¿Qué pasaría si la Tierra fuera plana? (2ª Parte)

Es posible que estas últimas semanas os hayáis topado con la “polémica” absurda del rapero que dice que la Tierra es plana y la respuesta del astrofísico Neil DeGrasse Tyson. Además, hace poco colgué este vídeo en el que enseñaba cómo podéis ver la puesta de sol dos veces y cómo este hecho demuestra que la Tierra no es plana. Así que, aprovechando el tirón de la Tierra plana, he pensado que ya va siendo hora de escribir la continuación de la primera parte de una entrada que escribí el 18 de febrero del año pasado llamada “¿qué pasaría si la Tierra fuera plana? (1ª Parte)”.

En resumidas cuentas, en esa entrada hablaba sobre cómo notaríamos la gravedad producida por un planeta plano y por qué, en realidad, la fuerza de la gravedad obliga a los planetas a adoptar formas esféricas (o, como mínimo, de patata). En esta segunda parte hablaré sobre qué pinta tendría la superficie de un planeta plano a grandes rasgos. Por ejemplo, ¿qué pasaría con los océanos?

Bueno, pues que se derramarían por los bordes, obviamente.

Pues, no. Curiosamente, ocurriría lo contrario.

Esto no le pasaría nunca a nadie, ni en una Tierra esférica ni en una plana. (Fuente)

Como habíamos visto en la primera parte, caminar desde el centro de la Tierra plana hacia uno de sus extremos sería como intentar escalar una pendiente cada vez más empinada, aunque el terreno sobre el que nos moviéramos fuera completamente horizontal. Y esto se debe a que cada vez tendríamos más masa por detrás de nosotros, así que la fuerza gravitatoria no sólo tiraría de nuestro cuerpo en un ángulo cada vez más cerrado, sino que lo haría con una fuerza cada vez mayor.

Por eso, si pusiéramos una pelota cerca del borde de la Tierra plana, entonces ésta empezaría a rodar hacia el interior del disco hasta llegar a la zona central… Aunque su superficie fuera completamente lisa y horizontal. Una vez allí, rodeada por la misma cantidad de material en todas las direcciones, no sería estirada en ninguna dirección más que en otra y terminaría por quedar en reposo.

Y, como podéis imaginar, lo mismo pasaría con el agua, que tiende a fluir hacia la posición donde tiene la menor energía potencial.

La energía potencial gravitatoria de un objeto depende de su masa, de la altura a la que se encuentre y de la intensidad del campo gravitatorio a la que esté sometido. En nuestra Tierra esférica, con un campo gravitatorio que es prácticamente constante por toda su superficie, las cosas que se encuentran a una altura mayor tienen una mayor energía potencial y, si no tienen nada sobre lo que apoyarse, caerán hacia lugares donde su energía potencial sea menor. En cambio, sobre la superficie de un planeta completamente plano, aunque un objeto se encontrara siempre sobre la superficie y, por tanto, siempre a la misma altura, la intensidad del campo gravitatorio es mayor en las zonas cercanas al borde del disco y mínima en su centro. Así que todo tenderá a moverse hacia el centro del disco, donde la energía potencial de un objeto será menor… Incluidos los fluidos como el agua o el aire.

O sea que, en un planeta plano, lejos de derramarse por los bordes, toda el agua fluiría hacia el centro del disco, acumulándose allí y formando un “océano” con forma lenticular alrededor de la zona central.

Los habitantes de este planeta plano verían un escenario curioso, desde luego, porque desde cualquier punto del planeta se podría ver el gigantesco bulto de agua asomando en la lejanía… Bueno, asumiendo que no hubiera aire entre sus ojos y el “océano”, claro.

Para que sobre la superficie del planeta plano hubiera habitantes, primero debería existir con una atmósfera. Pero, pese a que no existiría un horizonte propiamente dicho en el mundo plano, el campo de visión de sus habitantes estaría limitado a unos 296 kilómetros porque el aire no es completamente transparente. Así que, por desgracia, el océano lenticular no se podría ver desde cualquier rincón de la Tierra plana.

Al tratarse de un fluido, la atmósfera estaría distribuida de la misma manera que el agua, aunque formaría una “cúpula” más grande debido a su mayor volumen. Probablemente, la densidad del aire sería máxima alrededor del centro del disco y disminuiría en las zonas más cercanas a los bordes.

Por supuesto, en los dos casos la altura y la extensión de las cúpulas de agua o aire dependerán tanto del grosor de la Tierra plana como de la cantidad de agua o aire que haya sobre ella. Pero, eso sí, para que el agua se desparramara más allá de los bordes del disco como en la imagen del principio, habría que añadir suficiente agua sobre la Tierra plana como para que el océano cubriera toda la superficie por completo. O sea, que el planeta entero tendría que estar cubierto por una gigantesca cúpula de agua antes de que ésta empezara a desbordarse hacia los bordes. Curiosamente, lejos de formar una catarata que se vaciara en el espacio, seguramente el agua quedaría retenida sobre el canto del disco hasta cierto punto, donde la gravedad tira de las cosas hacia la superficie del canto, como explicaba en la primera parte. Una vez cruzara el disco, el agua empezaría a caer en la otra cara del planeta plano y a fluir hasta su centro, formando otra cúpula de agua gigantesca.

