¿Hasta qué altura puede saltar un astronauta en la Luna?

Cada vez que comparto la entrada en la que hablo sobre por qué sabemos que el ser humano ha llegado a la Lunaaparece un lector (o, al menos, alguien que comenta la página de Facebook) en la sección de comentarios que me reta a desmentir lo que, según él, es la prueba que demuestra de una vez por todas que la llegada a la Luna fue un montaje.

Por desgracia, no pude leer su argumento hasta que, unas semanas más tarde, me mencionó en un comentario en el que anunciaba al mundo que hacía tiempo que me había enviado el reto, pero que yo no había tenido suficiente queso en mis enchiladas como para plantar cara a su teoría.

Al final pude encontrar el reto al que se refería mi archienemigo (así me referiré a él de aquí en adelante), así que os lo dejo aquí mismo para que le echéis un vistazo:

Ya que se trata de un reto abierto al intelecto humano, he decidido que voy a dedicar un post entero a explicar por qué su argumento NO demuestra que la llegada a la Luna es un montaje. Y, de paso, demostrar que mis enchiladas  tienen queso.

La imagen que mi archienemigo compartió es un fotograma de la secuencia que podéis ver a partir minuto 00:40 del siguiente vídeo, en el que el astronauta John Young da un par de saltos sobre la superficie Lunar mientras saluda a la bandera mientras su compañero Charlie Duke retrata el momento.

Aunque mi archienemigo haya disfrazado su razonamiento usando las fórmulas del tiro parabólico sin la componente horizontal, lo que está diciendo es que los astronautas pueden saltar 6 veces más alto en la Luna que en la Tierra porque la gravedad en nuestro satélite es 6 veces menor (su propio salto de 78 centímetros en la Tierra equivaldría a uno de 4,68 metros en la Luna). Pero también ha tenido en cuenta que los trajes espaciales tienen una masa comparable a la de los propios astronautas que los llevan puestos, así que John Young debería estar dando saltos 3 veces mayores que en la Tierra (de unos 2,3 metros de altura).

Pero, claro, en el vídeo vemos claramente que el astronauta sólo se separa unos 30 centímetros del suelo, así que eso sólo puede significar que las seis misiones tripuladas que llegaron a la Luna fueron un fraude y que existe una trama en la que están involucradas cientos de miles de personas que se dedica a ocultarnos la verdad  desde finales de los años 60…

… Aunque también podría ser que a mi archienemigo se le hubiera escapado algún dato que apuntara hacia otra conclusión. De hecho, hay dos razones principales por las que no vemos a los astronautas dando saltos de más de dos metros de altura por la superficie lunar: porque no podrían y porque no querrían.

Empecemos la primera.

El principio general que hay detrás del fenómeno que comenta mi archienemigo es correcto. Si a dos objetos idénticos que se encuentran en la Tierra y en la Luna les aplicamos exactamente la misma fuerza vertical, el objeto que está sobre nuestro satélite debería alcanzar una altura 6 veces mayor. Pero precisamente ahí está su gran error: asumir que las condiciones iniciales del salto en la Tierra y la Luna son exactamente iguales.

En primer lugar, para que un astronauta saltara hasta una altura 6 veces mayor en la Luna (3, con el traje espacial puesto), sus piernas deberían liberar la misma energía que en la Tierra al realizar el salto. No hay motivos para pensar que la musculatura de los astronautas se viera significativamente afectada durante los 3 días de viaje hasta allí así que, en principio, la tripulación debería haber llegado a la Luna con la capacidad muscular necesaria para dar saltos de más de 2 metros de altura.

Pero el problema es que para liberar todo ese potencial muscular necesitas ser capaz de mover tus articulaciones con libertad. Y “libertad” no es precisamente lo que tienen los astronautas cuando están enfundados dentro de sus trajes espaciales.

