Archivo de la categoría: Animales extraños

El curioso aislamiento evolutivo de la cima del Monte Roraima

Sobre una planicie a 2.810 metros de altura, en la frontera entre Brasil, Venezuela y Guyana, se encuentra el monte Roraima: una meseta de 31 kilómetros cuadrados de superficie, rodeada de acantilados verticales de 400 metros de caída… Y sobre la que ya había hablado hace más de dos años en este blog, pero considero que me traté el tema tanto por encima que merecía la pena rescatar esa entrada y reescribirla por completo.

El único punto de acceso a la cima que no requiere súper poderes está en la frontera Venezolana, una especie de pendiente llena de vegetación que recorre una parte de los acantilados hasta su cima y que permitió al explorador Sir Everard Im Thurn llegar a la cima por primera vez en 1884. Eso sí: el lugar había sido descubierto mucho antes, en 1596, por Sir Walter Raleigh, pero vio de lejos las paredes verticales y decidió que tampoco tenía sentía una urgencia extrema por explorar la cima.

El misterio de las salamandras extremadamente tóxicas

Después de que durante varios meses me insistierais en que debería probar de hacer vídeos, de un vídeo de prueba con el que me motivé demasiado e invertí una cantidad de tiempo desproporcionada para al final dejé a medio hacer porque no quedaba bien,  de comprar aparatos decentes para grabar y tener problemas con el micrófono durante una semana… Aquí tenéis por fin lo solicitado.

El vídeo trata sobre las salamandras de piel rugosa, una especie de salamandra que contiene unas concentraciones altísimas de tetrodotoxina en su piel, suficiente para matar a una docena de seres humanos. ¿Para qué quiere tanto veneno un animal que no tiene depredadores tan grandes? La explicación podría no ser la que está más aceptada. En fin, espero que os guste el vídeo. Prometo que en el futuro los haré más cortos y estarán mejor editados.

 

ACTUALIZACIÓN [01/08/2015]: Muchas gracias a todos por el feedback. Vistos los comentarios, quería hacer una aclaración: no pienso dejar de escribir los textos de siempre.

Iré haciendo algún vídeo de vez en cuando para ver qué acogida tienen (no sólo entre los lectores actuales, sino también entre un público potencialmente nuevo) a medida que vaya aprendiendo a grabarlos y editarlos mejor, pero no para sustituir lo que llevo haciendo hasta ahora, sino como un añadido para dar variedad.

¡Muchas gracias por seguir Ciencia de Sofá!

“Estrellas (de mar) emplumadas”

Los crinoideos (del griego krinon, “lirio”, y eidos, “forma”) son unos animales que viven a profundidades de hasta 6.000 metros. Mientras algunas de las especies pasan la vida ancladas al fondo marino, la mayoría no sufren la condena de permanecer pegadas al suelo para siempre y, al alcanzar la madurez, empiezan a nadar.

En el siguiente vídeo se puede ver por qué se les llama también “estrellas emplumadas”.

Híbridos: mulas, camas, ligres y tigones.

Los seres humanos llevamos mucho tiempo mezclando la información genética de las especies que nos rodean desde que aprendimos a domesticar animales.

Basta con ver el caso de los perros: todos ellos provienen de los lobos, aunque hoy en día el aspecto de la mayoría de ellos dista bastante del de este animal. Después de domesticarlos, empezamos a seleccionar aquellos que tenían ciertos atributos valiosos (los más grandes, los de mejor olfato, los más ágiles) y juntarlos para que criaran con el objetivo de potenciar esas cualidades, consiguiendo unos mejores compañeros de caza o guardianes que nos protegieran por la noche…

…Hasta que, en el siglo XIX, la aristocracia, que no necesitaba que nadie les echara una mano para conseguir comida, instauró una nueva moda: juntar los perros con algunas características estéticas concretas (los más pequeños, los más rechonchos, los más peludos) y dejar que criaran para marcarlas cada vez más con el paso de las generaciones. Estos animales ya no tenían ninguna utilidad práctica más que satisfacer la curiosidad de sus dueños.

O a lo mejor sus planes eran más siniestros. (Fuente)

¿Por qué las libélulas eran más grandes en el pasado?

