La naturaleza NO es sabia

Existe una tendencia a sobrevalorar todo lo que hace la naturaleza y tratarla como un ente independiente que lo mantiene todo en equilibrio de una manera casi mágica, pero la naturaleza en sí es un concepto muy general que, a nuestro parecer, no define nada en concreto y se lleva todo el mérito. 

Es la evolución de los organismos vivos, que constantemente los adapta a los cambios del entorno, la que hace el trabajo sucio. Es decir, todo el orden y el equilibrio de los ecosistemas globales no es cosa de “la naturaleza”, sino que son los propios individuos que habitan el planeta los que se adaptan entre sí hasta alcanzar situaciones estables. Y la evolución, al contrario de lo que suele pensarse, no es un proceso que necesariamente conduzca a una mejora.

(Es broma, estamos muy en contra de este tipo de demagogia)
Esto último es un argumento contra la teoría del diseño inteligente que sostiene que todo es demasiado bonito y maravilloso para que sea el resultado de mutaciones al azar acumuladas durante millones de años. Nos guste o no, somos el resultado de una sucesión de soluciones (algunas más chapuceras que otras) aplicadas unas encima de otras desde que nuestros ancestros unicelulares empezaron a reproducirse. Tomemos, por ejemplo, el ojo humano.

Los vertebrados tenemos uno de los globos oculares peor construidos de todo el mundo animal, y la causa es que están planteados del revés.

Los ojos contienen una capa de tejido sensible a la luz, la retina, y capa de nervios que captan la información en cada punto de la retina y la manda al cerebro. La manera más lógica de colocar estas dos capas sería la siguiente:

Es la estructura que tienen, por ejemplo, los pulpos (aunque su pupila tiene otra forma, por suerte)

En cambio, en los seres humanos (y el resto de vertebrados) las fibras nerviosas del ojo obstaculizan el paso de la luz porque están colocadas delante de la retina. Además, para mandar la información al cerebro, el nervio óptico tiene que atravesar la retina, creando un punto que no es capaz de procesar la luz llamado punto ciego. O sea, que nuestros ojos están montados de esta manera:

¡Qué dices, hombre! ¿Cómo vamos a tener un punto ciego? ¡Lo veo todo a mi alrededor perfectamente!

¿Sí? ¿Eso crees? Mira estas figuras.

Tápate el ojo izquierdo y mira fijamente hacia la cruz. ¿Listo? Bien. Ahora acércate lentamente hacia la pantalla mirando sin apartar la vista de la cruz. El punto negro sigue ahí, en tu visión periférica, ¿no? Sigue acercándote y… ¡Eh! ¡El punto ha desaparecido! Acércate aún más a la pantalla. ¿Cómo? ¿El punto negro vuelve a aparecer? Sí, ha sido ocluido por tu punto ciego (lo mismo ocurre si  te tapas el ojo derecho y sigues el proceso mirando el círculo).

Otro ejemplo de chapuza evolutiva es el nervio laríngeo recurrente, que transmite los impulsos motores y sensitivos a la laringe. Va desde el cerebro hasta el principio de la laringe (donde tenemos la nuez), así que lo más lógico sería que el nervio que la conecta con el cerebro fuera directamente de uno al otro en una línea más o menos recta. En cambio, el nervio laríngeo recurrente baja por el pecho hasta una de las principales venas torácicas, pasa por debajo de ella y vuelve a subir de nuevo hacia la laringe

“Vete a casa nervio laríngeo recurrente, ya has bebido suficiente”

Este caso se da en todos los mamíferos y reptiles terrestres y está más marcado en cuellos muy largos, como el de las jirafas. En el siguiente vídeo, una disección del nervio en cuestión explicada por Richard Dawkins.

En el caso de la jirafa, lo que deberían ser poco más de cinco centímetros de nervio se convierten en un recorrido de más de cinco metros. El mismo efecto provocaba en la época de los dinosaurios, cuando existían animales como el sauroposeidón y otros lagartos con los cuellos extremadamente largos, que fueran necesarias neuronas de hasta 50 metros de largo para conectar el cerebro con las laringes de estos animales, lo que las convertía en las células más largas que jamás hayan existido.

¿Y cómo algo tan simple puede estar tan mal planteado?

En realidad, este sistema de transmisión de impulsos tenía sentido… Hace millones de años, cuando aún no existían los animales con cuello.