Para saltar necesitas tomar impulso y para eso tienes que flexionar las piernas, como demuestra este señor descamisado:

Por supuesto, ningún astronauta pretendía saltar de esta manera en los vídeos que grabaron en la Luna, pero la comparación nos sirve para darnos cuenta de cómo de limitados están los astronautas cuando llevan puesto el traje espacial. Como podéis ver en el vídeo anterior, esto es todo lo que John Young consigue flexionar las rodillas justo antes de saltar:

Por no decir que el traje le obliga a mantener la espalda recta.

Y el problema no afecta sólo a las rodillas, ya que saltar es un movimiento que involucra un montón de músculos de todo el cuerpo. Como podéis ver en el siguiente vídeo, casi todas las articulaciones de un astronauta están tan limitadas como sus piernas.

Como bien dice un comentarista en el vídeo, se mueven como Teletubbies.

O sea que por muy fuerte que seas, no podrás desarrollar todo tu potencial muscular si tu movimiento está limitado por un traje espacial. Por tanto, nunca podrías desarrollar la potencia muscular necesaria como para saltar los 2,3 metros que propone mi archienemigo en su escenario ideal.

Aunque este es posiblemente el factor que más limita la altura de los saltos de los astronautas, la superficie de la Luna tiene sus propias limitaciones.

Por ejemplo, habéis notado que caminar por la arena de la playa (o el desierto) es mucho más cansado que hacerlo sobre una superficie rígida. Esto se debe a que la arena se mueve bajo nuestros pies mientras nos movemos y, por tanto, tenemos que invertir más energía en cada paso que damos para conseguir un punto de apoyo firme. Por el mismo motivo, si no usas la técnica adecuada, necesitas invertir más energía para dar un salto igual de alto en la arena que en una carretera.

Y lo mismo ocurre sobre la superficie de la Luna.

La Luna está cubierta de una capa de polvo de entre 5 y 10 metros de grosos, según la región donde aterrices. Este polvo lunar, casi tan fino como la harina, es lo que queda de las rocas que se han deshecho durante miles de millones de años por la acción de los cambios de temperatura, el viento solar y el bombardeo de los rayos cósmicos.

Una franja de suelo lunar con una coloración anaranjada. (Fuente)

O sea que, en realidad, pasearse por la Luna es como caminar sobre una superficie cubierta de arena muy fina (aunque menos compacta de lo que lo estaría en la Tierra, a causa del campo gravitatorio más débil). E, igual que saltar en la playa requiere más esfuerzo, el movimiento del polvo lunar bajo los pies de los astronautas reducirá la altura que alcanzarán al saltar.

Existen otros factores que podrían afectar a la altura de los saltos de los astronautas en menor medida, como por ejemplo una mayor dificultad para mantener el equilibrio. Al fin y al cabo, después de que la vida evolucione durante 3.000 millones de años en el campo gravitatorio terrestre, los astronautas de las misiones Apollo son los primeros organismos procedentes de la Tierra que han experimentado la gravedad sobre la superficie de otro planeta.

Pero las limitaciones físicas no son las únicas responsables de los saltos tan bajos que vemos en los vídeos. El propio Neil Armstrong afirma que era capaz de subir de un salto hasta el tercer escalón del módulo Lunar, a una altura de un alrededor de un metro y medio.

Pero Armstrong se dio cuenta de que su cuerpo tenía la tendencia de inclinarse hacia adelante durante el vuelo cuando realizaba saltos especialmente altos, así que dejó de hacerlos por miedo a perder el control, estrellarse contra el suelo y dañar su sistema de soporte vital básico. Ya sabéis, ese aparato que llevan los astronautas en el espacio y que les mantiene vivos.

Y ahí la complicación de dar saltos en la Luna: por supuesto, el peso de un astronauta es mucho menor en la superficie lunar, pero su masa sigue siendo la misma que en la Tierra y, por tanto, también lo es la inercia de su cuerpo (hablaba de esta propiedad en esta otra entrada).

