Archivo de la categoría: Patrañas

Patrañas (XIV): ¿Tienen los zahoríes algún don especial que les permite encontrar agua?

Hacía tiempo que tenía la sección de Patrañas abandonada, así que creo que es buena idea retomarla con una práctica por la que me habéis preguntado varias veces: el zahorismo.

A los zahoríes se les atribuyen muchas habilidades como, por ejemplo, la de encontrar objetos perdidos o tesoros enterrados, pero a la mayoría de vosotros os sonarán como esa gente que presuntamente es capaz de encontrar agua subterránea con la ayuda de un “don” especial y dos varillas de metal que sujeta en sus manos y le guían mientras pasea por el campo. Si las varillas no os resultan familiares, puede que os suene algún otro de los instrumentos que utilizan (y que también reaccionan ante el más mínimo movimiento):

(Fuente)

¡Vaya! ¿Y cómo puede “la ciencia” explicar que haya gente que sabe detectar agua bajo tierra sin ayuda de la tecnología? Jaque mate “oficialistas”.

Para el carro, voz cursiva. La gente que cree en la utilidad de este método proporciona varias explicaciones: hay quién sostiene que los zahoríes simplemente han nacido con un don que les permite detectar algún tipo de radiación misteriosa que emite el agua e incluso hubo quién postuló que bajo la superficie terrestre existe una red de “líneas energéticas” que sólo los zahoríes pueden percibir (una idea que se merece una entrada de patrañas para ella sola).

Pero todas estas interpretaciones cometen el mismo error: asumen que los zahoríes realmente son capaces de encontrar agua mediante algún tipo de mecanismo extraordinario que tiene una causa desconocida. Y es muy importante tener esto en cuenta porque, como imaginaréis, intentar desentrañar un misterio con explicaciones enrevesadas no nos va a llevar a ningún lado si el misterio sólo existe dentro de nuestras cabezas.
Seguir leyendo Patrañas (XIV): ¿Tienen los zahoríes algún don especial que les permite encontrar agua?

Patrañas (XIII): Los círculos en los campos de cultivo

Tenía algo abandonada la sección de Patrañas, pero Javi Chino me recordó hace poco a través de Facebook la existencia de los círculos en los campos de cultivo y que mucha gente defiende que estos dibujos tienen origen extraterrestre, así que hoy toca repasar por encima la historia de estos dibujos y sus características. Luego decidiremos si la hipótesis de su origen extraterrestre explica mejor el fenómeno que su origen humano.

¿Cómo que luego decidiremos? ¿¡Cómo no van a ser obra de extraterrestres!?

Bueno, voz cursiva, es que para tomar una decisión informada, primero tienes que analizar todos los datos disponibles y a partir de ellos sacas tus conclusiones. No vale sacar una conclusión primero y después intentar ajustar los datos a tu idea según los vas encontrando, quedándote con los que apoyan tu hipótesis e ignorando los que no te convienen.

Pero antes, por si algún lector no sabe de qué va el tema, dejo por aquí una imagen de uno de esos “círculos” en los cultivos para refrescarle la memoria:

¿Hasta qué altura puede saltar un astronauta en la Luna?

Cada vez que comparto la entrada en la que hablo sobre por qué sabemos que el ser humano ha llegado a la Lunaaparece un lector (o, al menos, alguien que comenta la página de Facebook) en la sección de comentarios que me reta a desmentir lo que, según él, es la prueba que demuestra de una vez por todas que la llegada a la Luna fue un montaje.

Por desgracia, no pude leer su argumento hasta que, unas semanas más tarde, me mencionó en un comentario en el que anunciaba al mundo que hacía tiempo que me había enviado el reto, pero que yo no había tenido suficiente queso en mis enchiladas como para plantar cara a su teoría.

Los dinosaurios también tenían cáncer

Eh, Ciencia de Sofá, ¿sabes qué?

No, voz cursiva, dime.

El cáncer es una enfermedad moderna creada por el hombre y nunca antes había existido en este planeta.

El escepticómetro se acaba de explotar, pero te voy a dar el beneficio de la duda: ¿de dónde has sacado esta idea?

No me acuerdo bien… Diría que en algún blog con el fondo negro, las letras blancas y el 80% del texto escrito en mayúsculas que repetía mucho la palabra “verdad”.

Entonces creo que me veré obligado a discrepar.

