Archivo de la categoría: Sistema Solar

¿Por qué ya no hay océanos en Marte?

Hubo un tiempo en el que el agua en estado líquido abundaba en la superficie de Marte. Esto lo sabemos porque aún se pueden ver las marcas que en su día dejó el movimiento del agua sobre su superficie, como cursos de ríos secos, valles fluviales o depósitos sedimentarios. Por otro lado, las sondas robóticas que se han paseado por Marte han identificado minerales que sólo se forman en presencia del agua, como la selenita o el hematites.

Nanedi Valles, un cañón generado en Marte por el efecto erosivo del agua.

De hecho, es posible que en Marte llegara a existir tanta agua líquida en el pasado como para que parte de su hemisferio norte estuviera cubierto por un océano que habría tenido una profundidad media de unos 2.000 metros y una extensión similar a la de nuestro océano Ártico. O, al menos, esto es lo que sugiere la pequeña cantidad de cráteres que se pueden encontrar en la extensa planicie que domina el hemisferio norte del planeta, Vastitas Borealis, un fenómeno que se podría explicar si toda la zona hubiera estado cubierta en su día por una capa de agua que protegió el suelo de los impactos meteoríticos.

Simulación del océano que pudo haber bañado el hemisferio norte marciano. (Fuente)

La terraformación de Marte (2ª Parte)

En primer lugar, quiero dar las gracias a todos por vuestros votos en los premios Bitácoras 2014. Al final no ha podido ser y Ciencia de Sofá no llega a la final, pero quedar en sexta posición, teniendo en cuenta cómo está creciendo tanto en calidad como en calidad el mundillo de los blogs de ciencia, es todo un logro. Pero vamos a lo nuestro: la terraformación de Marte.

Antes de seguir, recomiendo la lectura de la primera parte (a la que podéis acceder haciendo click sobre este texto verde) en la que explicaba que, para poder vivir en Marte con la misma comodidad que en la Tierra (es decir, sin tener que llevar un abultado molesto traje espacial que te proteja del entorno cada vez que sales a la calle), lo primero que deberíamos hacer es aumentar la densidad y el grosor de la atmósfera, además de reducir la proporción de dióxido de carbono que contiene. Esto no sólo nos permitiría respirar, sino que además nos protegería de la radiación cósmica ante la que Marte no tiene protección por el hecho de no poseer un campo magnético.

La puesta de sol en Marte fotografiada por el rover Spirit. (Fuente)

Una vez tengamos aire y una presión atmosférica decentes, necesitaremos poner una solución a la fría temperatura de Marte que, como comentaba el otro día, oscila entre unos agradables 20ºC a mediodía en el ecuador en verano y unos no tan agradables -153ºC en los polos.
Seguir leyendo La terraformación de Marte (2ª Parte)

¿Se están invirtiendo los polos magnéticos de la Tierra?

El otro día colgué en Facebook una entrada antigua en la que respondía a la pregunta ¿Cuándo desaparecerá el campo magnético terrestre? y recordé que me habéis preguntado varias veces cómo podría afectar a nuestras vidas la infame (y supuestamente inminente) inversión de los polos magnéticos del planeta. Gracias, prensa sensacionalista, por darme trabajo.

El campo magnético del planeta aparece a partir del movimiento del hierro fundido que rodea el núcleo sólido de la Tierra (explicaba el proceso en esta entrada) y se extiende formando una “burbuja” magnética invisible a nuestro alrededor de 1.600.000 kilómetros de radio. Esto convierte el planeta en un imán gigantesco, aunque no demasiado potente, que ejerce su influencia sobre cualquier cosa cargada eléctricamente que se le acerque lo suficiente.

Un imán espolvoreado con partículas de hierro desvela la forma de su campo magnético. El de la Tierra es igual.

¿Y sirve para algo el campo magnético o está ahí sólo para ayudar a los pájaros durante sus migraciones?

¿Qué es el letargo solar?

Ya ha salido una nueva noticia alarmista, y esta vez de la mano de Actualidad RT, un portal de noticias que tiene ganas de que estalle la Tercera Guerra Mundial en cualquier momento. Como de aquí a los batallones de páginas pseudocientíficas sólo hay un paso (lo siento, RT, pero es el precio que tiene decirles lo que quieren oír), he preferido adelantarme antes de que se me inunde la bandeja de entrada con preguntas sobre el tema. El titular que me ha llamado la atención es:

Primero os dejo un breve resumen de la situación, muy bien explicada en este informe del GAME (Grupo Amateur de Meteorología Espacial):

El actual ciclo solar, el número 24, está siendo inusualmente tranquilo. La actividad solar ha disminuido un 46% respecto a otros ciclos y parece que la tendencia continuará de cara al siguiente, que además llegará con 4 años de retraso. Esto podría tener algún efecto en el clima terrestre.