Los primeros seres que poblaron la superficie terrestre venían del mar, donde habían tenido forma de peces y organismos similares. En estos animales no tenían cuello, así que sus laringes y cerebros podían quedar unidas directamente por este nervio. A medida que estos animales salieron del agua, la evolución les fue confiriendo cuellos más largos mientras sus cerebros y laringes permanecían en el mismo sitio, aunque más separados. Al nervio laríngeo recurrente no le que ha quedado más remedio que seguir el juego al cuello durante millones de años, estirándose hasta nuestros días.

Como la evolución es un proceso lento que depende de mutaciones al azar, no es capaz de hacer algo tan simple como replantear el “circuito” nervioso y colocarlo el nervio en su sitio. Para ello tendría que intervenir en el proceso una inteligencia superior que, visto lo visto: a) es muy tímida y no se deja ver, b) no existe.

Hay muchos más ejemplos, pero nos pasábamos de extensión, así que lo dejaremos para otra entrada.

 

Y ahora, un mensaje publicitario.

National Geographic dice que si sois fans de Ciencia de Sofá y os gustaría suscribiros a la revista durante un año a un precio irrisorio (23,88€) y encima recibir varios regalos sólo por ser vosotros, podéis hacer click sobre la siguiente imagen que os llevará a la entrada donde os explico la oferta.

45 pensamientos en “La naturaleza NO es sabia”

  1. Interesante artículo,pero hay varias cosas en las que no estoy de acuerdo,me explico:

    Todos los organismos vivos incluidos nosotros lo seres humanos,somos una creación de la naturaleza,por lo tanto formamos parte de ella.No me parece correcto separar al ser humano del concepto de naturaleza,ya que venimos de ella y sin ella moriríamos.Todos nuestros pensamientos y las cosas que hemos inventado es gracias a que hemos sido creados (aunque sea a base de ensayo y error) para que podamos llegar a donde estamos.Es por eso,y por los miles de años de evolución y ensayo y error por parte de la naturaleza,por lo que creo que podemos decir que es sabia.Ojo,no estoy diciendo que sea perfecta,ya que eso no es más que un concepto humano.

    Cuando decimos que algo no está como debería…Sinceramente,no creo que nadie,por muchas carreras que tenga,sepa como debería de ser o no ser algo,solo podemos especular.Otra cosa es que no sepamos el motivo de por qué algo es así,igual que no sabemos otras muchas cosas.

    Saludos

    1. En primer lugar, gracias por comentar.

      No estoy separando nada de la naturaleza. A parte de lo que comenta Javier Izquierdo, para que algo sea sabio primero necesita tener una intención. Por poner un ejemplo, un jugador de póker que va jugando manos sin saber cómo van las reglas ganará algunas veces grandes premios (por pura suerte) y otras perderá sumas de dinero igual de importantes, pero no será un buen jugador de póker.

      Con la naturaleza pasa lo mismo: está basada en mutaciones totalmente aleatorias. Algunas pasarán de generación en generación y otras no, pero muchas de ellas seguirán transmitiéndose aunque ni siquiera proporcionen una ventaja. Por tanto, no puede considerarse que haya una intencionalidad en la evolución y, como el concepto de la naturaleza depende totalmente del de evolución, podemos concluir que ésta no tiene ni idea de lo que hace, así que de sabia tiene poco.

      Un saludo.

      1. Totalmente de acuerdo Jordi.

        Nuestro conocimiento, limitado por definición, hace que podamos ser sorprendidos al descubrir con cierto nivel de detalle los resultados de la evolución selectiva de millones de años, si a esto le añadimos un poco de egocentrismo y necesidad de razonamiento causal, unido a la tendencia de aferrarnos a explicaciones primitivas, se crea la ilusión simplista de una entidad abstracto/religiosa llamada “la naturaleza” con propiedades “mágico-inteligentes”.

        Algo con tanta substancia como la intersección de dos conjuntos de ideas que no se tocan llamada “inteligencia emocional” que no pasa de ser mas que un conjunto vacío, en la forma en la que se quiere promocionar.

        Y lo mismo sucede con el concepto de la supuesta “perfección del universo” donde sabemos que reina el caos más absoluto y que sólo puntualmente presenta situaciones que pueden ser percibidas como “armónicas”.