En internet se pueden encontrar todo tipo de historias conspiranoicas sin fundamento que giran alrededor de cualquier tema relacionado con la salud. Este tipo de información es peligrosa porque es capaz de hacer que la gente tome decisiones terribles, como dejar de vacunar a sus hijos… Algo que puede tener consecuencias trágicas.

Pero hay una clase de charlatanes especialmente despreciable:  los que se dedican a inventar conspiraciones con las que asustan a los pacientes de cáncer que están desesperados, con el objetivo de alejarlos de la medicina y venderles sus “remedios alternativos” que no tienen fundamento alguno. ¿Cómo iban a vender un producto que no funciona, si no es con engaños?

Un tema que se repite con frecuencia en este tipo de conspiraciones es la idea de que el cáncer es un invento moderno o una enfermedad creada por el hombre así que hoy quería desmentir estas ideas y, de paso, hablar de algunas cosas que me han parecido interesantes.

En primer lugar, “cáncer” es el nombre genérico que se le da a un conjunto de más de 200 enfermedades que provocan la proliferación descontrolada de las células a las que afectan. 

Las células que nos componen no son inmortales, de modo que se tienen que reproducir por mitosis de manera constante para que nuestros cuerpos no se queden sin ellas. La mitosis es el proceso mediante el cual una célula hace una copia de sí misma, como podéis ver en este vídeo.

“Triton”, el invento que NO nos permitirá respirar bajo el agua

El mundo está lleno de personas que tienen muy buenas ideas pero pocos recursos para llevarlas a cabo. Pero ahora, gracias a portales de crowdfunding como Kickstarter o Indiegogo, esta gente tiene más posibilidades de recaudar el dinero que necesitan para sacar sus proyectos adelante. Aunque, claro, en estos mismos portales también se pueden encontrar ideas terribles, pero que están tan bien presentadas que sus autores terminan consiguiendo los fondos que necesitan para llevarlas a cabo.

Pero, por mucho que nos pueda fastidiar ver triunfar una mala idea mientras otras mucho mejores no llegan a recaudar el presupuesto necesario, hay una categoría de proyectos que hacen que la sangre te hierva con un vigor especial: los farsantes que presentan ideas muy atractivas en las que la gente está dispuesta a invertir mucho dinero, pero que no tienen el detalle de informar a sus mecenas de que esas ideas en las que están invirtiendo dinero son conceptos imposibles de realizar.

Y en esa categoría cae Triton, un aparato que, según el proyecto original de 2014, nos permitiría respirar bajo el agua como lo hacen los peces. Lo que están ofreciendo sus creadores son unas “branquias artificiales” que tendrían esta pinta…

Patrañas (XII): El triángulo de las Bermudas

Desde que empecé con la sección de “Respuestas” del blog he notado que, de vez en cuando, me llega alguna pregunta del estilo “¿qué está pasando en el Triángulo de las Bermudas?” o “¿qué es lo que hace que tantos barcos desaparezcan en el Triángulo de las Bermudas?”. Pero me parece curioso que no haber recibido aún una pregunta un poco distinta: ¿realmente ocurre algo raro en el Triángulo de las Bermudas?

Creo que vale la pena tratar el tema, porque es un buen ejemplo de que, antes de creernos una historia simplemente porque mucha gente habla de ella, es mejor revisar sus incoherencias e intentar verificar las fuentes originales de la información para ver si merece algún tipo de credibilidad.

Como referencia para el resto del artículo, en este mapa he marcado la zona normalmente referida cuando se habla del Triángulo de las Bermudas, aunque parece que nadie acaba de ponerse de acuerdo del todo sobre la localización exacta de los vértices del triángulo opuestos a las islas Bermudas.

¿Es posible la fusión fría?

Los inventos que podrían revolucionar el paradigma energético suelen despertar mucho interés, por lo que son muy susceptibles a ser mal interpretados por la prensa o a formar parte del guión de alguna de las incontables teorías conspiratorias que circulan por internet.

Teniendo en cuenta que últimamente se habla bastante de generadores de fusión nuclear como solución a nuestras crecientes necesidades energéticas, no es de extrañar que me estéis mandando algunos mensajes preguntando por la llamada fusión fría. ¿Es posible la fusión fría? ¿De verdad hay máquinas capaces de producirla?

…Y, más importante aún, ¿qué es la fusión fría?

Sí, claro, gracias, voz cursiva. Vamos a echarle un vistazo al tema.