O sea, que la resistencia al movimiento que ofrecen el propio cuerpo de un astronauta y todos los aparatos que lleva acoplados a la espalda (por el hecho de tener masa) hace que despegar los pies del suelo sea más difícil de lo que parece a primera vista. Y no sólo eso: además, a un astronauta que esté en movimiento le costará muchísimo mantener el control de su trayectoria e incluso frenar de manera segura… Algo que puede tener consecuencias indeseables, especialmente si el hospital más cercano se encuentra a más de 300.000 kilómetros de distancia.

En conclusión, teniendo todo esto en cuenta, que los astronautas de los vídeos de las misiones Apollo no aparezcan dando saltos sobrehumanos por la superficie lunar no demuestra que la llegada a la Luna fuera un montaje. Más bien al contrario: teniendo en cuenta lo aparatosos que son los trajes espaciales y el peligro que acarrea perder el control al dar un salto muy alto en la Luna, los saltos de los astronautas presentan la prudencia que cabría esperar en una situación como esta.

Eso sí, sigue siendo verdad que, en principio, en la Luna podrías dar saltos de 6 metros de altura… Siempre que lo hicieras poco después de llegar al satélite, sin un traje espacial que limite tus movimientos y cobijado en el interior de la cúpula de una base lunar adaptada a la vida humana.

Algunas notas a parte:

  • Un hombre adulto medio puede saltar verticalmente entre 40 y 50 centímetros sobre la superficie de la Tierra, lo que significa que, en la Luna e incluyendo la masa del traje espacial, podría aspirar a alcanzar alturas de entre 1,20 y 1,50 metros, no de 2,3 metros como mi archienemigo que puede saltar 78 centímetros en la Tierra (por lo que le doy la enhorabuena, por cierto).
  • He encontrado un paper en alemán que analizó la cuestión de los saltos en la Luna y encontró que, desde el punto de vista biomecánico (en vez de analizar las piernas humanas como si fueran muelles), la altura de los saltos lunares depende más de las características musculares individuales que del propio campo gravitatorio. La verdad es que el poco alemán que di en el instituto lo tengo muy oxidado, así que si alguien  que entienda el idioma pudiera arrojar algo de luz sobre el asunto, estaría encantado.
  • Os dejo por aquí la página de Flickr del proyecto Apollo, donde podéis encontrar los miles de fotos que fueron tomadas durante todas las expediciones a la Luna.

ACTUALIZACIÓN [03/06/2016]: Le enseñé la entrada a mi archienemigo y en base a ella ha formulado una nueva hipótesis:

 

 

POR CIERTO, YA QUE ESTÁIS POR AQUÍ.

Si os apasiona todo lo relacionado con el espacio y os gustaría saber cómo hemos llegado a descubrir todo lo que sabemos hoy en día sobre el universo, publiqué un libro sobre historia de la astronomía con la editorial Paidós llamado “El universo en una taza de café” que os podría interesar. Haciendo click sobre la siguiente imagen llegaréis a la entrada donde hablo del libro con más detalle:

66 pensamientos en “¿Hasta qué altura puede saltar un astronauta en la Luna?”

  1. En mi opinión creo que el argumento de tu “enemigo” no tiene demasiada base. Bien, los saltos que dan los astronautas no son lo espectaculares que “debieran” ser para una gravedad g/6, bien ¿y que?
    Por una parte la flexibilidad de una traje de astronauta debe ser bastante menor que las de las mallas de un deportista, e incluso aun menores que un pantalón vaquero ceñido, por tanto debe ser mas difícil flexibilizar y, por tanto, acumular energía en las extremidades con un traje de astronauta que en mallas como tu bien dices. Me viene a la cabeza lo difícil que debe ser correr o hacer aerobic con una armadura medieval, ja, ja, ja. Creo que la escasa movilidad de esos astronautas tiene mucho mas que ver con el tipo de traje que tenían que utilizar en dichas misiones que con la gravedad de la luna, por lo que mantengo que el argumento en cuestión no tiene base, y es explicable de mejores maneras que aludiendo a la hipótesis del “engaño colectivo”.
    saludos y gracias por el blog.