        Es sumamente agradable haber conseguido tu página.
        ✎_________ ✔✔✔✔✔ Txs4Sharing

    2. Hombre, sabemos como lo haría un ser inteligente, un ingeniero, por ejemplo. Si hay gente que dice que la Naturaleza es sabia es que no conoce estos ejemplos.

    3. La “naturaleza” como tal no existe, es un concepto humano para englobar lo que nos rodea tratando de excluir la acción humana misma, es un simple concepto discriminatorio creado por y centrado en el ser humano.

      Es difícil de aceptar desde el punto de vista homocéntrico que no somos mas que un estado evolutivo proveniente de un largo proceso y que debido a éste mismo proceso se han producido adaptaciones y configuraciones que simplemente no son las ideales para la función actual que para la que sirven.

      Si se pudiese, que en el futuro se podrá, generar seres vivos con características específicas para funciones específicas, aparecerán configuraciones más adecuadas para cumplir dicha función con mayor eficiencia que por vía evolutiva natural en tiempos mucho mas cortos, incluidas modificaciones del mismo ser humano.

      Además, ell concepto de “perfección” en si mismo, no tiene ningún sentido dado que sólo responde a un anhelo humano de que las cosas sean o funcionen como él desea o piensa deberían ser, frecuentemente relacionado a un subjetivo dios que todo los sabe, comprende y controla.

      Así mismo estoy seguro que Jordi estará de acuerdo con que el término “chapuza” (opuesto a perfección) que él utiliza, peca de ser otro intento calificativo homocéntrico y que el artículo desde su origen y muy a propósito, plantea un razonamiento vacío sin carácter científico de gran profundidad sólo con la intención de entretenernos o realizar un ejercicio (tormenta) mental para abrir mentes y romper algunos paradigmas…

      ¿O así o no, Jordi?

        1. Enhorabuena, de verdad. Descubrí está página hacer un tiempo y después de ir leyendo posts, saltando de uno a otro en un arduo ejercicio de “hacer-de-todo-menos-trabajar”, tomé la decisión de leerlos todos por orden en mis ” ratitos de relax”. Está siendo un recorrido de lo más placentero.
          Mucha suerte en todo (más que merecida)

    4. Lei tus comentarios hasta lo de ensayo y error, en cuanto a sabiduria se entiende que esta es por un conocimiento o estudio profundo, acto que no aplica a la naturaleza pues en practica desde el inicio de la existencia de los seres vivos no ha modificado los errores que se indican en el articulo, de tener el conocimiento profundo de estos en tanto tiempo esto se habrian subsanado.

  2. Mira anónimo, soy instalador electricista, si para unir dos contactos uno a 10 cm del otro necesita mas de 100 m de cable, es que algo no está bien, . otra cosa, es que, dos armarios los vaya separando poco a poco a base de empalmar los cables tal cual, en cuyo caso me encontraré con el efecto descrito arriba,pero es una chapuza del tipo “como funciona, déjalo así”. esto último es lo que hace la evolución, si los seres vivos hubieran sido creados “Tal cual” como aseguran algunos, entonces, o “El Creador” es un vago que no revisa los planos, o es un chapuzas al que le da igual todo o es un ingeniero (sólo un ingeniero pone el parque de diversiones al lado del vertedero de resíduos 😉 ) (perdón a los ingenieros, pero el chiste es así) o, si no, solo “construyó” la primera molécula autorreplicante y dejo todo en manos de la evolución… eso en el caso de que haya un “Creador”, claro

  3. Jordi,aunque sea por todas las partidas de poker que ha jugado,ese jugador algo de poker sabrá.Si lleva jugando millones de años,para mi ese jugador es un sabio en lo que al poker se refiere.Me reitero en lo que dije antes,ser sabio no es ser perfecto,y mucho menos lo que nosotros llamamos perfección.Creo que tenemos que entender lo que significa la palabra sabio/a…Para mi es alguien que sabe mucho,y en ese sentido sigo pensando que la naturaleza es muy sabia,ya que sabe sobre mutaciones,sobre vida y sobre otros aspectos que nosotros desconocemos.Para mi es algo bastante obvio afirmar eso,no nos olvidemos de que todo lo que nos rodea,absolutamente todo incluido nosotros,es naturaleza.Todos los edificios y estructuras modernas que nos rodean no son más que aleaciones de materia que existe en la naturaleza,nosotros no hemos creado nada,solo manipulado,esto parece obvio pero hay gente a la que se le olvida.También creo que tenemos un concepto distinto de lo que es naturaleza,para mi es todo el sistema de vida y evolución en la tierra,incluído nosotros.Si Einstein era sabio,es porque la naturaleza lo creó con las facultades propias para llegar a serlo.Por lo tanto no podemos decir que él era sabio y la naturaleza no…Ese es mi punto de vista.