Una tecnología alimentada por la fusión nuclear tendría el potencial de generar una cantidad de energía tremenda a partir de una cantidad mínima de combustible: la fusión de un kilo hidrógeno para formar helio libera más energía que 10 millones de kilos de combustibles fósiles.

(Fuente)

El concepto es estupendo pero, por desgracia, como comentaba en este artículo que escribí para El Confidencial, hasta ahora no se ha conseguido que ninguna reacción de fusión nuclear que genere más energía de la que se invierte en producirla… Y, a día de hoy, la reacción que se ha podido mantener estable durante más tiempo sólo ha durado 30 segundos.

Así que, de momento, el panorama no es muy esperanzador, pero tampoco es de extrañar: fusionar átomos es un percalazo.
Seguir leyendo ¿Es posible la fusión fría?

Las veces que hemos creído ver señales de vida en Marte

El otro día la NASA anunciaba que se han encontrado indicios de que hay agua salada fluyendo por las laderas de unas montañas marcianas cuando las temperaturas suben. Pero hay que hacer un apunte: es agua salada en el sentido de que contiene sales pero, aunque este tipo de sales las algunos tipos de bacterias las aprovechan para sobrevivir aquí en la Tierra, son tóxicas para los seres humanos. O sea, que nada que ver con la sal que usamos en la comida o que está en el mar.

De todas maneras, se trata de un descubrimiento importante porque por fin tenemos señales de que existe algún indicio de actividad hidrológica en el planeta rojo. Como explicaba en esta entrada sobre cómo las mareas pudieron posibilitar la vida en la Tierra, que haya agua moviéndose por la superficie marciana es una buena señal para la vida… Aunque, pensándolo mejor, el agua que se ha encontrado en Marte tampoco se mueve demasiado (ha sido más bien una excusa para enlazar una entrada antigua).

Fuente: NASA/JPL/University of Arizona

Espera, espera. A mí me suena que ya sabíamos que existe agua en Marte. ¿A qué viene todo este revuelo?
Seguir leyendo Las veces que hemos creído ver señales de vida en Marte

Explicaciones naturales a fenómenos paranormales

Hace casi un mes publiqué otro artículo en la sección Teknautas de El Confidencial en el que hablaba sobre fenómenos naturales que provocan “sensaciones fantasmagóricas” y se me olvidó colgarlo aquí. Resonancia, infrasonidos, nuestra propia mente… Muchas cosas nos pueden jugar malas pasadas sensoriales y, si no tenemos conocimiento de ellas, podemos calificarlas rápidamente como experiencias sobrenaturales.

Aclararé antes que el título tan tajante del artículo no lo puse yo, que parece que en los comentarios a más de un believer le ha tocado la moral. Podéis acceder al artículo haciendo click sobre la siguiente imagen en la que muy claramente aparece un fantasma:

¿Por qué se dice que “el alma pesa 21 gramos”? ¿Tiene algún sentido esta cifra?

Hace un tiempo Alfonso CS me preguntó si de verdad el alma pesa 21 gramos. Se trata de un dato que todos hemos escuchado alguna vez e incluso alguna película la adoptado en su título pero, ¿por qué 21 gramos?

Antes de empezar, aclaro una cosa: no voy a entrar en el debate de si existe o no el alma. El objetivo del artículo es ver de dónde sale esta cifra y si, en este caso concreto, la persona que la “descubrió” encontró realmente una evidencia de que existe. Así que pongámonos manos a la obra.

Advertencia: no suele pasar mucho en este blog, pero la entrada de hoy no contiene imágenes. De todas maneras, me parece que la historia es suficientemente interesante como para mantener la atención del lector hasta el final.

La historia empieza en 1907 de la mano de Duncan McDougall, un médico que publicó un artículo titulado “Hypothesis concerning soul substance together with experimental evidence of the existence of such substance” (Hipótesis relativa a la sustancia del alma junto con evidencia experimental de la existencia de tal sustancia). En este artículo describe cómo colocó varios pacientes moribundos sobre una báscula con el objetivo de medir si en el momento de su fallecimiento la báscula marcaba un peso diferente. En su opinión, si la masa de la persona disminuía en el instante de su muerte podía tratarse de una evidencia de que el alma acababa de escapar de su cuerpo. Siempre y cuando, como él mismo dijo, pudiera encontrar ninguna otra explicación racional.
Seguir leyendo ¿Por qué se dice que “el alma pesa 21 gramos”? ¿Tiene algún sentido esta cifra?