  2. Interesante y muy completo post (Como todos los demás). Pero tristemente, dudo que saque de su idea a tu archienemigo (que no me sorprendería que igual crea que la tierra es plana). Pero bueno, veámosle lo bueno, lo puedes contratar como suplente de la voz cursiva cuando esta se enferme 😀

  3. Deberían darle un premio a tu archienemigo… consiguió saltar 78 cm en la tierra, más que el saltador canguro (por llamarlo de alguna manera),el cual consiguió saltar 65 cm (evidencia en el vídeo).

    ¿Donde está mi medalla olímpica por saltar más alto que el saltador canguro? (Se estará preguntado tu archienemigo).

    Ya en serio. Muy buena entrada. Ojala así la gente que no cree en evidencias científicas, vaya aceptándolas un poco más, y por lo tanto deje de suponer patrañas, o no analizar completamente un tópico, sino solo hasta donde sea de interés para el.

    Nota: a Jordi le entraran ganas de ir por unas enchiladas con queso al restaurante mexicano más cercano después de publicar esta entrada.

    1. Amigo, el del vídeo salta 163cm (fíjate que las pesas casi igualan su altura), la cinta marca 1 metro y después 63 cm, lo puedes comprobar en la descripción del vídeo. Eso sí, el archienemigo tampoco salta nada mal 😉

      1. El salto debe medirse desde la cabeza, hasta la máxima altura que alcanza la misma. En el video, el tipo salta y dobla las piernas para alcanzar las pesas.

    2. El salto se puede medir de varias formas. Recuerdo que en el instituto haciamos las pruebas de salto vertical en estatico midiendo el puntos mas alto de la mano y la mayor parte de los hombres (entonces jovenes y ligeros) saltabamos de 40 a 60 cm. Algunos saltaban mas, por ejemplo un chaval que estaba en juveniles de un equipo ACB saltaba 80 cm.
      Tambien habia gente joven y ligera que saltaba poco, yo que era bastante ciclista andaba mas bien por los 40 pelados, y un tio joven y ligero solo saltaba 30 (y era cinturon negro de karate), supongo que efectivamente depende mucho de la rapidez de los musculos.
      Segun venia en las revistas, el baloncestista que midiendo menos de 1,70 machacaba el aro, Spud Webb saltaba mas de 1 metro en vertical.
      Pero eso no es muy representativo de la raza humana, por que luego nos ponemos muy gordos. Por ejemplo, el chaval de los 80 centimetros hoy no saltaria ni 10, a los 30 se puso echo una bola.

  4. Hola, bueno no estoy en contra de la veracidad del hecho de que el hombre fue a la luna o no, pero noto que cada vez que se toca el tema tu haces mencion de los cientos de miles de personas que estuvieron involucradas en tal proeza y bueno siento que no eso no es valido pues dichas miles de personas estuvieron involucradas tal y como cualquier trabajador en una fabrica o cualquier otra tarea que hace cualquier cosa u objeto y solo sabe que es para x proyecto pero no sabe los detalles de dicho proyecto,quienes saben para que o que fruto dara todo ese trabajo de dichas miles de personas son solo son unos pocos de cuello blanco( ponga aqui su entidad conspiranoica favorita)al cual hasta quiza ni el propio presidente podria estar informado.

    1. Hola Carlos, tienes razón cuando dices que de toda esa gente muchos no tenían acceso a todo el trabajo que se hacia pero te puedo asegurar que sólo con que diez personas tuvieran acceso a dicha información al menos una lo habría destapado. Es una simple cuestión de estadística.

