Presentación de “El universo en una taza de café”

La semana pasada presenté “El universo en una taza de café” en la librería Hipérbole, en Ibiza. El libro está disponible tanto en librerías como a través de internet y, si queréis ver alguna opinión, podéis verlo en Amazon haciendo click aquí.

En la presentación hablé un rato sobre historia de la astronomía y luego respondí a algunas preguntas curiosas del público. Me gustó mucho la experiencia y, gracias a que mi amigo Yaroslav Prokhorov la grabó en vídeo, la puedo compartir aquí con vosotros:

Para los lectores de américa latina, de momento allí tan sólo está disponible en formato electrónico o pidiéndolo a través de Amazon. Un seguidor en Twitter me comentó que lo encontró en dos librerías en México (Gandhi y Cafebrería), pero de momento de la editorial no me han confirmado nada. ¡Cuando sepa algo con seguridad, lo comentaré por las redes sociales!

¿Es posible la fusión fría?

Los inventos que podrían revolucionar el paradigma energético suelen despertar mucho interés, por lo que son muy susceptibles a ser mal interpretados por la prensa o a formar parte del guión de alguna de las incontables teorías conspiratorias que circulan por internet.

Teniendo en cuenta que últimamente se habla bastante de generadores de fusión nuclear como solución a nuestras crecientes necesidades energéticas, no es de extrañar que me estéis mandando algunos mensajes preguntando por la llamada fusión fría. ¿Es posible la fusión fría? ¿De verdad hay máquinas capaces de producirla?

…Y, más importante aún, ¿qué es la fusión fría?

Sí, claro, gracias, voz cursiva. Vamos a echarle un vistazo al tema.

Una tecnología alimentada por la fusión nuclear tendría el potencial de generar una cantidad de energía tremenda a partir de una cantidad mínima de combustible: la fusión de un kilo hidrógeno para formar helio libera más energía que 10 millones de kilos de combustibles fósiles.

(Fuente)

El concepto es estupendo pero, por desgracia, como comentaba en este artículo que escribí para El Confidencial, hasta ahora no se ha conseguido que ninguna reacción de fusión nuclear que genere más energía de la que se invierte en producirla… Y, a día de hoy, la reacción que se ha podido mantener estable durante más tiempo sólo ha durado 30 segundos.

Así que, de momento, el panorama no es muy esperanzador, pero tampoco es de extrañar: fusionar átomos es un percalazo.
Seguir leyendo ¿Es posible la fusión fría?

¿Cuál es la “velocidad de la gravedad”?

Afonso RL me preguntó hace un tiempo a qué velocidad se transmite la gravedad. Ilustraba su pregunta con un ejemplo: si fuéramos capaces de materializar de la nada un objeto tremendamente masivo a una gran distancia (como la órbita de Neptuno, por ejemplo), ¿notaríamos su influencia gravitatoria al instante o ésta tardaría un tiempo en alcanzarnos?

Es una pregunta muy interesante porque tiene cierta similitud con debate que existió alrededor de la luz durante los siglos XVII y XVIII: ¿se propaga por el espacio a una velocidad finita o su velocidad es infinita y, por tanto, puede recorrer el universo de punta a punta de manera instantánea?

Con el tiempo, experimentos cada vez más precisos determinaron que la luz se propaga a casi 300.000 kilómetros por segundo en el vacío. Muy lejos de una velocidad infinita, por supuesto, pero tan rápido que, a efectos prácticos, a nuestros sentidos les es imposible distinguirlo.

Hoy en día existe un debate parecido entorno a la “velocidad a la que se propaga la gravedad“. Voy a poner un poco de contexto, porque nuestra visión de la gravedad ha cambiado bastante con el tiempo.

A finales del siglo XVII Newton publicó la que es considerada la obra científica más importante de la historia y en la que, entre otras cosas, explicaba que lo que mantenía a los planetas dando vueltas alrededor del sol era la misma fuerza invisible que nos mantiene a nosotros pegados al suelo. A esta fuerza invisible le llamó gravedad, una palabra que deriva del latín “gravis“, “pesado“.

Dato curioso: Para experimentar con su percepción de la luz, Newton se hurgaba el ojo con una barra de metal para ver cómo le afectaba la deformación de su globo ocular. (Fuente)

Charla: ¿Estamos solos en el universo?

En noviembre di una charla para los alumnos de bachillerato del instituto Mestral, en Ibiza. Me lo pasé muy bien y, a juzgar por los 20 minutos que duró el turno de preguntas, creo que al público también le gustó. En la charla expliqué qué es la paradoja de Fermi y hablé sobre cómo va la búsqueda de vida extraterrestre tanto dentro como fuera del sistema solar.

Y, por supuesto, quería compartirla con vosotros así que como siempre, acudí a mi amigo Yaroslav Prokhorov para la grabación. Tuvimos algunos problemas con el audio, pero creo que al final ha quedado algo que se puede entender bien.

Aquí os dejo la charla (que empieza en el minuto 3:08, por cierto), ¡espero que la encontréis interesante!

Respuestas (XLV): ¿Seria posible construir un sable laser como los de Star Wars?

Alex Delgado me preguntó el otro día si podríamos construir un sable láser como los que aparecen en La Guerra de las Galaxias. El concepto de mezclar un arma tan antigua como una espada con una tecnología futurista es muy curioso, así que me he tomado la libertad de añadir la respuesta a una segunda pregunta en esta entrada: ¿son vaibles los sables láser de Star Wars como arma cuerpo a cuerpo?

