¿Debería preocuparnos el supervolcán de Yellowstone?

A principios de este mes salió una noticia alarmista de la mano de Actualidad RT (para variar) a raíz de una sucesión de pequeños temblores de tierra que tuvieron lugar en el parque nacional de Yellowstone y de un vídeo en el que aparecen unos bisontes corriendo por la carretera.

Si el vídeo hubiera sido grabado en cualquier otro lugar del mundo, no hubiera reunido los más de dos millones de visitas que ahora tiene. Pero, claro, esto es el parque nacional de Yellowstone, el lugar que contiene una caldera volcánica tan grande que se diceque su erupción podría proyectar suficiente ceniza a la atmósfera como para sumir nuestro planeta en una era glacial, extinguir a la humanidad y destrozar parte de E.E.U.U, ya de paso. El fin del mundo, vaya.
Seguir leyendo ¿Debería preocuparnos el supervolcán de Yellowstone?

Respuestas (XLIV): ¿Por qué la Luna se vuelve roja durante un eclipse lunar?

Ayer se produjo un eclipse lunar y debería haber escrito esta entrada sobre ello, pero se me pasó. Antes de que tumbéis la puerta de mi casa con antorchas y tridentes, os diré que no todo está perdido: ¡Los eclipses lunares ocurren cada dos por tres! De hecho, el próximo eclipse lunar tendrá lugar el 8 de octubre de este mismo año. ¡Alegrad esas caras!

Actualización [26/09/2015]: esta es una entrada de 2014, esta vez os he pillado a tiempo para avisaros.

Cuando en el espacio ocurre un eclipse, significa que alguna cosa está bloqueando la luz de otra desde tu perspectiva. Durante un eclipse solar, por ejemplo, la Luna se interpone entre la Tierra y el Sol.

No existe un ‘Planeta X’ en los confines del sistema solar

Hace unos días la NASA anunciaba que su telescopio espacial WISE (Wide-field Infrared Survey Explorer) había rastreado cientos de millones de cuerpos celestes y puntos brillantes en el cielo pero, entre otras cosas, no había encontrado ni rastro de un planeta gigante en los confines de nuestro sistema solar.

Mosaico de imágenes del cielo tomadas en luz visible e infrarrojos. El disco central es nuestra propia galaxia, que vemos desde el lado. (Fuente)

Bueno, ¿Y qué importancia tiene eso? ¿Es que se esperaba que hubiera uno?

No, pero era una opción que tampoco se podía descartar por completo. Aunque lo que más me ha interesado de esta noticia es la oportunidad que da para desmentir de una vez por todas una de tantas teorías conspirativas que circulan por internet.
Seguir leyendo No existe un ‘Planeta X’ en los confines del sistema solar

Respuestas XLIII: ¿Y si existe vida extraterrestre compuesta por elementos químicos que aún no hemos descubierto?

Hace poco escribí una entrada explicando por qué rastreamos el cielo buscando unas condiciones concretas cuando intentamos encontrar planetas habitados. En la sección de comentarios, Juan Cruz hizo dos preguntas muy interesantes: ¿Por qué asumimos que los elementos de la tabla periódica son TODOS los elementos existentes?¿Acaso no podrían existir cientos de elementos aun no conocidos por el hombre que sean incluso mas aptos que el carbono para dar lugar a la vida?

Para responderlas, tendremos que preguntarnos primero: ¿Qué es un elemento químico? O, mejor dicho, ¿Qué distingue un elemento químico de otro?

Para variar un poco, una tabla periódica en la que aparece el país en el que se descubrió cada elemento.

La materia que nos rodea está hecha de átomos, que a su vez se componen de protones (en rojo), neutrones (gris) y electrones (amarillo).
Seguir leyendo Respuestas XLIII: ¿Y si existe vida extraterrestre compuesta por elementos químicos que aún no hemos descubierto?

Patrañas (III): el cristal es en realidad un líquido.

Existe un mito bastante aceptado como una de estas curiosidades que se supone que poca gente sabe y que cuentas ante gente que no conoces mucho para hacerte el interesante: el cristal en realidad no es un sólido, sino un líquido súperenfriado a temperatura ambiente, tan viscoso que tarda años en deformarse y por eso lo vemos en estado aparentemente sólido en nuestro día a día, pero a lo largo de los siglos se puede notar que fluye.

La prueba, en teoría, es que los cristales de los ventanales de las catedrales antiguas son algo más gruesos por la base que por la parte superior, señal de que el cristal habría ido perdiendo integridad estructural a lo largo de los siglos debido a su (supuesta) viscosidad altísima y se habría ido deformando bajo su propio peso.

Esto es sólo un mito, por supuesto. Si esto fuera así, todas las copas que se han conservado desde hace miles de años estarían hechas un desastre. Esta jarra romana de entre los siglos III y IV a.C. es una prueba de lo contrario.

Se puede notar que no se ha derretido en más de 2.000 años. (Fuente)