Meganisoptero es el nombre del género de animales que precedieron a las libélulas que hoy en día surcan nuestros ciel… Bueno, que vuelan bastante cerca de la superficie de nuestro planeta. Aunque los bisabuelos de nuestras libélulas contaban con leves diferencias con las actuales como, por ejemplo, que casi tenían el tamaño de gaviotas.

  (Fuente)
Sí, vale, os acabo de enseñar una maqueta del animal, pero no me estoy inventando nada, en serio: los taxonomistas no usan el prefijo “mega” a la ligera cuando quieren ponerle nombre a un animal nuevo.
Las libélulas pertenecen al infraorden de los anisópteros, un término que puede traducirse descomponiendo la palabra en an (=no), iso (=igual), pteros (=alas), en referencia a la manera de volar de estos insectos. En este vídeo a cámara lenta veréis a qué me refiero.
Seguir leyendo ¿Por qué las libélulas eran más grandes en el pasado?

Pez remo

El pez remo vive a entre 200 y 1.000 metros de profundidad y puede llegar a medir 11 metros de longitud. Con este tamaño y su forma alargada, es probable que algunas leyendas antiguas sobre serpientes marinas gigantes tuvieran su origen en estos peces inofensivos que se alimentan de zooplancton, crustáceos, medusas y calamares.

El ejemplar del vídeo de hoy, en concreto, mide entre 5 y 10 metros de longitud, según las estimaciones del narrador. Aunque la grabación no sea precisamente de calidad HD, es importante porque es el primer registro de un pez remo en buen estado de salud en su hábitat natural. Debido a la profundidad a la que viven estos animales, los únicos avistamientos suelen ser de especímenes muy enfermos o muertos que terminan varados en la playa.Cabe mencionar como algo interesante en particular el minuto 1:40, en el que el pez se mueve provocando ondulaciones en sus aletas dorsales.

www.youtube.com/watch?v=lvRqqwBoyx8

Stygiomedusa

Una medusa de la especie Stygiomedusa gigantea (cuyo nombre proviene de Estix o Estigia, en referencia al río que separaba la tierra y el mundo de los muertos en la mitología griega) fue grabada en vídeo en el golfo de México mientras estaba sujeta a un pilar de una plataforma petrolífera. Sus largos tentáculos son capaces de adherirse a potenciales presas, así que probablemente quedó pegada a la estructura metálica como acto reflejo.

La cabeza de estas medusas puede medir alrededor de 1.4 metros de diámetro y la longitud de sus tentáculos se estima en unos 10 metros, aunque no están basados en una variedad muy grande de datos porque sólo se han producido 17 avistamientos de esta especie en 110 años. Pese a su inmenso tamaño, esta medusa no produce ninguna toxina y se cree que atrapa a sus presas rodeándolas con sus tentáculos para luego digerirlas en unos canales que contienen en su interior.

https://www.youtube.com/watch?v=sLGkBnw6X6U

Calamares titiriteros

Hoy traemos uno de los pocos documentos gráficos existentes de calamares gigantes, grabado a casi 2.400 metros de profundidad por un vehículo teledirigido de la compañía petrolífera Shell. Se trata de la especie magnapinna, moles marinas que pueden medir hasta 7 metros de longitud.

Estos colosos tienen unas aletas muchísimo más grandes en proporción que las del resto de calamares, pero lo que más los caracteriza es su comportamiento: dejan sus tentáculos colgando en un ángulo de 90 grados mientras permanecen estáticos en el mar. No se sabe muy bien el por qué de esta estrategia, pero los investigadores que lo estudian sospechan que podría usar sus tentáculos para recorrer la superficie oceánica en busca de comida o simplemente como trampas esperando a que algún pez choque contra ellos para atraparlo.

https://www.youtube.com/watch?v=IPRPnQ-dUSo

Vida bajo el hielo

Volvemos a zambullirnos bajo el hielo antártico para ver cómo una foca muerta atrae a una inmensa cantidad de carroñeras (sí, sí, carroñeras) estrellas de mar y gusanos marinos del género nemertea. Las frías aguas ralentizan el metabolismo de los animales que las habitan, disparando tanto la edad que pueden alcanzar como su tamaño. Las estrellas de mar del vídeo pueden vivir hasta 100 años y los gusanos llegan a medir unos 2 metros de largo, aunque el gusano marino más largo registrado medía 54 metros de longitud, lo que lo convierte en el animal más largo del que se tiene constancia.

