¿Qué es el Gran Atractor?

Si estás pasando el rato leyendo sobre los misterios del espacio y de repente te topas con algo llamado “el Gran Atractor“, seguramente no te vendrá nada bueno a la cabeza. En este universo en el que una de las cosas más terroríficas que hemos descubierto es que los agujeros negros existen, la idea de ser atraídos hacia algún otro lugar que no sea nuestro sol y en la medida justa para mantener una órbita estable a su alrededor no nos hace mucha gracia.

Es posible que por eso muchos me hayáis escrito preguntándome qué es ese “Gran Atractor“, tal vez con la esperanza de que os diga que todo va a ir bien, que es nuestro amigo y que nos está conduciendo hacia un lugar maravilloso. Y, aunque es verdad que el “Gran Atractor” no nos va a regalar caramelos, lo cierto es que tampoco nos va a destruir.

Deja de andarte por las ramas como si todo el mundo supiera de qué estás hablando y ve al grano.

Tienes razón, voz cursiva. Primero, pongamos un poco de contexto al asunto.

En la década de 1970, los astrónomos estaban estudiando la recién descubierta radiación de fondo de microondas, una señal de radio muy uniforme que llega hasta nosotros desde todas las direcciones del espacio. Se puede pensar en esta señal como un débil brillo que ilumina todo el cielo por igual, pero que no podemos ver porque nuestros ojos no son capaces de detectar este tipo de radiación electromagnética. O sea, que la existencia de este brillo se descubrió utilizando instrumentos que sí que pueden “ver” las ondas de radio: los radiotelescopios.

Como mencionaba en esta otra entrada (y explico con más detalle en mi libro “El universo en una taza de café“, guiño, guiño) esta radiación electromagnética es la luz que fue liberada en la época en la que el universo se volvió transparente, unos 300.000 años después de su formación. Durante todo este tiempo la expansión del espacio ha estado estirando estos rayos de luz, alargando su longitud de onda hasta convertirla en ondas de radio.

Como la radiación electromagnética tiene cierta energía, esta radiación que inunda el universo se mide en función de la temperatura que otorga al espacio que atraviesa, que no está completamente vacío. Y lo curioso es que, miremos en la dirección en la que miremos, siempre obtenemos el mismo resultado cuando medimos la temperatura de cualquier punto del cielo: 2,72ºC por encima del cero absoluto (de -273,15ºC).

A primera vista parece que esta radiación nos llega de manera increíblemente uniforme desde todos los rincones del cielo. Pero, si se observa con instrumentos que tengan la sensibilidad suficiente, se puede ver que el mapa de la radiación de fondo de microondas presenta puntos donde el espacio está ligeramente más frío o caliente. Es una diferencia minúscula, del orden de millonésimas de grado, pero indica que el universo no era perfectamente uniforme en el momento en que emitió toda esa radiación.

Mapa de la radiación de fondo de microondas. Tened en cuenta que se trata de la superficie interior de una esfera (todo el cielo) proyectada sobre un plano en dos dimensiones. (Fuente)

Pero el estudio de la radiación de fondo de microondas nos puede proporcionar aun más información.

Después de analizar los datos con más profundidad, se observó que la distribución de la temperatura en la radiación de fondo de microondas escondía algo más: la radiación electromagnética que llega desde una mitad del cielo es un poco más energética que la de la otra mitad o, lo que es lo mismo, tiene una longitud de onda ligeramente inferior.

El mapa queda algo así cuando se quita la influencia de todo lo demás. (Fuente)

Y esta es una observación interesante porque, como explicaba en esta otra entrada sobre el Big Bang, cuando te desplazas a una velocidad considerable (del orden de kilómetros por segundo), la luz de los objetos hacia los que te diriges te parecerá más azulada y aquellos de los que te alejas te parecerán más rojizos. Explico con más detalle este efecto en la entrada que he mencionado, pero la causa de este fenómeno es la misma que hace que el sonido de una ambulancia nos parezca más agudo cuando se acerca hacia nosotros y más grave cuando se aleja.

De la misma manera, que esa radiación tan uniforme esté comprimida en una zona del cielo y estirada en la otra sólo puede significar que nos estamos moviendo por el espacio en la dirección en la que las ondas se comprimen.

Pero había un problemilla.

Se sabía que la Tierra se mueve alrededor del sol a unos 30 kilómetros por segundo y que el sol da vueltas alrededor del núcleo galáctico a otros 200 km/s. Pero, cuando los astrónomos analizaron el mapa de fondo de microondas, vieron que la distorsión que estaba sufriendo la radiación electromagnética se correspondía con lo que veríamos si nos estuviéramos moviendo a una velocidad de 600 km/s en la dirección contrario al movimiento del sol alrededor de la galaxia. Sabiendo que ni el movimiento de la Tierra ni el del sol son responsables de este efecto, sólo había una conclusión posible: que sea la Vía Láctea la que se está moviendo a esa velocidad y en esa misma dirección, arrastrándonos con ella.

