcla de las tres causasOjo, que esto no significa que el impacto no ocurriera ni que los volcanes y la bajada del nivel del mar hubieran bastado para producir la gran extinción que, en última instancia, nos permitió a los mamíferos dominar el planeta.

Y ya que estamos hablando sobre dinosaurios (bueno, vale, en realidad no tiene mucho que ver)…

En septiembre de 2015 publiqué un libro en el que hablo sobre la historia de la astronomía con la editorial Paidós y ahora está disponible en librerías tanto en España como en México y a través de internet por todo el mundo.

Así que, si os apetece saber cómo hemos llegado a conocer todo lo que sabemos hoy en día sobre el universo, podéis hacer click sobre la siguiente imagen del libro, “El universo en una taza de café“, para ir a la entrada donde hablo del libro con más detalle:

20 pensamientos en “¿Cómo sabemos que un meteorito extinguió a los dinosaurios?”

  1. Un saludo. Las secuelas siempre fueron malas, con algunas excepciones como El Imperio Contraataca, Terminaton II, Batman El Caballero Oscuro… Creí que ibas a hablar de que por muy molón que sería poder ver dinosaurios no es posible clonar un dinosaurio entre otras muchas cosas porque el ADN se degrada de una forma relativamente rápida y que aunque seamos capaces de encontrar sangre de dinosaurio en un mosquito conservado en ámbar, sólo servirá para hacer un pisapapeles muy chulo. También podrías haber dicho que actualmente se sabe que los dinosaurios tenían plumas, o que los velocirraptores no eran tan grandes como se les pinta en las películas, o un largo etcétera de pegas o erratas que tiene una de mis películas favoritas (la original por supuesto). No obstante tienes razón, uno ya se espera lo que iba a ver cuando entra en el cine así que las sorpresas deberían ser pocas.
    Te animo a que dediques una entrada a la clonación (te sigo desde hace poco tiempo y no se si ya lo has hecho) porque es un tema interesante del que también se han dicho muchas tonterías.
    Framer.

    1. Esos temas los tengo apuntados para otro día, que si tengo que hablar de todo en una entrada no termino nunca. Pero, bueno, la entrada no tenía como objetivo hablar de la película, sólo era un pequeño apunte sobre el motivo que me había animado a escribir sobre la extinción de los dinosaurios jajajaja Gracias y un saludo!

  2. Genial, me esta gustando mucho tu blog
    Antes de este lei otro de tus articulos donde explicabas que pasaria si ataramos una cuerda a un satelite
    Al terminar de leer este articulo, inmediatamente imagine un tiranosaurio rex intentando agarrarse de la soga

    xD

  3. Después de leer esta entrada me quedo con la sensación de que por culpa de gente como tú no nos quedan gatitos rosas y redondos en el planeta a día de hoy ¿habría sido tan difícil colocarlos en un estrato superior? Por favor contestame a eso. Por lo demás me ha encantado, enhorabuena por tu blog, lo descubrí a través de meneame y con tu permiso llego para quedarme.

  4. Para empezar felicitarte por el articulo que me parece muy interesante y me gustaría hacer algunos aportes.

    Hablas de un meteorito de 10 km y sus consecuencias, sumado a una actividad volcanica frenética y la retirada de las aguas, pues esto puede tener conexión con mi propuesta.

    Además de este de Yucatán hay 4 impactos similares de gran tamaño y con el mismo tipo de residuos caracteristicos que dejan estas piedras colosales cuando hacen diana en nuestra querida y maltratada tierra. En el Sahara, Rumania, China y Mongolia.
    Seguido de cientos de años de lluvia de meteoritos constante.

    No le resto importancia al meteroro de Yucatán, pero en mi opinión sin ser cientifico, pero extremadamente inquieto y leido, pienso que el motivo principal fue el goteo constante de meteritos menores durante miles de años, sumado a todo lo anterior y algun factor más que quizás se nos escape. (Solo nos basamos en motivos naturales, sin injerencias externas).

    Sabemos que dentro de la probailidad y estadistica es sumamente improbable que hayan tantas dianas de cuerpos tan grandes en tan corto espacio de tiempo, seguido de millones de meteroritos menores durante cientos de años, si no se trata de alguna colision planetaria cercana. Este hecho tiene que tener una conexión directa con el cinturón de asteroides.

    Algo pasó entre Marte y Jupiter y no es Mercurio (Chiste con maldad y dificíl de olvidar).

    Para todos es conocida la influencia de la luna sobre las mareas y del sol sobre la actividad volcánica, pues supongo que un evento de estas caracteristicas tendría una influencia mucho mayor.

    Hasta pudo tener que ver con la esterilización marciana, que en mi imaginación sería como una segunda tierra, llena de vida, mares y rios.

    No descarto que hoy en día siga habiendo vida en Marte, un ejemplo son las cámaras que lleva la NASA a sus misiones, que son de risa de 1 Megapixel y filtrado en rojo, cuando se gastan millones y millones de dolares supuestamente para ir para allá y yo desde mi casa con mi movil con un poco de zoom saco mejores fotos de Marte con la cortina echada y el dedo en el objetivo.

    Por cierto, ¿Que opinas de la misión tripulada a Marte, en la cual la selección de sus candidatos se mide por el que más paga y no por méritos profesionales, para un viaje sin retorno?¿Huele raro no?¿Realmente esta gente de las camaras de 1 megapixel tienen la tecnología suficiente para llevar con vida a una tripulación suicida en un viaje tan largo?

    Saludos desde London.

  5. Primer artículo que leo en tu blog y me ha gustado bastante, sobre todo porque has conseguido divulgar ciencia con un lenguaje sencillo pero muy explicativo. Por eso mi enhorabuena. Ya tienes otro seguidor.

  6. Si yo fuera tu, hubiese respondido con rápidez e ilusión, Lo digo en el caso de que hubieses disfrutado en la elaboración del artículo e incluso en el desarrollo de los comentarios, dice mucho de un profesional en cuanto a sus inquietudes y perspectivas. Si no tienes ilusión ahora por razonar nunca la tendrás. Pero solo si you fuera tu..

  7. Hola, muy interesante tu blog, tengo una pregunta que quizas parece inutil, pero bueno la lanzare de todos modos, se me hace muy dificil pensar que el impacto de un meteorito de 10km de diametro cubriese toda la atmosfera del planeta como se piensa actualmente, y asi acabase con los dinosaurios, -> aqui lanzo la pregunta -> podrai a ver tenido efecto en la distancia entre el sol y la tierra ? con ello cambiar bruscamente la temperatura de la tierra y con ello que los dinosaurios muriesen de frio en todo el planeta por ejemplo ? vamos de pasar de 70° a 20° de media.

Deja un comentario