    Javier,no nos olvidemos de que la naturaleza sigue evolucionando…Es decir,la naturaleza no ha dicho la última palabra…Seguimos evolucionando,estamos mutando constantemente,no somos algo ya predefinido.Aún así…yo no me atrevería a comparar el nervio laríngeo recurente con un cable y dos contactos…Seguramente haya otras cosas que se nos escapan y no sabemos,y la naturaleza si.

    Como digo es mi opinión y veo que hay cosas en las que discrepamos,pero no pasa nada,está bien intercambiar opiniones.Me gusta mucho esta página.

    Saludos

    1. ¿No hemos creado nada? mmm… si bien todo estará hecho de materia, no todo lo que hay es una “simple” manipulación de la naturaleza. La síntesis de sustancias sería un ejemplo. De cualqueir forma es mejor tratar de hablar con una piedra que con alguien que cree que la naturaleza es un ente con sabiduría e intención.

  4. Genial Simplemente Genial; un articulo Objetivo con los toques perfectos de humor y sarcasmo que mantiene al lector pendiente y despierto esperando el siguiente párrafo a leer; lo del diseño inteligente; si exista tal diseñador creo que esta idea le paso por la mente “Si esta mal pero funciona pues que siga asi en algún momento lo solucionare” XD

    1. La naturaleza SÍ es sabia.
      Basta ABRIR LOS OJOS a través de la lectura del IMPRESCINDIBLE libro: “La Medicina NATURAL al Alcance de Todos” (autor: Lezaeta Acharán).

      “The important thing is to not stop questioning”
      Albert Einstein

  5. La naturaleza SÍ es sabia.
    Basta ABRIR LOS OJOS a través de la lectura del IMPRESCINDIBLE libro: “La Medicina NATURAL al Alcance de Todos” (autor_ Lezaeta Acharán).

    “The important thing is to not stop questioning”
    Albert Einstein

  6. El que no esté de acuerdo con la extensión del nervio laríngeo, pues que se lo corte y lo empate… a ver cómo le va… La naturaleza no deja de ser sabia porque discrepemos con sus diseños… A Van Gogh le pasó lo mismo, nadie entendía sus pinturas…, ¿cuánto más a la naturaleza cuya obra es extremadamente inmensa y en muchos casos inexplicable? Aun cuando no seamos capaces de entender no significa que la naturaleza no sea sabia…

  7. …y no saben de un experimento donde se haya cortado el nervio laríngeo y vuelto a unir quedando de forma mas practica como lo menciona el articulo; seria genial saber que pasa.(Por cierto jamas creí tener un punto ciego)

  8. Me gusta mucho la pagina pero tengo un comentario de que tenemos vista periférica tu dices que no, que tenemos un punto ciego… pero solo pasa cuando te tapas un ojo, osea que por eso desarrollamos los 2 ojos no crees?

  9. Es excelente lo que has publicado, sin embargo, la evolución no funciona de la manera que lo has explicado. Cuando los primeros seres vivos desarrollaron su visión, lo hicieron bajo el agua. Este sistema ocular era perfecto y estaba adaptado para ese medio, entiéndase que mirar debajo del agua y mirar en el aire libre es distinto por la refracción de la luz. Cuando los seres vivos empezaron a salir del agua sus ojos no estaban adaptados para ese tipo de ambiente. Entonces la visión tuvo que acostumbrarse a ese nuevo medio. Por eso tenemos problemas con ver objetos que están cerca a nosotros (ejemplo coloquen su dedo a dos centímetros de su nariz y traten de verlo nitidamente). La evolución no puede empezar hacer que empecemos de cero y que nos arregle la visión, solo nos acostumbramos a ello. Lo mismo sucede con el sistema de la laringe, nos creció el cuello pero simplemente la evolución no puede empezar de cero y acortar el nervio laríngeo. Como ejemplo imaginen que uno de ustedes se va a vivir a africa. Ustedes tienen hijos con su esposa y así pasen millones de años, su piel no se va a poner de color oscuro para que su cuerpo se adapte a las altas temperaturas de ese lugar. La evolución simplemente no puede retroceder para cambiar o mejorar. Simplemente, a ese proceso se le conoce como adaptación. Saludos, y muy buena la información que publicaste. Saludos.
    Miguel

  10. El hecho de que algunos otorguen “intencionalidad”, memoria e inteligencia deja bien claras varias cosas:

    Que si fuéramos obra de un creador habría que quitarle la licencia por incompetente.