Pero que una galaxia se mueva no es nada raro, ¿no?

No, no, para nada. De hecho, la Vía Láctea forma parte de un grupo de unas 54 galaxias que ocupan un espacio de unos 10 millones de años luz, llamado el Grupo Local. Todas estas galaxias se mueven alrededor de un centro de gravedad común que está en algún punto entre nuestra galaxia y la galaxia de Andrómeda… Y, de hecho, la Vía Láctea y Andrómeda se están acercando entre sí a unos 110 km/s y chocarán dentro de unos 4.000 millones de años.

A su vez, el Grupo Local está unido gravitacionalmente a otros grupos de galaxias que se mueven alrededor de un centro de gravedad que comparten con nosotros, formando el llamado Cúmulo de Virgo, que contiene unas 1.500 galaxias.

Y, cuando los astrónomos empezaron a analizar el la velocidad de todas las galaxias que nos rodean y la dirección en la que se mueven, se dieron cuenta de que estaba pasando algo raro: nuestro Grupo Local, el Cúmulo de Virgo y sus alrededores se están moviendo por el espacio en la misma dirección que nosotros. Y a la región del cielo hacia todos estamos siendo arrastrados se le llama el Gran Atractor.

¿¡Pero qué hay en ese lugar!?

Ese es el problema: resulta que, desde la superficie de la Tierra, la región del espacio hacia la que nos dirigimos junto con el resto de galaxias está tapada en el cielo por el halo de nuestra propia galaxia de manera que, hasta hace poco, su denso disco de estrellas y polvo nos impedía ver qué había más allá.

La flecha azul de la parte inferior derecha señala la localización en el cielo del Gran Atractor. (Fuente)

En 1986 no existía una tecnología que permitiera ver a través de nuestra galaxia, pero estimó que el Gran Atractor debería encontrarse a una distancia de entre 150 y 250 millones de años luz y tener una masa de unas 10.000 galaxias como Andrómeda (o unas 18.000 Vías Lácteas).

Pero, por suerte, la tecnología ha avanzado.

Es muy difícil analizar el cielo en busca de luz visible más allá del disco brillante de nuestra propia galaxia porque, por un lado, en nuestra galaxia hay un montón de polvo interestelar que bloquea la luz de los objetos que tiene detrás y, por otro, hay tantas estrellas emitiendo luz visible que se sobreponen al brillo de cualquier cosa que tengan detrás.

Pero no todos los tipos de radiación electromagnética se comportan de la misma manera  y, aunque la luz visible no pueda atravesar las nubes de gas y polvo, sí que pueden hacerlo los rayos X. Además, como las estrellas prácticamente no emiten radiación en esta longitud de onda (sólo los fenómenos muy energéticos lo hacen), el brillo de nuestra galaxia es mucho menos intenso en una imagen tomada en rayos X.

Total, que el análisis de la zona del Gran Atractor en rayos-X reveló que en esa misma dirección existe un gigantesco cúmulo de galaxias aún más lejano, a 650 millones de años luz de distancia, que tiene una masa equivalente a unas 10.000 Vías Lácteas. A este grupo de galaxias se le bautizó como el supercúmulo de Shapley y es el más masivo de los cúmulos de galaxias conocidos.

Pero no decías que el Gran Atractor tenía una masa de…

Ya, ya, pero es que el estudio en rayos-X del cielo también reveló que a entre 150 y 250 millones de kilómetros, alrededor de donde debería estar el Gran Atractor, el único rasgo llamativo que hay es un cúmulo de galaxias unas 1.000 veces más masivo que la Vía Láctea que se bautizó con el nombre de Cúmulo de Norma. Aunque tiene una masa respetable, es 10 veces menos masivo que el supercúmulo de Shapley.

El análisis de los datos obtenidos sugiere que sólo el 44% de la aceleración que sufre nuestra galaxia en esta dirección es el resultado del tirón gravitatorio de las galaxias que se encuentran en los alrededores del Gran Atractor y que lo que realmente está tirando de todo nuestro vecindario cósmico es el supercúmulo de Shapley, que se encuentra en la misma dirección, pero más lejos. De hecho, incluso la masa que hay alrededor del Gran Atractor se está moviendo hacia este cúmulo de galaxias gigante.

En una imagen, la situación queda más o menos así:

¿Entonces ya está? ¿Resulta que una región del espacio con un nombre tan dramático no era más que unas cuantas galaxias que ni siquiera son lo que están tirando de nosotros con más fuerza en esa dirección?