Para saber qué está haciendo el sol en cualquier momento, podéis seguir al GAME en Facebook haciendo click aquí o visitar su página web.

Antes de llevarnos las manos a la cabeza, ¿A qué nos referimos con eso de actividad solar?

Seguir leyendo ¿Qué es el letargo solar?

Respuestas (XXXVII): ¿En qué estado es más abundante la materia?

Hoy respondo a una pregunta de Miguel Albrecht, que ya mandó una consulta preguntando por qué algunas baterías se hinchan y explotan. Esta vez quiere saber cuál es el estado de la materia más abundante del universo. No problemo.

Un objeto sólido (peso de bronce) flotando sobre un líquido (mercurio) y rodeado de gas (aire). En realidad sólo es una excusa para colgar una foto del mercurio haciendo su magia. (Fuente)

La materia puede adoptar un montón de estados extraños cuando está sometida a condiciones muy inusuales, pero normalmente la encontramos en cuatro formas, según la temperatura y la presión a las que esté sometida: sólido, líquido, gas y plasma.

Respuestas XXXVI: ¿Podría haber aparecido vida en la Tierra sin la Luna?

Hace poco escribía sobre la posibilidad de que existiera vida sin el sol. Hoy (en realidad, hace un par de semanas), Lucas Castro me ha planteado si podría existir vida sin la Luna.

Obviamente, los seres vivos no dependen de la Luna de la misma manera que lo hacen del sol: su superficie refleja un 12% de la luz solar que incide sobre ella y ni siquiera una parte considerable de esta cantidad llega hasta nosotros, lo que no es suficiente como para producir los procesos fotosintéticos que dan a las plantas su energía. Eso por no decir que la Luna ni siquiera nos proporciona calor.

Aunque es verdad que algunos animales dependen de las mareas provocadas por nuestro satélite (como los mejillones y otros moluscos) lo cierto es que, si de repente la Luna desapareciera (suponiendo que no ocurrieran catástrofes como las que más abajo explicamos), la inmensa mayoría de los organismos que habitan la Tierra seguirían con su vida tranquilamente. Tal vez un poco desorientados durante un tiempo, pero terminarían adaptándose.

Foto de la Tierra y la Luna tomada por la sonda Voyager 1 a 1.66 millones

de kilómetros de distancia. Crédito: NASA.

Así que podría decirse que ningún organismo depende exclusivamente de la Luna para sobrevivir al contrario del caso de las plantas, por ejemplo, que necesitan la luz solar para obtener el carbono que las compone. Pero, ¿Y si planteamos la pregunta en una escala de tiempo más larga? ¿Podría haber aparecido vida sobre la Tierra si no existiera la Luna?
Seguir leyendo Respuestas XXXVI: ¿Podría haber aparecido vida en la Tierra sin la Luna?

El hexágono de Saturno

En 1980 y 81, la sonda Voyager sobrevoló el polo norte del segundo planeta más grande del sistema solar, Saturno, y se encontró con algo que fue fotografiado 32 años después por la sonda Cassini, que pasó por allí el 27 de Noviembre de 2012 y tomó la siguiente imagen:

Fotografía en espectro cercano al infrarrojo. Crédito: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute.

Con el 21 de Diciembre de 2012 a menos de un mes de distancia, una avalancha de difusores de pseudo-ciencia barata sacó el caso a relucir, cada uno explicando una mandanga diferente según el producto que intentaran venderte. Sabemos que no era vuestra intención, Mayas.

Menos palabrería y más explicarme qué es eso antes de que me compre un kit de supervivencia.

Ya vaaaa…
Seguir leyendo El hexágono de Saturno

Urano

Este es Urano, el penúltimo planeta del sistema solar (ya es hora de que vayamos superando lo de Plutón), contando desde el sol. Comparado con el resto de nuestros variopintos vecinos, parece que esta bola de billar lisa no pueda ofrecernos nada interesante, pero el objetivo de esta entrada es demostrar que Urano no tiene nada de aburrido.

Crédito: NASA/JPL/Voyager.

El 80% de su masa está compuesta por una mezcla fluida de hidrógeno, agua y amoniaco que se mantiene en estado líquido gracias a la agradable temperatura del planeta, de unos -224,2ºC. Su atmósfera gaseosa, en cambio, contiene un 83% de hidrógeno, un 15% de helio y el 2% restante es metano, un gas orgánico. Hacemos un inciso para señalar que el metano es un gas inodoro, es decir, que no huele, pese a la falsa creencia extendida de que es el responsable del olor de nuestras flatulencias. La cuestión es que el metano absorbe las longitudes de onda más largas de la luz, léase la luz roja, y refleja el azul pálido que le da el color a este planeta.
Seguir leyendo Urano