    Que la naturaleza ni es sabia ni posee esas características.

    Que nosotros tampoco tenemos inteligencia. Ni comprensión lectora, añado.

    Así nos va.

  11. Como en algún comentario anterior, pienso que has separado la naturaleza de los seres vivos, cuando forman parte de ella. También creo que la naturaleza no necesita intencionalidad, puesto que ya ha hecho bastante y lo forma todo (excepto aquello que sale de la razón y requiere la manipulación de la naturaleza). En mi poco relevante opinión considero la evolución como parte de la naturaleza y aunque no sea precisa como las matemáticas la considero superior, pues ni la física ni las matemáticas pueden explicarla al detalle, aunque es la mejor herramienta que tenemos. Dicho esto, me encantan tus artículos y tu manera de expresarte y valorar todas las posibilidades, un grande!! (¡Impresionante lo del globo ocular humano!)

  12. Me quede pensando en cuanto tiempo pasa entre el momento en que una girafa piensa algo y el momento que lo termina de decir.
    Las conversaciones entre girafas deben ser un fastidio.

  13. La disteolología o el pretender desenmascarar la afirmación del consecuente: Hace frío, ergo está nevando. Lanza Dawkins la evidente falacia en contra del argumento teleológico, sin embargo, no niega la existencia en el universo de la complejidad irreducible y de la posibilidad de un diseño inteligente.

  14. Muy interesante de verdad, sol no veo la necesidad de desestimar al creador por cuestiones de conveniencia. ¿Quién dijo que deberíamos tener ojos tan potentes como los de otros animales para empezar? ¿no es parte de nuestras limitaciones el hecho de tener herramientas naturales limitadas, más lo que nos hace más adaptables evolutivamente sea la capacidad de raciocinio? Dios más que una fuente enciclopédica técnica, es un padre y una brújula moral para todos nosotros. La idea del crecimiento espiritual es aplicada en formas distintas a la de simplemente conocer hechos ya existentes, esa corresponde a la saciedad de la curiosidad, que es una necesidad diferente.

  15. No comparto este punto de vista, expones dos pruebas para formular la hipótesis de que no existe un creador, que el individuo es en ente independiente de la naturaleza y que esta misma naturaleza no es perfecta… Voy a intentar rebatir cada punto.

    Lo de la estructura del ojo y del nervio tal vez sea o no sea el mejor diseño en un primer momento, también decían lo mismo de las amígdalas y luego comprobaron que si tenían una función específica que era mas adecuado tenerlas que quitarlas así que las pruebas que expones ya no son rotundas. Por cada “error. que puede existir en la.evolución existen “milagros” que todos los jugadores de poker, ingenieros y arquitectos que existen en la Tierra no son capaces siquiera de acercarse a su funcionamiento, hablo del cerebro humano, de la duplicacion del ADN, del sistema digestivo, respiratorio…y de muchas otras particularidades de los organismos vivos que, cuanto menos, hace plantearse que el tosco azar y la casualidad es bastante sospechoso.

    En cuanto a que los individuos son entes independientes de la naturaleza pienso que en todos existe una tendencia común de adaptación al medio, esta viene dada de manera natural, además, esta tendencia esta dirigida en cierta proporción, la proporción áurea común a todas las especies, por tanto lo que el autor separa en el artículo considero que esta unido a través de ciertos elementos que son comunes no solo a la Tierra, si no que a todo el universo, la evolución se encuadra dentro de reglas tales como la entropía, común a todo el universo. Si cambiase el medio la estructura del ojo cambiaría de tal manera que seguiria estas reglas del juego, tal y como un jugador de poker ha de acatar las reglas del poker ideadas por un creador del juego.