Eso parece, voz cursiva.

Pues vaya chasco.

Para gustos colores. Oye, ¿sabes lo que no es un chasco?

Afff… La publicidad de tu puñetero libro… El universo en una taz

¡No! ¡Hoy cambio de publicidad!

Si sois lectores de Ciencia de Sofá, es posible que os interese la estupenda oferta que National Geographic tiene para vosotros. Si queréis más información, la explico con más detalle en la entrada a la que accederéis haciendo click sobre la siguiente imagen:

19 pensamientos en “¿Qué es el Gran Atractor?”

  1. ¡Hola! Muy interesante este artículo, desconocía lo del Gran Atractor.

    Me asalta una pregunta que nada tiene que ver con este texto: ¿qué pasaría si la Tierra rotara a la velocidad de la luz? ¿Y si se trasladara alrededor del Sol a esa misma velocidad?

    Gracias y nunca dejes de escribir 🙂

  2. Hola Jordi, tengo una pregunta que quizá es muy tonta:
    El desplazamiento hacia el rojo y el azul lo entiendo cuando nos movemos en relación a algo concreto (entre nosotros y otra estrella, nosotros y otra galaxia…)
    Lo que no entiendo es en relación a qué nos movemos. Entiendo que veamos el supercúmulo con corrimiento hacia el azul, pero no entiendo ese efecto sobre el fondo de microondas. Nos movemos hacia la izquierda, pero cuál es el punto de referencia? Quien me dice que a la vez no me muevo hacia la derecha atraído por otro cúmulo más grande?
    Eso significa que sé la velocidad absoluta a la que me muevo? Es posible quedarse “quieto” en el universo?
    Yo creía que no había una referencia fija de movimiento…

  3. La gran duda es: Gran atractor o Expancion hacia el infinito?, El gran atractor funcionaria como un super agujero negro (de solo materia barionica, menos del 4% del total), porque todabia no sabemos que pasa con la materia y energia oscura en agujeros negros, y la expansion acelerada del espaciotiempo que terminaria “disgregando” la materia.
    En realidad, ambas posibilidades no satisfacen la “aparente realidad” de un fin.

  4. Hay una errata en

    bién reveló que a entre 150 y 250 millones de kilómetros, en los alrededores de donde debería estar el Gran Atractor, el único rasgo llamativo que

  5. Pues no se si termino de entender el mapa. Si dices que el cúmulo de Shapley esta “en la misma dirección, pero más lejos” que el gran atractor ¿como aparecen en lugares tan distantes? ¿No deberían estar, más o menos, superpuestos?

  6. Hay una cosa que no entiendo. Nos movemos hacia el gran atractor o estamos orbitando al gran atractor? Si la interacción gravitatoria provoca que los objetos describan orbitas hacia un centro de masas común, lo que hace que nos movamos hacia el gran atractor no deberia ser otro objeto?

  7. Buenos días a todos, fabuloso el artículo y su información. Cada día me veo más pequeñito…..
    Lo que más me sorprende es cómo la fotografía del mapa de la radiación electromagnética ya “limpia”, se parece a la típica imagen del taoísmo que representa el ying yan.
    Saludos cordiales.

  8. ¿Cómo es que andrómeda y la vía lactea van a chocar?

    Creo que el universo está en un crecimiento acelerado y que las galaxias se alejan unas de otras más rápido que la velocidad de la luz

    ¿Pq se dice que van a chocar estas dos galaxias?

    Y podías hacer un artículo sobre la desintegración del protón. Leí que están estudiando (creo que en el ICE CUBE) la desintegración de los protones pq se piensa que la vida media de un protón es mayor a la vida del universo

    ¿Por qué piensan que los protones se desintegran?

    Es que intenté entenderlo leyendo algún artículo y no tengo ni idea como llegan a esas conclusiones

  9. Es curioso el leer sobre este tipo de cosas, desconocía totalmente la existencia del gran atractor y como dice alguien en uno de los comentarios, cada que leo sobre esto veo mi existencia cada vez más pequeña, o bien, casi absurda frente a tal inmensidad… y saber que en lo micro también encontramos otros millones de universos.
    Gracias por los aportes.
    Tenés una forma de redactar que hace que la lectura sea muy amena.

    Si pueden compartir bibliografías sobre astronomía, les agradecería mucho: danielbmxkk@gmail.com También tengo algunos PDFs que pueden ser de interés.
    Saludos desde Colombia.

  10. Estupendo artículo y además súper sencillo de impresor, después de leer como cantidad de estudios que me dejaron peor que al principio, el libro de la taza de café está a la venta en México? Saludos!

Deja un comentario