Las montañas también se comportarían de manera distinta en un planeta plano. En nuestra Tierra redonda, la gravedad tira de todo hacia abajo de manera perpendicular al suelo, así que un montón de materia cualquier no tiene ningún lado preferido hacia el que caer y, con el tiempo, las montañas tienden a adoptar perfiles más o menos simétricos, con laderas parecidas en todos sus lados.

Podéis hacer un experimento vosotros mismos para simular este efecto: coged un puñado de sal y dejadla caer sobre una superficie plana. Os quedará un montículo de este estilo:

Pero, en un planeta plano, la gravedad tira de las cosas que están sobre su superficie en ángulo. Y no sólo eso, sino que el ángulo es mayor cuanto más te alejas del centro. Podéis comprobar vosotros mismos las consecuencias que esto tendría para las montañas haciendo montones de sal sobre superficies con distintas inclinaciones. Al fin y al cabo, un planeta plano donde la gravedad actúa en ángulo y una superficie inclinada donde la gravedad tira hacia abajo son dos situaciones equivalentes.

Haciendo este experimento con sal y una libreta (y luego poniendo la libreta horizontal de nuevo), podéis ver cómo iría cambiando la forma de las montañas cuanto más cerca se encontraran del borde de un planeta plano.

Bueno, en las zonas más cercanas de los bordes directamente no podrían existir montañas, ya que allí la dirección de la gravedad es casi paralela al suelo. Ya veréis que, si inclináis vuestra superficie lo suficiente, entonces la sal simplemente se desparrama y resbala hasta el suelo (o el escritorio lleno de cosas, si os ha pasado a mí, que es más molesto de limpiar).

Y, como podéis imaginar, los edificios también sufrirían las consecuencias de la fuerza gravitatoria inclinada. Los edificios aguantan muy bien los esfuerzos de compresión que resultan de que actúe sobre ellos una fuerza gravitatoria en vertical, pero que no manejan tan bien los esfuerzos tangenciales.

O sea que, si queremos montar una inmobiliaria en un planeta plano, sólo nos quedan dos opciones:

Y creo que hasta aquí llega lo que que puedo afirmar con cierta seguridad sobre los efectos de la gravedad de un planeta plano “sobre la vida diaria”. Si se os ocurren otros fenómenos interesantes que creéis que ocurrirían en un mundo plano (como el clima), no dudéis en dejar vuestras ideas en los comentarios. Quién sabe, tal vez al final reunamos suficientes ideas para una tercera parte. Aunque no prometeré ninguna fecha, por si acaso.

Bonus track: como ha mencionado Petyr Andreu Baelish en los comentarios, los defensores de la teoría de la Tierra plana solucionan el problema de que la gravedad no hace que aparezca una gigantesca burbuja de aire en el centro del planeta diciendo que la Tierra está acelerando constantemente hacia arriba a 9,8 metros por segundo cada segundo, lo que crearía una “falsa gravedad” en dirección vertical idéntica a la que notamos.

Esto no tiene ningún sentido porque, suponiendo que partiéramos de una Tierra plana en reposo, tardaría sólo 354 días en alcanzar la velocidad de la luz… Algo que obviamente no ocurre, porque entonces estaríamos muertos.

Ningún objeto con masa puede alcanzar la velocidad de la luz. Y, aunque la Tierra se desplazara a esa velocidad en algún mundo fantasioso donde nada es imposible, cualquier trocito de polvo espacial que se encontrara en nuestro camino impactaría contra el planeta con una energía tremenda. Si el impacto de un micrometeoroide que se mueve a “sólo” unos pocos kilómetros por segundo puede llegar a hacer esto en el fuselaje de una nave espacial, imaginad qué haría estrellándose contra la Tierra a casi 300.000 km/s. De la misma manera, los átomos de hidrógeno que hay sueltos por el espacio lloverían sobre la superficie de la Tierra de manera constante en forma de mortífera radiación altamente energética.

Y eso por no decir que esta excusa no explica por qué otros planetas, como Júpiter, tienen satélites dando vueltas a su alrededor.

 

¡Pero no os vayáis, que aquí llega vuestra parte preferida de la entrada!

National Geographic dice que si eres fan de Ciencia de Sofá y te gustaría suscribirte a la revista durante un año a un precio irrisorio (23,88€) y encima recibir varios regalos sólo por ser tú, puedes hacer click sobre la siguiente imagen que te llevará a la entrada donde te explico la oferta con más detalle.

16 pensamientos en “¿Qué pasaría si la Tierra fuera plana? (2ª Parte)”

  1. Hola Jordi, tengo entendido que los “entendidos” de la Tierra plana, afirman que la gravedad tal y como la conocemos “no existe” , lo que ocurre es que la Tierra acelera hacia arriba en 1g.