      La única manera de mantener un secreto de este tipo es la eliminación (física) de absolutamente todos los testigos (hasta el equipo de “limpieza”)

  5. Hola
    Hace algún tiempo vi un documental en que se dudaba de si “la película que se hizo en la Luna” se había hecho realmente allí o era una ficción hecha en la Tierra, la duda no está en si el hombre estuvo en la Luna sino si la película se hizo allí. Si no me equivoco fue el presidente Nixon el que gobernaba en ese momento en EEUU y este personaje es capaz de haber hecho ese fraude y mucho más.
    Gracias

    1. 1. No había tecnología para hacer un vídeo simulando tal cosa (la falta de gravedad se puede simular en una persona atándolo con un cable, pero para el polvo del suelo no hay truco que valga).
      2. Los rusos, enemigos acérrimos y los que “perdían” la carrera espacial, no lo cuestionaron en ningún momento.
      3. Con sólo esto ya no hace falta seguir nada más.

  6. Eun uno de los videos se ve que un astronauta se pega un panzazo y solo con la fuerza de sus brazos se puso de pié. Eso en la tierra es imposible. Si yo fuese astronauta, me cuidaría mucho de no hacer movimientos que rompiesen el traje espacial o causasen alguna avería en el mismo, me mimagino que en esas circustancias todos haríamos los mismo.

  7. La comparación entre su salto en la tierra y la del astronauta en la luna es simplemente una equivocación, que se enfunda el traje que llevaba el astronauta aqui en la tierra y salte, a ver. Esa sería la comparación exacta.

  8. Pero ¡¿es necesaria la ciencia aquí?¡, no saltó porque no le dio la gana, yastá. Un hombre en la tierra puede saltar 78 cm ¿¡!?, pero también puede saltar 5, cm. si le sale de las enchiladas.

    1. “Pero ¡¿es necesaria la ciencia aquí?¡, no saltó porque no le dio la gana, yastá. Un hombre en la tierra puede saltar 78 cm ¿¡!?, pero también puede saltar 5, cm. si le sale de las enchiladas.”
      Has estado GENIAL.

  9. Buen artículo. Sin embargo, resulta cansino tener que estar siempre peleando con todos estos magufos. Da igual lo que se les argumente, siempre salen con alguna tontería nueva que, según ellos, echa por tierra cualquier argumento por muy razonado que esté.

    Recuerda que en realidad discutes con un fanático cuasi religioso al que la verdad objetiva y demostrable le importa más bien poco. Él solo quiere sentirse especial pensando que es de los pocos que han descubierto la macro conspiración tecleando en Google.

  10. Yo creo que el vídeo del hombre descamisado del gimnasio es un montaje, una conspiración internacional de saltadores de neumáticos. Se nota clarísimamente en el minuto 1.22

  11. Excelente explicación, pero el post se queda muy cojo al explicar la cuestión secundaria, y dejar desatendida la principal: la del queso en las enchiladas. ¿Puedes demostrar que tus enchiladas tienen queso? ¿Eh? ¿Eh? 🙂

  12. Aquí la traducción del Abstract:

    Resumen
    Cuánto mas puede saltar una persona en la Luna que en la Tierra depende principalmente de sus características musculares. Cualquier movimiento se define mediante una compleja interacción de fuerza muscular, velocidad, control de los músculos y geometría de las articulaciones. Por eso la ponderación de los efectos en una situación de cambio gravitacional depende de las características musculares de la persona específica. Lo cual puede incluso invertir el orden en la potencia de salto y que un saltador mejor que otro en la Tierra sea el peor de los dos en la Luna.

    Por el paper completo me cobran un dineral. Me gustaría traducirlo, así que si te interesa que lo traduzca gratis, pásamelo por email y, dependiendo del tamaño, en un par de ratos libres te lo devuelvo.

    Saludos
    Herr Martinez

  13. JA, JA, JA… ¿qué le pasa al hofendido que no haguanta nada? ¡CHAVAAAAL!, ¿te molestan las vocales sin hache? Por faborrrrrr, si no sabes ni escribir, ¿cómo vas a saber sumar?