    No se si sera perfecta, pero si que es cierto que sigue una tendencia. Cuando se intenta predecir el comportamiento de fenomenos naturales siempre nos topamos con ciertos grados de libertad…tal vez Dios no juega a los dados, pero estos grados de libertad sean ases del dispone la naturaleza para imponer un poco de conciencia a la evolucion y a toda nuestra realidad…

  16. la evolución es un proceso lento que depende de mutaciones al azar …. º_º !! … nuuu ^_^ … no son al azar, quizas algunas, pero al azar ? no precisamente.

  17. Todo lo que realmente existe es parte de la naturaleza y cada ser o cosa que existe está sujeto a leyes propios de su propia naturaleza en la cual se identifica, y eso es precisamente lo que nos hace diferentes, cosa que los sabihondos quisieran que las cosas sucedieran como ellos quisieran que sea, bueno quizá éstos no sean propios de la tierra; más bien, posiblemente sean extraterrestres…

  18. Lo del ojo es una chapuza evolutiva en parte, ya que la retina es la zona del cuerpo (sin contar el cerebro) que más energía consume por unidad de volumen y, por lo tanto, necesita estar en contínua regeneración (el pigmento visual) y para ello los segmentos externos de los fotorreceptores tienen que estar en contacto con el epitelio pigmentario y al ser negro éste no puede encontrarse en el camino de la luz. Esto hace que toda la retina esté invertida y los axones de las células ganglionares tengan que salir hacia el otro lado

    ¿Chapuza? Aparentemente, pero con una utilidad pasmosa ¿Existen soluciones mejores? Por supuesto, el ojo del pulpo es un ejemplo

    Esto es sólo un simple apunte, estoy de acuerdo con lo que dices.

  19. Nuestros ojos están mal diseñados, el ejemplo : si te tapas un ojo veras que tienes un punto ciego. Pregunta… quien rayos se pasa la vida existiendo con un ojo adrede? para eso tenemos dos ojos papa!

  20. El que escribió este blog es parte de la naturaleza, por lo tanto, si la naturaleza creó a un hombre capaz de darse cuenta de las falencias de su entorno natural y de si mismo para luego escribir un artículo, es prueba de que la naturaleza es muy sabia, no se si perfecta.

  21. Anónimo (Feb 22 2016):

    No entendiste para nada el contenido del artículo y trataste de torcerlo al revés, sin resultado.

    Y si crees que la naturaleza es sabia porque hizo a quién escribió este artículo, pero éste dice que la naturaleza no es sabia, entonces está equivocado… por lo que la naturaleza misma no es sabia al hacer a alguien tan imperfecto, ¡Ja!.

  22. La naturaleza es lo suficientemente sabia como para perfeccionar lo imperfecto y lo perfectible que surge en su propio seno 🙂 Y nada prueba que no sigamos evolucionando. Por otro lado, si no tuviéramos fe en que nuestros procesos mentales surgen de un mecanismo “natural” fiable, ¿por qué dar crédito a lo que nos dicten esos procesos mentales, como, por ejemplo, que la naturaleza no es sabia? ¿Por qué el último comentarista está tan seguro de haber dado una patada en la boca al anterior si su cerebro le engaña, pues es, como el cerebro de todos, como toda la naturaleza de donde surgió, una chapuza?

    Darwin lo expresó así:

    “De continuo surge en mí la horrenda duda de si las convicciones de la mente humana, que se ha desarrollado a partir de la mente de animales inferiores, tienen algún valor, si son verdaderamente dignas de confianza. ¿Confiaría alguien en las convicciones de la mente de un mono, suponiendo que una mente así pueda albergar algún tipo de convicción?” (Extracto de una carta dirigida a W. Graham el 3 de julio de 1881, recogida en “The life and letters of Charles Darwin”, Francis Darwin, 1959).

    Sí, lo puedo decir más breve: si el cerebro (parte de la naturaleza) es una chapuza, todo lo que pensáis puede estar equivocado. Si estáis “seguros” de que NO estás equivocados, es porque, en el fondo, pensáis que vuestro cerebro NO es una chapuza, y, por tanto, la naturaleza de donde surgió es sabia. Más resumido aún: si ensalzas a tu cerebro hasta las nubes, ensalzas la maestría de la naturaleza hasta el mismo sitio. Contradicción habemus.

    El que lea entienda. Saludos.

Deja un comentario