    “In the Flat Earth model, ‘gravity’, rather than being a force, is the upward acceleration of the Earth. The Earth always accelerates upward at 1g, which is equivalent to the gravitational acceleration in the Round Earth model. Like the force of gravity, the Earth’s acceleration causes several commonly observed phenomena in our daily lives.”

    Esta gente tiene excusas para todo 🙂

    Si te pasas por alguna de sus páginas web vas a sacar material para varias entradas para el apartado patrañas 😛

  2. La cuestión es que los iluminados de la tierra plana negarán cualquier cosa que no comulgue con su idea de encefalograma plano, incluida la ley de la gravedad. Imagino que para ellos las cosas van “pabajo porque sí”.

  3. Si la tierra fuera un frisbie el movimiento de rotación tendría dos posibles ejes, uno en el que girase como un disco en una lectora, es decir rotando en forma de rueda, esto tendría efectos drásticos haciendo que en una cara del planeta siempre fuera de noche y en la otra siempre fuera de día, también cabe la posibilidad que el borde del planeta mirase hacia el sol, en este caso la única zona habitable del planeta seria el borde del mismo y de hecho las personas experimentarían una vida muy similar a la que tendrían en una tierra esférica, con días y noches y una gravedad relativamente normal, y de hecho si la tierra fuese algo así mas como un cilindro, los océanos si que se desbordarían en forma de cascada.

    El otro escenario seria que girase del mismo modo que uno giraría una moneda en una mesa, es curioso pero en este caso la fuerza centrifuga sin dudas crearía una gravedad artificial si rotara a una velocidad constante y adecuada, quizá en algún punto de resonancia incluso podría funcionar, aunque es algo difícil de imaginar, de todos modos esta “gravedad artificial” seria solo en la cara que corresponda a la dirección de giro, en la otra el efecto seria totalmente contrario.

  4. Me he leído la sección FAQ de Flat Earth Society y algún post del foro y hay una pregunta de alguien que me ha llamado la atención.
    Los seguidores de esta “””teoría””” postulan que el polo norte magnético se haya en el centro de la Tierra Plana y que el polo sur es un anillo ininterrumpido situado en la parte más exterior del disco. La pregunta que hacía la persona en cuestión es: ¿cómo ambos polos magnéticos pueden encontrarse en la misma cara del disco y no interferir el uno con el otro? Además, partiendo de esta base, interpreto que los dos polos están situados en el mismo lugar en la otra cara del disco. Para explicarme, ¿sería como tener un imán circular con polos norte en ambas caras insertado en un imán con forma de anillo y… polo sur?
    Me cuesta mucho imaginarme (y aún más explicar) cómo se supone que funciona el magnetismo de este modelo de tierra.

    Por otro lado, respecto a los movimientos solares, me ha parecido entender (corregidme si me equivoco) que están convencidos de que el sol se mueve describiendo dos círculos concéntricos, en función de la estación del año (¿?). Y algo similar para explicar el día y la noche. En este caso, dicen que es de día cuando el Sol está sobre tu cabeza (literalmente) y es de noche cuando no. Pero… Si se supone que la Tierra es plana, ¿no debería poder verse el Sol desde cualquier punto del disco independientemente de si estuviese en el momento de su giro que pasa sobre tu cabeza o sobre cualquier otro punto?

    Creo que necesito muchísimas respuestas.

    Por cierto, añado a modo de apunte que, para rematar toda la locura, dicen que en la parte más exterior del disco hay un muro de hielo (al más puro estilo Juego de Tronos), lo que conocemos como la Antártida, que mantiene el agua de los océanos en su sitio y “nos protege de lo que sea que haya al otro lado”. Tal cual.

  5. Lo que no entiendo es como los defensores de la tierra plana no ven los diferentes husos horarios que hay en el planeta y que no pueden darse en su modelo “planista”.

  6. Bueno, yo les diría a los de la tierra plana, que intenten montar una estación espacial en plano, y otra con fuerza centripeta, a ver en cuál estarían mejor. Creo que es un caso similar.

  7. Saludos terrícolas.

    Pues mi mundo es un disco que descansa sobre los lomos de 4 elefantes, que permanecen de pie sobre una gigantesca tortuga, Gran A’Tuin. Y por el borde el disco se derrama el agua del Mar Circular:

    http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2015-03-14/fisica-mundodisco-terry-pratchett-ciencia_728236/

    Debe ser que la masa de los paquidermos y la tortuga es tan grande que hace que la gravedad sea vertical en todos los puntos del disco.

    O esta sería una explicación estupenda que podrían utilizar los “terraplanistas” ;).

    Sirva esto de nota de humor y homenaje al gran Terry Pratchett, cerca del aniversario de su fallecimiento.

    Y gracias a ti Jordi, que te sigo dentro y fuera del blog, desde hace tiempo, por acercar la ciencia a los profanos de un modo muy ameno y cuasi-entendible, las partes relativistas no las termino de captar, será que mi cerebro no da para más :(.

  8. Porqué crees en una tierra esférica o plana si nunca la hemos visto??.Primero que todo, aún no encuentro una foto verdadera de la tierra en google desde el espacio y segundo las fotos existentes son todas distintas… que crees tú??

Deja un comentario