  14. Hasta que los cazadores de mitos no hagan sus pruebas y publiquen sus conclusiones, la cosa no queda clara. Se necesita método empírico ¡A lanzar fulanos con cañones!

  15. Destacar el video de las caidas, Realmente se ve que la fuerza es menor. De todos modos acostumbrarse, podría ser comparable a pasar un día en una cama elástica y luego intentar saltar en el suelo firme.

  16. A VER ……Un poco de sentido común … de la Luna no se puede salir sin una infraestruvtura de cohete. La tecnología para que un rover levanta el vuelo verticalmente no se controla hoy día …. Se está intentando con sonoros fracasos ………. A no ser con helicópteros . ..A VER SI DESPERTÁIS ….

    1. No se yo, hay aviones de despegue vertical desde hace bastante tiempo, no veo porque no se puede hacer algo similar en la luna solo por el hecho de que la fuerza de la gravedad sea menor, lo que tiene pinta de facilitar la cosa.

  17. “..los astronautas de las misiones Apollo son los primeros organismos procedentes de la Tierra que han experimentado la gravedad sobre la superficie de otro planeta.” Como aún nuestros organismos no han llegado a Marte, sería interesante corregir este desliz, y así evitar alimentar aún más las díslocas teorías de tu archienemigo. 😉
    Excelente blog. Enhorabuena!!!

  18. Aunque estoy en Madrit, creo que deberias sacar un edición especial del libro para nuestro hermanos culturales de América: “El universo en un par de enchiladas” para que esos superarchienemigos se dejen de pendejadas

  19. Hemos ido a la Luna, eso es evidente. Por el sencillo razonamiento que desde Barcelona veo la Luna pero no Zaragoza, y como a Zaragoza puedo ir hasta yo, a la Luna con más razón.

  20. Me ha encantado este artículo (este y los que he descubierto junto con el blog). Son preguntas que te has hecho alguna vez o que despiertan completamente la curiosidad. Por ejemplo, esta de los saltos me la llevo haciendo desde que leí el cómic de Tintín en el que van a la luna.
    Muchísimas gracias por el aporte.

  21. ¿Otro archienemigo!!? como no tenias suficiente con la voz cursiva ahora te sale otro, y encima es campeón olímpico de salto, mal te veo ciencia de sofá!

    p.d. me han encantado los memes para la ocasión xD

  22. Me hubiera encantado ver el video de tu archienemigo saltando sin doblar las piernas (así como John Young) y con una mochilota. No alcanzaría ni la mitad de lo que propone. Probablemente midió su salto con las piernas dobladas.

  23. Que lastima, yo esperaba argumentos tipo ley de newton y valores de g o argumentos exactos, pero presentas puros argumentos subjetivos, que fulanito dijo, que el polvo, que la rodillas, etc, . Al menos el archienemigo presento números, mal o bien, pero era para demostrar en su mismo terreno, no que neil decía…. !!era lo que yo esperaría del archienemigo!!!!, Que lastima…. Y revelador……

  24. Tengo una pregunta. Si en la Luna se está en el vacío, ¿por qué el polvo lunar cae más rápido que el Astronauta en el video?. ¿Es que el polvo está imantado a la Luna?. El polvo parece caer más lento si pero no lo suficientemente lento como para equiparar al Astronauta. Quizás usaron un avión o una plataforma y cables para emular la gravedad.

  25. No entiendo, no seria mucho mas fácil calcular la gravedad? Si la gravedad en la tierra es 9,8m/s^2 y en la luna 1,7 m/s^2 (si no recuerdo mal)!! Unicamente se deberia plantear la velocidad a la que cae desde el punto mas alto de un salto con velocidad vertical=0 , al suelo!! Y después comprovar si hay la misma gravedad o no! Si la caida es mas lenta de lo que deberia , ya puedes suponer que no esta en la tierra! No he pensado mucho en el tema , pero diria que es una demostración senzilla que con las formulas de Newton deberian ser capaces de hacer

Deja un comentario