En el vídeo, los gusanos se comen la foca fácilmente porque son capaces de atravesar su piel, pero a las estrellas de mar les cuesta mucho trabajo porque para alimentarse tienen que sacar su estómago hacia afuera y dejar que el ácido disuelva lentamente la carne, para luego absorber la disolución. Nunca hubiéramos pensado esto de vosotras, estrellas de mar.

https://www.youtube.com/watch?v=HG17TsgV_qI

Ranas congeladas

Poder congelarnos y despertar años después es una de nuestras aspiraciones actuales como seres humanos, ya sea por el puro miedo a la muerte o para prepararnos para largos viajes interestelares con la finalidad de explorar el universo personalmente. Pero hay un problema: congelarnos es sinónimo matarnos.

Aunque nuestra especie tolera bastante bien el calor, el frío no es nuestro punto fuerte, pero hay organismos que han desarrollado curiosas adaptaciones a entornos gélidos. Los animales terrestres que viven en climas extremadamente fríos están cubiertos de gruesos pelajes o plumajes, como es el caso de los osos polares o pingüinos. Los mamíferos marinos, como las morsas, están protegidos por una capa de grasa y los peces tienen agentes anticongelantes en la sangre. Todas estas mejoras tienen un mismo objetivo: protegerse del frío.

Vamos a hablar de esta rana congelada y rígida como una piedra, pero que no está muerta.

Pese a que todos ellos son buenos evitando ser congelados, existe un anfibio se deja sucumbir al frío y, aún así, sobrevive. La rana de bosque norteamericana (lithobates selvaticus) sigue una estrategia diferente: deja que se congele hasta el 65% de su contenido en agua de su cuerpo durante el invierno, para luego volver a descongelarse cuando vuelven las temperaturas más agradables y seguir su vida tranquilamente.

Durante las semanas que pasan congeladas, tanto sus pulmones como su corazón dejan de funcionar y su metabolismo se ralentiza hasta el más mínimo de los mínimos. Por si esto fuera poco, durante una misma temporada pueden congelarse y descongelarse varias veces.

El siguiente paso es preguntarse: ¿Cómo demonios hacen esto?

Cuando el agua se convierte en hielo, se expande. Si el agua está metida en un recipiente, el hielo lo presionará hacia afuera a medida que el líquido se congela y, si el recipiente no es suficientemente fuerte, cederá a la presión y se romperá. Por eso revientan las cervezas en la nevera.

El caso de las células es similar al de las cervezas que pasan demasiado tiempo en el congelador: si el agua en su interior se congela por completo, ésta se expande y rompe la membrana celular (a). Pero también puede pasar que no toda el agua se congele en el interior de la célula (b), aunque este proceso la conducirá a la muerte de todas maneras. Las células necesitan una cantidad de agua líquida determinada para mantenerse vivas así que, si parte de ésta se congela deja de estar disponible para ser utilizada, la célula terminará muriendo por deshidratación.

Las ranas de bosque norteamericanas han adoptado una estrategia curiosa para combatir este efecto: su cuerpo tiene grandes concentraciones de urea y glucosa que, mezclados con el agua, bajan su punto de congelación e impiden que se formen grandes cristales de hielo.

De esta manera, el estrés sufrido por las células se minimiza y las células pueden soportar las bajísimas temperaturas.

Y ahora diréis,

¡Pero si has dicho que hasta el 65% de su agua corporal se convierte en hielo y en la imagen de las células la cantidad es mínima! ¡Probablemente no llegue ni a un 1.2%!

Cuando la rana detecta temperaturas muy bajas, su cuerpo desplaza el agua que contienen sus órganos interiores y forma una especie de burbuja líquida alrededor de ellos. Este agua queda repartida en el espacio que hay entre las células, y no dentro de ellas, así que puede congelarse y expandirse un poco sin provocar muchos daños.

Dejamos un vídeo donde se puede ver la rana despertando de su letargo (minuto 1:40).

www.youtube.com/watch?v=UuhEHNey37Q