No pegaréis tantos brincos por el desierto cuando termine esta entrada.

Sin más dilación, pongámonos manos a la obra.

  1. ¿PODRÍAMOS CONSTRUIR UN SABLE LÁSER?

En primer lugar, en inglés se usa el término Lightsaber, cuya traducción literal es sable de luz, pero al menos yo personalmente suelo escuchar a la gente referirse a ellos más a menudo como espadas láser o sables láser.

Pero, por otro lado, las hojas de las espadas láser tienen una longitud determinada, son capaces de atravesar cualquier material y sólo pueden ser detenidas al entrar en contacto con otra espada láser. Esto último es lo más importante: si las hojas de estos sables realmente estuvieran hechas de luz, entonces simplemente se atravesarían al cruzarse.

Ostras, es verdad. ¿De qué otra cosa podrían hechas las hojas de los sable de… Digooo… Los sables que emiten luz?
Seguir leyendo Respuestas (XLV): ¿Seria posible construir un sable laser como los de Star Wars?

¿Qué aspecto tiene un átomo? (1/3)

Para la entrada de hoy he querido volver a experimentar con los vídeos. Ya hice uno en verano, pero quedó bastante cutre, así que me he comprado equipamiento más decente y he aprendido a usar un programa de edición de vídeo más complejo que el Movie Maker.

Este vídeo es el primero de una serie de tres (espero) en la que hablaré sobre cómo nuestra visión de los elementos más básicos que componen la materia, los átomos, ha ido cambiando a lo largo de la historia. La intención, a parte de saber por qué creemos que los átomos tienen una estructura determinada pese a que no podamos verlos, es terminar tocando de refilón un poco de física de partículas y mecánica cuántica… Y mejorar a medida que haga más vídeos, por supuesto.

Aquí os dejo con la quimera. Cualquier crítica es bienvenida.

¿Por qué hay agua dentro de esta piedra?

El otro día Irene Pino me mandó una animación en la que aparece una roca que parece contener agua líquida en su interior y comentó que podría ser un tema interesante para una entrada. Me gustaría colgar la animación directamente, pero pesa bastante y ya me ha reventado el servidor suficientes veces, así que la podéis ver haciendo click aquí.

Y, efectivamente, es interesante. ¿Qué es lo que estamos viendo? Bueno, el agua puede terminar metida en una roca de manera natural de varias formas, así que vamos a echarles un vistazo en el orden que se me han ocurrido cuando he intentado responder a esta pregunta.

A veces, por muy maciza que parezca una roca, es posible que en su interior existan huecos vacíos que aparecen durante su formación. Por un lado, la lava que sale del interior de nuestro planeta suele ir acompañada de gas que puede quedar atrapado en el interior de las rocas mientras se enfrían y solidifican, dejando huecos en invisibles que no se pueden ver desde fuera. Estos mismos agujeros se pueden encontrar también en las rocas sedimentarias, formadas por la compactación de pedazos más pequeños de roca. Entre esos pedazos de roca de distinto tamaño también pueden aparecer huecos que se vuelven permanentes a medida que el material se consolida con el paso de los años.

Y a veces ocurre que el agua empieza a fluir a través de los huecos que hay dentro de estas rocas, ya sea porque hay alguna grieta por la que el líquido se puede colar o por la propia porosidad del material. En este caso, los minerales que transporta el agua se van depositando lentamente sobre las paredes interiores de estos huecos, formando cristales poco a poco. Explicaba con más detalle le proceso de cristalización en esta entrada sobre la Cueva de los Cristales gigantes en México y en esta otra entrada sobre la formación de minerales.
Seguir leyendo ¿Por qué hay agua dentro de esta piedra?

Respuestas (LXIV): ¿Por qué duelen las antiguas fracturas o cicatrices cuando va a cambiar el tiempo?

Roberto López-Herrero, un escritor que tiene un porrón de libros publicadoshasta una página dedicada a él en Wikipedia, me preguntó hace un tiempo: ¿por qué duelen las antiguas roturas o cicatrices cuando va a cambiar el tiempo? 

Resulta que es un fenómeno muy interesante pero, por común que sea y pese a que casi todos tengamos algún familiar que dice saber cuándo lloverá en cuanto le empieza a doler algo, no está ampliamente estudiado. Eso no significa que no se hayan hecho estudios pero, como ocurre con las cosas relacionadas con este tipo de fenómenos, que muchas veces tienen una fuerte carga subjetiva, es complicado establecer la causa exacta del dolor. Algunos muestran muy claramente que los cambios de presión atmosférica son los responsables, mientras que otros concluyen que hay pacientes afectados en mayor o menor medida por otros factores como la humedad o la temperatura.

En cualquier caso, y aunque a primera vista tenga pinta de que este fenómeno debería estar relacionado con el frío, el viento o la humedad, parece que el consenso es que el verdadero culpable tras el dolor de cicatrices, lesiones y articulaciones artríticas cuando el tiempo cambia es la presión atmosférica.

Así que vamos a ver mediante qué mecanismo puede afectar a la presión atmosférica a nuestros débiles cuerpos mortales.
Seguir leyendo Respuestas (LXIV): ¿Por qué duelen las antiguas fracturas o cicatrices cuando va a cambiar el tiempo?